Bosch exige más a los Bosch Service

1
Un crucero desde Barcelona a Málaga, con escala en Alicante, ha sido la forma elegida por Bosch para conmemorar el 90º aniversario de su red de talleres.

La firma alemana ha aprovechado la convención para hacer un repaso a sus 125 años de historia y para decirle a sus asociados que la mejor manera de afrontar el futuro es remando todos juntos. La capacidad de convocatoria de Robert Bosch quedaba puesta de manifiesto en cuanto uno se acercaba al Puerto de Barcelona, punto de encuentro de la Convención Bosch Service celebrada el pasado fin de semana electoral. El Sovereing, barco de la naviera Pullmantur con capacidad para unos 3.000 pasajeros, había sido fletado especialmente para la ocasión y, engalanado con los colores corporativos de la empresa, iba recibiendo el goteo de asistentes al evento, un total de 1.600 procedentes tanto de España y Portugal, entre talleres, distribuidores y empresas colaboradoras, personal de Bosch y prensa, de los 1.800 que recibieron la invitación.

A los que acudimos a cubrir informativamente el evento, sin embargo, pronto nos dejaron claro que aquello no era un mero crucero vacacional. Antes al contrario, en la rueda de prensa del sábado, Wolfgang Meyer, director de Automotive Aftermarket para España y Portugal nos explicaba que la del domingo sería una jornada de trabajo en la que se esforzarían en comunicar a los gerentes de los Bosch Car Service, Bosch Diesel Center y Bosch Diesel Service, lo que representa contar con un socio de la dimensión de la empresa alemana.

La historia de Bosch, que empezó en 1886 en un taller de mecánica de precisión y electrotecnia con dos colaboradores y que hoy cuenta con alrededor de 280.000 empleados repartidos por todo el mundo, se ha fundamentado en unos valores que tratan de inculcar a las empresas que lucen en sus fachadas el logo del fabricante de componentes. Sus representantes actuales atribuyen al fundador de la empresa la frase “Es mejor perder dinero que confianza” lo que, traducido al siglo XXI, viene a significar que es preferible perder una venta porque es cara a montar componentes de otra marca, aunque en su intervención posterior, Raúl Duro, director de Ventas Automóvil, reconocía que el de los precios “es un tema conflictivo”.

La exigencia de ser Bosch
En un discurso comedido pero entusiasta, Meyer trasladó al auditorio su convencimiento de que la unión hace la fuerza, e instó a que tanto distribuidores como los Bosch Car Service trabajaran “juntos para ser más fuertes”. Más fuertes y más numerosos, porque si en 2010 la red de talleres de Bosch estaba formada por más de 11.000 talleres en todo el mundo, Christoph Wagner, director mundial de la red, recordaba que hoy son ya 15.000 los que llevan su enseña, aunque su objetivo para los próximos 5 años es alcanzar los 20.000 servicios Bosch. No cabe duda de que van a trabajar a conciencia para conseguirlo, pero Wagner pronunció una frase a modo de mantra: “donde hay Bosch por fuera, tiene que haber Bosch por dentro”.

Este mensaje también pudo entenderse en las palabras de Miguel Ángel Gavilanes, director de Conceptos de Taller de Bosch en España y Portugal, que después de exponer conceptos que la marca considera propios como innovación, calidad y formación, concretó mucho más al exigir al taller Bosch que se esfuerce en mantener los estándares de la empresa. De hecho, anunció que habría una mayor rotación de auditorías a los Bosch Service, una evaluación que consideran necesaria si se quiere asegurar una continuidad entre el control de calidad de los componentes de la marca y la reparación de vehículos con el mismo sello. A cambio, Gavilanes anunció el lanzamiento de una plataforma de formación empresarial para todos los reparadores, disponible también en formato e-learning a través de internet, así como un nuevo programa de gestión del negocio, o herramientas para que cada taller pueda crear su propia publicidad. A esto hay que sumar el importante esfuerzo de promoción de la marca, con anuncios en emisoras de radio y de televisión de alcance nacional o la presentación, a principios de 2012, de una aplicación para teléfonos inteligentes que permitirá, entre otras funciones, localizar el taller Bosch más cercano.

Presente y futuro del automóvil
Vicente de las Heras, director de Asistencia Técnica de Robert Bosch Ibérica, centró su intervención en los desarrollos tecnológicos presentes y futuros de la marca. Los motores diésel, que a pesar de la paridad del precio del gasóleo con la gasolina siguen siendo los de mayor demanda en nuestro mercado, ya están empezando a montar sistemas de inyección directa common-rail capaces de trabajar a presiones de 2.200 bares, una carrera que ya flirtea con los 2.500 bares y, si hacemos caso al ingeniero, aún no ha llegado a su límite de desarrollo. No obstante, la previsión que realmente interesaba al taller era la de que para 2015 las ventas de este tipo de sistemas de alimentación se incrementará un 10 por ciento.

De las Heras también habló con orgullo de la aportación de Bosch a los últimos sistemas de propulsión eficiente, bien híbrida o bien eléctrica. Suyo es el sistema híbrido en paralelo que montan el Porsche Cayenne, el Panamera y el Volkswagen Touareg, y el híbrido “Axel Sprit”, desarrollado en colaboración con el Grupo PSA Peugeot-Citroën, y que combina por vez primera un motor diésel en el vano delantero con un grupo propulsor eléctrico posterior, sin conexión física entre ambos. Convencidos de que el futuro de la movilidad en el automóvil pasa por la electricidad, en el centro de formación de Madrid cuentan ya con un Toyota Prius, convertido en paradigma de la hibridación, y están estudiando el presupuesto para adquirir un smart electric drive, la variante puramente eléctrica del biplaza urbano de Daimler.

Más cerca de la realidad actual del taller se mostró Sinforiano Gallo, director de Marketing de Posventa. Según Gallo, Bosch tiene disponibles piezas de recambio para coches nuevos en apenas 3 a 9 meses después de su lanzamiento, un dato de gran relevancia teniendo en cuenta que la Red Bosch tiene acuerdos de mantenimiento con algunas de las principales empresas de renting. A ello, el directivo añadía otro dato que invitaba al optimismo: desde 2007 hasta 2010, el porcentaje de coches de 1 a 2 años que pasaban por el concesionario ha bajado del 80 por ciento al 60 por ciento, señal de que el conductor comienza a conocer y ejercer su derecho a realizar el mantenimiento de su coche en garantía en un taller multimarca.

Tras las diferentes intervenciones, los asistentes a la convención fuimos trasladados a la Ciudad de la Luz de Alicante, donde después de una comida de gala se entregaron premios a diferentes miembros de la red, como Edelmiro Rodríguez, por ser el de mayor trayectoria, o Autogascón y Diésel Safor, en reconocimiento a la calidad de su servicio. En total, fueron 21 galardonados antes de salir rumbo a Málaga.

Elring

1 Comentario

  1. Bosch exige que donde hay Bosch por fuera lo haya por dentro y luego llamas a sus distribuidores pidiendo una pieza Bosch y te mandan la equivalente en la competencia y Bosch nos pone los cuernos con otras redes (Eurotaller, Midas, etc). La fidelidad tiene que ser una vía de doble sentido.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.