Aumentan las ventas de piezas de desguaces: ¿qué dice la ley?

Los desguaces, en el Telediario

0
desguaces

El incremento de las ventas de recambios usados llegaba la semana pasada al informativo de Televisión Española. Según la noticia, la inflación y la crisis de suministro ha aumentado el interés por este tipo de productos -entre un diez y un quince por ciento según Teodoro López, propietario de Desguaces Limón, en Mejorada del Campo, Madrid-, pero hay que recordar que no todo vale. Y es que no todas las piezas que venden los centros autorizados de tratamiento se pueden montar en un vehículo -aunque en la práctica se venden-. De lo que dice la ley va este artículo.

La necesidad de reducir la factura del taller está animando a muchos reparadores a ‘tirar’ del mercado de recambios usados, aunque la tendencia podría ir a más como parte de la estrategia de los propios gobiernos europeos de potenciar la economía circular. De hecho, las propias marcas de coches están metiéndose de lleno en este negocio para intentar controlar toda la cadena de valor del recambio. Un buen ejemplo es el de Stellantis, que en 2020 decidió adquirir la plataforma portuguesa B-Parts, presente en más de 150 países y con un stock de más de 4,5 millones de piezas usadas gracias al acuerdo de la compañía con más de 90 desguaces de siete países (Portugal, España, Francia, Italia, Alemania, Países Bajos y Lituania).

Según la noticia publicada en el informativo de Televisión Española, el factor precio es el principal motivo para decantarse por este tipo de productos -pueden ser entre un cuarenta y un sesenta por ciento más baratos según los entrevistados-, siendo los retrovisores, repuestos de chapa y alternadores los productos estrella.

“El 80-85% de las piezas las tenemos comprobadas, limpias, referenciadas y bien colocadas”, comenta en la noticia Francisco Palomino, dueño de Desguaces Palomino, ubicado en la localidad madrileña de San Martín de la Vega, pero ¿es esto suficiente para vender recambios usados? ¿Qué dice la normativa?

Vídeo: Sube la demanda en los desguaces por la inflación

¿Qué dice la ley?

En relación a las piezas de desguace que se pueden o no vender -o montar- hay mucho dicho. ¿Pero se sabe realmente lo que dice la ley? Nos apoyamos en nuestra publicación hermana ‘La Comunidad del Taller’ para dar respuesta a ésta y a otras interrogantes.

Lo que dice la ley es básicamente que se pueden vender todo tipo de piezas de segunda mano en el desguace. Todo tipo es todo tipo. No así entre particulares, que desde 2017 la ley dice que cualquier pieza usada que no provenga de un desguace es ilegal: la venda un particular o un taller.

Los CAT (los desguaces de toda la vida) son los únicos autorizados para reutilizar y comercializar piezas y componentes de vehículos que previamente hayan causado baja definitiva en el Registro General de Vehículos de la DGT y hayan sido descontaminados.
Sin embargo, es curioso comprobar lo que dice la ley de talleres (1457/86) en su artículo 9.1C. Literalmente, “previa conformidad escrita del cliente, podrán utilizarse piezas usadas (…), siempre que el taller se responsabilice por escrito de que las piezas usadas se encuentran en buen estado (…) en los casos siguientes: por razón de urgencia justificada; por tratarse de elementos de modelos que se han dejado de fabricar y de figurar en las existencias normales de los almacenes de repuestos; por cualquier otra razón aceptada por el usuario”.

Se pueden vender pero no montar…

Hasta aquí sin sobresaltos. Lo curioso viene al finalizar el tercer ‘caso’, donde la ley aclara: “Siempre y cuando no afecte a elementos activos o conjuntos de los sistemas de frenado, suspensión y dirección del vehículo”. Este tipo de piezas sí se podrán vender, pero no se podrán montar en los talleres. La pregunta es clara: ¿y entonces por qué se venden?

Ninguna de las patronales implicadas en el asunto supo responder a esta pregunta de una forma taxativa. Cetraa, que es la de talleres, muy contenta con esta disposición no está, porque es fácil pensar que si en los talleres no se puede montar los que sí lo hagan sean los ilegales o los particulares. Ambos casos implican un grave peligro para la seguridad vial. Su interpretación de la ley (insisten en que es su interpretación, pero que puede haber otras) es que si estos recambios usados no se puede montar en el taller –los relativos a sistemas de frenos, suspensión y dirección- no se pueden tampoco vender.

Es muy evidente que los desguaces tienen otra lectura de la norma bien distinta, como así han explicado a este medio desde su patronal Aedra, remitiéndose a la norma, en la que se indica qué recambios no se pueden montar en el taller, sin referencia alguna a su venta en el desguace. Y razón tienen. Así que los venden. Ancera, patronal de recambistas, se mostraba también disconforme con la norma.

Mucha lógica no tiene…

Durante años, en Bruselas todas las partes implicadas han trabajado por medio de sus patronales en la ejecución de una lista en la que se definieran qué piezas eran de seguridad y por tanto se podían o no vender en un desguace. El objetivo era redactar un informe en el que apareciera cada uno de los recambios acompañados de un color: rojo, amarillo y verde. Igual que un semáforo. El rojo implicaba que estaría prohibida su venta; el amarillo que se podría vender siempre y cuando se hubiera rehabilitado adecuadamente la pieza; y el verde que no habría problema alguno para su venta en un desguace.

A la vista está que no han logrado ponerse de acuerdo y como consecuencia tenemos a día de hoy una ley sin demasiado sentido, con diferentes interpretaciones posibles, pero que en la práctica permite que se puedan vender todo tipo de piezas usadas, pudiendo montarse sólo algunas de ellas en los talleres. Mucha lógica no tiene. Si se ha legislado para que no se puedan montar piezas usadas en el taller será por algo. Por seguridad, es evidente. ¿Por qué sin embargo sí se pueden vender? Pues eso, descontrol.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.