Coches autónomos: ¿Confían los consumidores en ellos?

0

Bajo el escenario de la autonomía de los vehículos motorizados, Deloitte ha elaborado un estudio global de consumidores de automoción, cuyos resultados demuestran que el porcentaje de consumidores que piensa que los vehículos autónomos serán seguros está aumentando. De manera progresiva, el público va asumiendo el concepto, sin embargo, el 47% de los consumidores estadounidenses considera que no serán seguros, en comparación con el 74% de la encuesta del año pasado.

El portal digital de la empresa proveedora de servicios para el sector asegurador, inese.es, recoge que según el país, la opinión a este respecto varía. El 57% de los consumidores en Japón y el 48% en Reino Unido creen que la conducción autónoma no será segura, mientras que sólo el 30% de los italianos, el 26% de los chinos y el 25% de los brasileños opinan en la misma línea.

Asumiendo que el vehículo conectado se parecerá al resto de dispositivos conectados y que, por lo tanto, presentará problemas de gestión de datos y software, la seguridad, el coste y la confianza que proporciona el fabricante de automóviles y los seguros proporcionados por el sector asegurador serán factores relevantes a este respecto.

De momento, según los resultados del estudio, los consumidores japoneses, alemanes y estadounidenses son los más propensos a confiar en la conducción autónoma procedente de los fabricantes de vehículos tradicionales. No obstante, según el grupo de edad, se producen discrepancias en las respuestas: el 70% del grupo más joven (Generación Y -nacidos entre 1980 y 1990, principios del 2000- y Generación Z, adolescentes en su mayoría y adultos-jóvenes) aseguró que confiarían en la conducción autónoma si esta procediera de una marca de confianza; mientras que esta cifra disminuye un 62% para el grupo de 30 años en adelante y un 56% para el grupo de 50 años para arriba.

¿Incertidumbre u oportunidad?

Según el portal digital, los coches autónomos traerán consigo cambios en los modelos de seguro –los nuevos productos vendidos por los fabricantes de automoción y los sistemas de movilidad-. Opinan que los automóviles se irán haciendo cada vez más autónomos y estarán más conectados lo que desembocará en el Vehículo 2.0. completo que probablemente nacerá en 2030. Por lo tanto, todos los implicados formarán parte de un ecosistema, y no meramente de un ‘cambio’ en el sector.

Además, se estima que los proveedores de seguros y los fabricantes de automóviles necesitarán una visión más clara de la evolución del vehículo conectado, adoptando una mentalidad similar a las del software y la tecnología. Así, el software y el hardware como lo entendemos hoy ya no irán juntos para los fabricantes de automóviles.

Por lo tanto, todos los implicados, aseguran, deberán trabajar de forma conjunta para evitar que la puesta en común de los datos y su protección se conviertan en un punto de bloqueo. La intercomunicación entre sistemas pasará a un primer plano, convirtiéndose en un reto mayor que los propios datos del vehículo.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.