Bosch recuerda que todos los coches que se vendan en Europa ya deben llevar ESP

0
Desde el 1 de noviembre todos los turismos nuevos que se comercialicen en la Unión Europea deben disponer de ESP (Electronic Stability Program) o programa electrónico de estabilidad. Inventado por Bosch y producido en serie desde 1995, el ESP impide la pérdida de control del vehículo al realizar maniobras bruscas de cambio de dirección.

La seguridad en el automóvil hace años que dejó de ser un privilegio de los modelos más caros y lujosos. La pretendida asociación entre seguridad y coches duros y robustos que atesoraron durante décadas fabricantes como Mercedes-Benz o, muy especialmente, Volvo, con el tiempo se ha ido diluyendo debido a la aportación de la electrónica, que ha favorecido la llegada de sistemas encargados de impedir los accidentes (seguridad activa), más que de mitigar sus consecuencias (seguridad pasiva). El primero de estos dispositivos que caló en el mercado fue el antibloqueo de frenos ABS, obligatorio en todos los modelos nuevos desde 2004, mientras que su más destacada evolución ha sido el Programa Electrónico de Estabilidad, más conocido por sus las siglas ESP (Electronic Stability Program).

Fue precisamente Mercedes-Benz el primer constructor que incorporó este sistema, denominado genéricamente ESC, en el Clase S, su modelo de mayor lujo, poco antes de que cambiáramos de siglo. Sin embargo, podría decirse que fue justo su modelo más modesto, el Clase A, el que popularizó este dispositivo de seguridad activa, tras la célebre “prueba del alce” llevada a cabo por unos periodistas suecos en 1998. Tras sufrir un vuelco en esa maniobra (que consiste en esquivar un obstáculo en la carretera mediante un brusco cambio de carril), en Mercedes decidieron realizar algunos cambios en el bastidor, pero sobre todo montaron el ESP de serie en todas las unidades, cuando hasta entonces era una más de sus caras opciones.

El tamaño ya no importa
Es verdad que el pequeño de los Mercedes está lejos de los coches más vendidos en Europa, pero no es menos cierto que para el resto de constructores supuso un serio aviso de lo que podía pasar si no se tomaban medidas similares. El pasado lunes, la inmensa mayoría de los automóviles a la venta podían montar de serie o en opción el control de estabilidad. Desde el día siguiente, todos los modelos de nueva homologación deberán incorporarlo sí o sí, aunque esta normativa no se hará extensiva a todos los coches nuevos que se matriculen en Europa hasta el 31 de octubre de 2014.

Según Bosch, en el año 2010 el 41 por ciento de todos los turismos y vehículos industriales ligeros fabricados estaban ya equipados con la protección electrónica contra el derrape, un porcentaje que en Europa subía hasta el 63 por ciento de las nuevas matriculaciones. Para 2013, las previsiones del fabricante alemán es de que la mitad de los turismos matriculados en el mundo monte el sistema ESP.

Electrónica inteligente
El funcionamiento del control de estabilidad se basa en una serie de sensores inteligentes que envían señales a una centralita, que compara 25 veces por segundo si el ángulo de giro del volante coincide con la dirección real del vehículo. De no ser así, es decir, si se detecta que las ruedas no van por donde el conductor ordena, se manda una orden para reducir el par del motor y, si no es suficiente para recuperar el control, se frenan de forma selectiva e individual las ruedas, hasta que el automóvil recupera la estabilidad. Además, el ESP también controla el ABS y el sistema de control de tracción ASR, que impide que las ruedas motrices patinen al acelerar.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.