Bosch apuesta por la inteligencia artificial y la conectividad

Para mejorar la eficiencia energética y combatir el coronavirus

0

Bosch cuenta con el AIoT, que aprovecha las posibilidades que ofrecen los datos, la inteligencia artificial (AI) y el Internet of Things (IoT) para beneficiar a las personas y al medio ambiente con soluciones técnicas. “Combinamos inteligencia artificial y conectividad para crear el AIoT, que nos ayuda a mejorar la eficiencia energética y a combatir el coronavirus”, explica Michael Bolle, miembro del Consejo de Administración de Bosch. “El AIoT ofrece un potencial enorme. Ya estamos liberando ese potencial y planificamos expandir nuestros esfuerzos en el futuro”. Bajo el lema Sustainable #LikeABosch, la compañía presenta soluciones inteligentes y sostenibles para la salud, la vida y la movilidad en la feria virtual de tecnología de consumo CES 2021.

Entre las innovaciones que Bosch presenta en la feria tecnológica se encuentra el primer sensor del mundo dotado de inteligencia artificial con autoaprendizaje para wearables y hearables para la monitorización de la actividad física. Dado que la AI se ejecuta en el sensor en sí (edge AI), ya no es necesaria una conexión a internet durante la sesión de ejercicio, lo que mejora la eficiencia energética y la privacidad de los datos.

Asimismo, la empresa presenta un sensor que mide factores como la calidad del aire y la humedad relativa, lo que proporciona información sobre la concentración de aerosoles en el aire, datos que se han vuelto especialmente importantes en la lucha contra el coronavirus. Las cámaras de seguridad de Bosch también pueden ayudar en la lucha contra el virus. Así, la AI permite que ejecuten una amplia gama de aplicaciones orientadas al cliente. Por ejemplo, una nueva solución de cámara con analítica inteligente de video integrada mide la temperatura corporal sin contacto, de forma anónima y con una alta precisión (con una desviación máxima de medio grado). Además, utilizando una solución de software para la plataforma de cámara abierta de la start-up de Bosch Security and Safety Things, estas cámaras pueden detectar si la cantidad de personas en una tienda cumple con las restricciones vigentes debido a la pandemia. Esta plataforma ha sido galardonada con el Premio a la Innovación CES 2021, lo que la convierte en una de las cuatro soluciones de Bosch distinguidas este año.

Otra novedad es un monitor portátil de hemoglobina que puede detectar la anemia mediante un escaneo dactilar. El dispositivo es especialmente adecuado para regiones que tienen un acceso insuficiente a la atención médica. Equipado con inteligencia artificial, el monitor proporciona un resultado en tan sólo 30 segundos, sin necesidad de análisis de laboratorio ni extracción de sangre.

Por su parte, Bosch ha desarrollado la prueba PCR de coronavirus en el dispositivo Bosch Vivalytic, que ahora ofrece resultados “todavía más rápidos”, como aseguran. Con ella, tanto laboratorios y ambulatorios como residencias de ancianos y hospitales pueden evaluar simultáneamente cinco muestras en 39 minutos. Gracias a su software mejorado, las muestras positivas se pueden detectar incluso en menos de 30 minutos. El desarrollo del sistema Vivalytic, que consta de un dispositivo de análisis y cartuchos de prueba, surgió de una prolongada colaboración entre la investigación corporativa y la ingeniería avanzada de Bosch, la filial Bosch Healthcare Solutions y el Hospital Robert Bosch.

Sustainable #LikeABosch

Un estudio publicado recientemente en Alemania por la consultora estratégica Accenture indica que el AIoT puede ir más allá de las aplicaciones de salud y ayudar también en la acción climática. El estudio señala que la digitalización integral en movilidad, fabricación y tecnología de edificación podría ayudar a que este país estuviera casi a la mitad de camino para alcanzar los objetivos de emisiones del Acuerdo de París.

Aquí es donde entra Bosch. Y es que su lema para el CES de este año, Sustainable #LikeABosch, expresa uno de los aspectos de la responsabilidad empresarial de la compañía. La última entrega de la campaña de imagen #LikeABosch muestra cómo cada persona puede contribuir a la protección del medio ambiente con productos sostenibles. De hecho, la propia empresa está predicando con el ejemplo: según cálculos internos, las 400 localizaciones que tiene Bosch en todo el mundo son neutras en carbono desde 2020. Tal y como aseguran, Bosch es la primera empresa industrial, operando a nivel mundial, en lograr emisiones netas cero de carbono con respecto a la energía que produce y la que obtiene externamente.

