Con “incertidumbre” pero “optimistas”

Mercado español

0

¿Qué implicaciones tiene la digitalización del automóvil en el ciudadano medio? Es uno de los debates que se abordó en el Global Mobility Call y que reunió los testimonios de su moderador, Joaquín Ramis, de Accenture; Jorge Álvarez-Naveiro Sánchez, de Grupo Antolin; Enrique Meroño Sierra, de Iberdrola y David Santamaría, de Google, como participantes. Para empezar, Ramis exponía los resultados del European Automotive Consumer Research 2022 (EACR) elaborado por el espacio de investigación Automotive Innovation Lab junto con Google.

Los datos reflejan, por un lado, que el aumento de los precios de los combustibles ha aumentado la intención de compra de eléctricos e híbridos enchufables en un 36,7% de españoles, un porcentaje menor que el que se percibe entre los británicos y alemanes (46,5% y 41,3% respectivamente). Asimismo, el híbrido es la tecnología “más popular” en nuestro país, el 31,8% de los usuarios lo prefieren.

Pero, ¿por qué no hay preferencia de eléctricos en España? Meroño (Iberdrola) cree que se debe a la diferencia de precios entre los vehículos eléctricos y los de combustión, y al número de coches disponibles, algo que dificulta la decisión de compra. En este sentido, apuntaba que los incentivos para la compra de eléctricos son claves y que debían mejorarse las estructuras de carga, implementarse vehículos domésticos y privados eléctricos y avanzar en lo que a burocracia se refiere.

A pesar de que la venta de eléctricos va creciendo en España, todavía lo hace despacio por las barreras con las que se encuentran los conductores al acceder a ellos, como la infraestructuras de carga, insuficiente para el 63% de los españoles. Le sigue el precio, de hecho, los eléctricos se consideran cada vez más un vehículo de lujo -siendo Tesla la excepción-, y la dificultad de recarga doméstica.

Por otro lado, aunque con la pandemia ha aumentado la predisposición de los consumidores a gestionar de manera online ciertas etapas en el proceso de compra de un coche, todavía hay cuestiones que prefieren hacerse presencialmente. Son la configuración del coche, la financiación, la realización de pedido y el pago. Además, el 60% de los españoles cree que el coche debe probarse antes de comprarlo y, concretamente en España, casi dos tercios de los consumidores, cree que el asesoramiento profesional presencial es esencial en su decisión de compra final.

Por último, el estudio refleja que los consumidores están más concienciados que antes de la transición a la movilidad sostenible porque aprueban medidas como las ZBE en las ciudades o que subvenciones públicas se dediquen al desarrollo de tecnologías de transporte limpias.

Incertidumbre

Ramis (Accenture) utilizó la palabra “incertidumbre” para definir la situación actual del mercado español de la automoción.

La crisis de los microchips ha despertado este sentimiento en los usuarios, que preguntan a Google sobre los tiempos de retrasos en la llegada y entrega de los vehículos. David Santamaría (Google) apuntaba además que la intención de compra de vehículos entre los usuarios ha bajado del 78% al 21%.

Sin embargo, Álvarez-Naveiro (Antolín) aportaba algo de esperanza a este panorama: “En Grupo Antolín somos optimistas: creemos que lo peor en cuanto a los chips ya ha pasado, según los datos. Esperamos una recuperación gradual, especialmente en la segunda parte de este año”. No obstante, alertaba de que, a pesar de esta mejora, “no veremos cifras prepandemia hasta 2023, aunque tenemos que ser optimistas respecto al futuro y la recuperación completa de la industria”, indicaba.

¿Qué diferencia al consumidor europeo del de otros mercados?

El eléctrico, aunque es “una tendencia generalizada, no avanza al mismo ritmo en todos los mercados del mundo”. 

Por ejemplo, en España el aumento de los precios de la gasolina no ha influido en que los conductores dejen de usar el coche de combustión. En el caso de Alemania no puede decirse lo mismo. En este caso juega un papel importante el aumento de precios, pero también la vinculación con Rusia en el terreno energético y el temor de los alemanes a financiar a Rusia en el conflicto con Ucrania, una concienciación que no existe en nuestro país. Además el precio del transporte público es más caro en España que en Alemania.

En Europa a los consumidores les interesa la sostenibilidad, no solo en cuanto a los materiales, sino en cuanto al impacto del uso del coche en la atmósfera. Asimismo, en el mercado asiático ya lidera el eléctrico, mientras que en EE.UU prefieren el gasolina y los vehículos tradicionales.

Los clientes europeos y chinos están muy interesados en la tecnología, el entretenimiento, la interfaz humano y máquinas. No obstante, existen diferencias entre los tipos de consumidores según el lugar de residencia y las necesidades.

Monroe
autopos - BANNER WEB TALOSA 2022 ACT MAYO RODAMIENTOS KIT RUEDA OK ENV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.