Bosch fabrica tests rápidos y mascarillas

0

Después de parar la producción en casi 100 localizaciones en todo el mundo durante el mes en curso, Bosch se está preparando para una reanudación gradual de la producción, además de ayudar a contener la pandemia de coronavirus.

“Siempre que sea posible, queremos contribuir con nuestros conocimientos a los esfuerzos para contener la pandemia, por ejemplo, a través de nuestra prueba rápida Covid-19, recientemente desarrollada, y a nuestro dispositivo de análisis Vivalytic”, asegura el CEO de Bosch, Volkmar Denner. “La demanda es enorme. Estamos haciendo todo lo posible para incrementar significativamente la producción y, así, aumentaremos su capacidad cinco veces por encima de nuestros planes originales para fin de año”.

Producción de tests rápidos

Y es que Bosch tiene la intención de producir más de un millón de tests rápidos en 2020 y aumentar a tres millones el próximo año. Además de las pruebas de laboratorio existentes, el dispositivo de análisis Vivalytic se utilizará inicialmente en hospitales y consultorios médicos para proteger principalmente al personal médico, para quien es crucial una rápida disponibilidad de los resultados en menos de dos horas y media. El test rápido ya se está suministrando a clientes en Europa con una etiqueta de “uso exclusivo para investigación” y se puede utilizar después de su validación. Bosch espera obtener la marca CE para el producto a finales de mayo. Una prueba aún más rápida, que puede detectar de manera fiable los casos de Covid-19 en menos de 45 minutos, se encuentra en fase final de desarrollo. “Todo nuestro trabajo en este campo está guiado por nuestro espíritu ‘Innovación para tu vida’”, afirma el CEO de Bosch.

Y también mascarillas

Pero no sólo, la compañía alemana ha comenzado a fabricar mascarillas. Trece fábricas de Bosch en nueve países, desde Bari en Italia o Bursa en Turquía, hasta Anderson en Estados Unidos, han tomado la iniciativa y están produciendo mascarillas para sus necesidades locales. Además, el fabricante está configurando actualmente dos líneas de producción totalmente automatizadas en la localización de Stuttgart-Feuerbach, a la que seguirán otras líneas en Erbach (Alemania), así como en India y México. “Nuestra unidad de maquinaria especializada ha diseñado el equipamiento correspondiente en unas pocas semanas”, destaca Denner. Bosch ha puesto a disposición de otras compañías, de forma gratuita, los planos de construcción. En total, se pueden producir más de 500.000 mascarillas diarias para proteger a los empleados de Bosch en sus plantas de todo el mundo.

Además, también podrían estar disponibles externamente, si bien se necesitaría, como requisito previo, la correspondiente aprobación específica de cada país. Bosch también produce 5.000 litros de desinfectante por semana en Alemania y Estados Unidos para abastecer a los empleados de sus plantas norteamericanas y europeas. “Nuestros empleados están haciendo un magnífico trabajo”, dijo Denner.

Desarrollo de la economía mundial en 2020: la recesión afecta negativamente a las previsiones

En cuanto a los número de la compañía, a la vista del ejercicio en curso y de la pandemia por coronavirusBosch espera que la economía mundial se enfrente a importantes desafíos: “Nos estamos preparando para una recesión global que también tendrá un impacto considerable en nuestra propia evolución del negocio en 2020″, afirma Stefan Asenkerschbaumer, CFO y vicepresidente del Consejo de Administración de Bosch. En base a los efectos conocidos hasta la fecha, Bosch espera que la producción automovilística caiga al menos un 20% en 2020.

En el primer trimestre de este año, las ventas del Grupo Bosch cayeron un 7,3%, situándose considerablemente por debajo del nivel del año anterior. En marzo de 2020, las ventas disminuyeron un 17%. Dadas las considerables incertidumbres, la compañía no hizo pronósticos para el año en general. “Se necesita un gran esfuerzo para lograr, al menos, un resultado equilibrado”, asegura el CFO de Bosch. “En esta profunda crisis, nuestra amplia diversificación, con diferentes áreas de negocio, es, de nuevo, una ventaja”.

Según el gigante alemán su enfoque se centra en amplias medidas para reducir los costes y asegurar la liquidez. Incluyendo reducciones en las horas de trabajo y recortes en la producción – ya existentes en numerosas localizaciones en todo el mundo -, reducciones salariales para especialistas y gerentes – incluida la dirección ejecutiva – y plazos diferidos para las inversiones. Además, Bosch ya había lanzado, a principios de 2020, un programa integral para mejorar su competitividad. “Nuestro objetivo a medio plazo es volver a un margen operativo de aproximadamente el 7%, pero sin descuidar las funciones esenciales para asegurar nuestro futuro”, afirma Asenkerschbaumer. “Estamos trabajando insistentemente tanto en esto como en superar la pandemia del coronavirus. De esta manera, crearemos la base financiera que necesitamos para aprovechar las enormes oportunidades de futuro que le aguardan al Grupo Bosch”.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.