Josep Bosch (AD Parts): “La crisis nos recuerda que lo único que es constante es el cambio”

0
"Estoy convencido que en mayor o menor medida la distribución del recambio seguirá existiendo de manera similar en todas partes durante mucho tiempo y AD apuesta por ejercer en ella con la misma implicación y compromiso que hasta ahora, a ser posible con el partenariado de los mismos proveedores y dando el soporte completo a los talleres, que les ayude a mantener su actividad en el mantenimiento y la reparación de los automóviles o elementos de transporte, que existan en cada momento". Josep Bosch, presidente de AD Parts, desgrana en el último boletín informativo de AD International cómo intuye el futuro a medio y largo plazo del mercado de posventa.

“Querría hacer referencia a la crisis mundial que nos afecta, puesto que los ilustres profesores y no sé cuantas cosas más que intervinieron en nuestra convención [ver reportaje sobre la última convención anual de AD International en el número 55 de Autopos, la revista] dejaron muy preocupados a los asistentes. De entre todos los males, citaron los grandes desfases entre ingresos y gastos y en consecuencia el fuerte endeudamiento de familias, empresas, estados y también bancos, de muchos países, con el grave riesgo para todos, unos de no poder pagar y los otros de no poder cobrar y acompañarles también en la quiebra. También apuntaron la posibilidad de una fragmentación del actual mercado común con la consecuente salida de los países en peor situación como posible solución, aunque luego sus deudas, ahora ya de difícil cobro lo serían más aún. En ambos casos, parece que a algunos nos tocará malvivir durante muchos años para equilibrar el desfase contraído durante los últimos quince años de supuesta bonanza.

A todo ello le pusieron luego la cereza, como si de un pastel se tratara: la afectación en nuestra economía de los conflictos sociales en el norte de África, los problemas energéticos, la especulación en las materias primas, la globalización con la pertinente deslocalización de la industria básica en favor de las grandes concentraciones de mano de obra más barata y en consecuencia el declive de las economías occidentales y su incapacidad de cambiar la tendencia. A esta compleja situación mundial debemos de añadirle las dudas que creaba otro conferenciante, en terrenos mucho más próximos, el de la continuidad de nuestros negocios en el corto período de diez años, a consecuencia de los cambios tecnológicos y de los hábitos que se iban a producir en el entorno de la movilidad y el transporte, sugiriendo la necesidad y en previsión de que esto suceda, de un cambio estructural de nuestras empresas para atender otro tipo de negocio distinto del de ahora y así avanzarse a los acontecimientos.

Ante tan sombrías predicciones y con el futuro incierto a tenor de ellas, quizás lo primero que a uno se le ocurre es “pedir la cuenta”, apearse de todo este embrollo e irse lejos y solo. No obstante como persona con alguna experiencia querría apuntar alguna reflexión. Todas las crisis que he conocido forman parte del proceso básico de la vida misma, y ponen a prueba nuestra capacidad en: conocimientos, resistencia y reacción. Sirven para recordarnos que lo único que es constante es el cambio y este ha existido siempre. Al propio tiempo el cambio sirve para poner a prueba la habilidad que tienen los responsables, de motivar a sus gentes para que éstos se renueven y actúen, adaptándose rápido a las nuevas situaciones. Las ideas propias y la flexibilidad deben de prevalecer a la burocracia, a los procedimientos pero sobre todo a las predicciones, en especial de aquellos que cobran para hacerlas y luego no asumen ninguna responsabilidad ni quebranto.

Debo reconocer que en AD nos preocupan las crisis, en especial por lo que afecta a determinados grupos de la sociedad, pero en lo profesional no nos asustan, porque tenemos “ideas y flexibilidad” y su constante aplicación hasta hoy, nos ha situado en el primer lugar de la distribución. En nuestras empresas, todo el personal, con nuestros directivos al frente, hemos aceptado el reto de continuar avanzando con la misma prosperidad. Pensamos saber como hacerlo.

En los próximos años habrá más vehículos, algunos serán los que ahora mismo se están vendiendo, otros algo cambiados, las tecnologías van evolucionando. El parque cambia, pero lentamente. Habrá más híbridos, algunos eléctricos para circuitos urbanos y algunos con gas como combustible. No obstante el cambio, habrá necesidad de baterías de algún tipo, neumáticos, aceite, frenos, carrocería, pintura, iluminación, alguna versión de transmisión de fuerza del motor a las ruedas, algún tipo de escape, piezas de dirección y suspensión, algo que se ocupe del control del motor y también equipo de taller para efectuar las reparaciones. Este material seguro que buena parte de nuestros actuales proveedores podrán suministrarlo. Será como ahora o puede que algo distinto. Posiblemente el material, todo o en parte como ya sucede, se fabricará aquí o en otros países con costes menores y serán en mayoría los mismos proveedores, los que tengan ubicadas allí sus fábricas buscando un mejor precio o un mayor beneficio. Los países emergentes mejorarán sustancialmente su nivel de vida aumentando de manera considerable el consumo local y nosotros aquí deberemos aceptar y adaptarnos a lo que realmente nos corresponde por nuestros méritos, conocimientos y esfuerzo o sea competitividad, dependiendo del trabajo que elijamos.

Son los mismos ciclos de siempre con los consecuentes desplazamientos de prosperidad o pobreza, según la época y el lugar que nos toque vivir y que forzosamente deberemos de aceptar procurando adaptarnos lo mejor y más rápidamente posible”.

 

Josep Bosch es presidente de AD Parts.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.