“El siguiente paso para Bosch es abordar las emisiones a lo largo de toda la cadena de valor, desde la adquisición hasta el uso del producto”, dice Bolle. En este sentido, Bosch es el primer proveedor automovilístico en unirse a la iniciativa Science Based Targets con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 de las actividades previas y posteriores a lo largo de la cadena de valor en un 15% para 2030. Asimismo, los logros de Bosch en acción climática también han recibido reconocimiento fuera de la empresa: la organización sin ánimo de lucro Carbon Disclosure Project (CDP) ha agregado a Bosch a su denominada “lista A”.

A través de su empresa asesora Bosch Climate Solutions, creada el año pasado, el gigante alemán comparte su experiencia como pionera en acción climática con otras compañías. La start-up de Bosch comercializa varias soluciones, incluida la plataforma de energía de Bosch basada en la nube, que aplica algoritmos inteligentes para reducir el consumo de energía de las máquinas y aumentar, de esta forma, la eficiencia de los procesos productivos. Así, Bosch ha implementado ya la plataforma en más de 100 localizaciones, contribuyendo a la mejora de la eficiencia energética, clave en los esfuerzos de la empresa por convertirse en neutra en carbono.

El camino a seguir es digital y sostenible

Para Bosch, la digitalización está allanando el camino hacia la sostenibilidad. “Queremos ser la empresa líder en AIoT en todas las áreas en las que operamos”, explica Bolle. Con el fin de mejorar la vida de las personas y ayudar a limitar el cambio climático, Bosch confía en la inteligencia artificial industrial, que les explica a las máquinas el mundo físico, en lugar de enseñarles cómo comportarse como personas. No obstante, esto requiere pautas éticas. Para establecerlas, Bosch ha elaborado un código de ética de AI que se centra en la idea de que los humanos siempre mantienen el control.

Además de mejorar la eficiencia energética en la fabricación, Bosch está agregando sistemáticamente conectividad a sus productos para edificación y movilidad para ayudar a los consumidores a ahorrar energía. Uno de ellos es un gestor de energía que la empresa ofrece para su uso en viviendas particulares. “Cuando se combina con una bomba de calor y un sistema fotovoltaico, se puede reducir el consumo de energía hasta en un 60%”, afirman. Por su parte, en el ámbito de la movilidad, los conductores de vehículos eléctricos pueden beneficiarse de servicios como Battery in the Cloud, que utiliza un análisis inteligente de software para reducir el desgaste de la batería hasta en un 20%.

“En general, la combinación de conducción electrificada y automatizada con servicios personalizados y conectados abrirá un amplio campo para las aplicaciones de software”, explican. De esta forma, para el gigante alemán, las computadoras de los vehículos son fundamentales en los esfuerzos por ampliar su posición de liderazgo en los sistemas electrónicos con uso intensivo de software. Para satisfacer esta demanda, la nueva división Cross-Domain Computing Systems y sus 17.000 empleados han comenzado a operar a principios de año. En esta unidad, Bosch combina sus capacidades en ingeniería de hardware y software para computadoras de vehículos, sensores y unidades de control para todos los dominios del vehículo.

Bosch apunta alto con la inteligencia artificial

Mientras que en el CES del pasado año se presentó el sistema de sensores SoundSee AI para la Estación Espacial Internacional, en esta ocasión, Bosch ha puesto la mira en la luna. Como parte del programa Tipping Point de la NASA, la compañía está uniendo fuerzas con las empresas Astrobotic y WiBotic, así como con la Universidad de Washington para investigar y desarrollar tecnología para guiar de manera inteligente y cargar de forma inalámbrica pequeños robots para operar en la luna. Los investigadores de Bosch, que trabajan en el proyecto en Pittsburgh y Silicon Valley, están contribuyendo con su experiencia en análisis de datos inteligentes basados en inteligencia artificial y soluciones de conectividad inalámbrica.

Como concluye Bolle: “Sólo las empresas que buscan hoy la sostenibilidad y que explotan el enorme potencial del AIoT, tendrán éxito mañana”.

Contitech
drive
Artículo anteriorDiesel Technic, más cerca del cliente en tiempos de pandemia
Artículo siguienteContiTech estrena nuevas bombas de agua

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.