Bosch genera 77.900 millones de euros en 2019

0

Bosch mantuvo el alto nivel de ventas del año anterior en 2019, generando 77.900 millones de euros, lo que sitúa los ingresos a la par con la cifra de 2018, pese a la debilidad económica de la industria de automoción. No obstante, según los datos provisionales, tras ajustar los efectos del tipo de cambio, las ventas cayeron un 1,1%.

A su vez, los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) alcanzaron unos 3.000 millones de euros, lo que sitúa el margen EBIT estimado en poco menos del 4%. Resultado que se ha visto afectado por la desaceleración de la producción automovilística, la continuada reducción de la cuota de motorización diésel en automóviles, los altos costes de reestructuración -particularmente en el segmento de la movilidad- y el aumento de las inversiones anticipadas en proyectos de futura importancia.

Por su parte, en el área empresarial Mobility Solutions, el crecimiento superó la producción automovilística mundial. Con 47.000 millones de euros, las ventas llegaron al nivel del año anterior. En términos nominales, esto representa una disminución del 1,5% después de ajustar los efectos del tipo de cambio.

Asimismo, el negocio del gigante alemán en Europa experimentó un desarrollo estable, con 41.000 millones de euros, con ventas que estuvieron a la par con el año anterior.

“Una economía débil y la fuerte caída en la producción de automóviles dejaron su huella también en Bosch. A la vista de los desafíos actuales, la amplia diversificación de la compañía está teniendo un efecto estabilizador, que ayuda tanto a expandir los negocios existentes como a desarrollar otros nuevos”, explicaba el presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH, Volkmar Denner, durante la presentación de las cifras provisionales.

Se acercan desafíos para la movilidad del futuro…

Por su parte, Bosch tiene pensado gastar este año más de mil millones de euros en la movilidad electrificada, automatizada y conectada del futuro. Sin embargo, advierten que el camino hacia la movilidad del futuro presenta algunos retos importantes para la industria de automoción: los argumentos irracionales sobre el automóvil; la necesidad de más tiempo por parte de la industria para gestionar la transición, y la situación económica que está agravando la necesidad de un cambio estructural en la industria.

El gigante alemán espera que la producción automovilística mundial se reduzca un 2,6% -hasta unos 89 millones de vehículos en todo el mundo, casi 10 millones menos que en 2017-en 2020 por tercer año consecutivo.

Al automóvil le queda mucho de vida

“El cambio hacia la movilidad alternativa no será el final de la movilidad y, ciertamente, no será el final del automóvil”, aseguraba Denner, agregando que “en el futuro próximo, el automóvil seguirá siendo el medio de transporte número uno y tiene excelentes perspectivas de convertirse en un medio aún más seguro, cómodo y ecológico”.

La compañía continúa invirtiendo en motores de combustión altamente eficientes ya que, según la investigación de mercado de Bosch, dos de cada tres vehículos nuevos que se matriculen en 2030, seguirán funcionando con diésel o gasolina, con o sin opción híbrida. “El camino hacia una movilidad libre de emisiones debe de ser tecnológicamente neutral. Es la única forma de conseguir que la movilidad sea asequible para el público en general”. Desde Bosch aseguran que la solución se encuentra en la combinación de motores de combustión altamente eficientes y motores eléctricos de última generación. Por su parte, Volkmar Denner apunta también al uso de combustibles sintéticos renovables: “Los combustibles sintéticos renovables pueden hacer que el proceso de combustión sea neutral en carbono”.

Las nuevas tecnologías para la movilidad del futuro

Asimismo, Bosch considera que las nuevas tecnologías como el Internet of Things (IoT), la inteligencia artificial (AI) y la pila de combustible adelantarán el tránsito hacia una movilidad alternativa. En el futuro, el proveedor de tecnología y servicios también estima que el mercado de sistemas electrónicos intensivos en software crecerá un 20% anual hasta el 2030 -Bosch invierte unos 3.700 millones de euros anuales en desarrollo de software-.

En este sentido, el gigante alemán está lanzando un nuevo programa de formación en AI (Inteligencia Artificial) para unos 20.000 empleados, el cual incluye formatos de capacitación en tres niveles distintos: para directivos, ingenieros y desarrolladores de AI, e incluye pautas para usar la inteligencia artificial de manera responsable.

A su vez, “queremos usar la AI industrial para que nuestros productos funcionen como asistentes para nuestros clientes”, afirmaba Denner. Por lo que Bosch está invirtiendo 100 millones de euros en su campus de inteligencia artificial en Tübingen (Alemania).

Por otro lado, con respecto a la conducción automatizada, Bosch está empezando a producir sensores LiDAR de largo alcance, lo que, según Denner, “salva la brecha en sensorización y hace posible la conducción automatizada”.

Además, está impulsando la comercialización de la pila de combustible: está desarrollando el componente principal de la propulsión, la pila, junto con Powercell, cuyo lanzamiento está previsto para 2022.

Explorando nuevas áreas de negocio

El grupo Bosch también busca expandir su negocio existente y abrir nuevas áreas de negocio de cara a 2020, invirtiendo, dicen, 500 millones de euros únicamente en electromovilidad, incluidas las pilas de combustible. Por un lado, gastará más de 600 millones de euros en conducción automatizada y otros 100 millones de euros en soluciones de movilidad conectada.

Perspectivas de cara al 2020

Bosch prevé que la economía mundial crezca sólo un 2,0% en 2020. “Ante la continuada debilidad económica, el crecimiento mundial se desacelerará aún más”, decía Stefan Asenkerschbaumer, CFO y vicepresidente del Consejo de Administración de Bosch. En particular, industrias fundamentales como la de automoción y la producción de maquinaria están en declive. Además, las disputas comerciales entre Estados Unidos y China, así como el inminente Brexit, están haciendo que las previsiones se nublen. Asenkerschbaumer continuaba: “Esperamos un año muy complejo en el que trabajaremos rigurosamente en nuestra rentabilidad”.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.