“Debe haber un cambio de mentalidad”

Informe Mckinsey para Sernauto

0

El momento de transformación, de evolución de la automoción a la movilidad, que ha sido analizado por el estudio ‘Estado de la Industria Española de Componentes y Previsiones 2019’, elaborado por la consultora Mckinsey, es considerado, también, como un escenario de oportunidades para los fabricantes de componentes que sepan dar respuesta a los retos que se presentan.

“La industria está atravesando una época de incertidumbre condicionada por diversos cambios en el mercado y la tecnología. Si bien es cierto que algunos de estos cambios suponen grandes retos, también ofrecen grandes oportunidades, que se podrán aprovechar haciendo un esfuerzo de adaptación, con una cultura más ágil, intensificando la mejora en operaciones y adquiriendo y desarrollando el talento necesario”, explicaba Rafael Westinner, representante de McKinsey, en la presentación del informe la mañana del 28 de febrero en Madrid, acompañado por Sernauto, la Asociación Española de Proveedores de Automoción, con la  que acaban de firmar un acuerdo de colaboración.

En IFEMA, y con la presencia de representantes españoles tanto de fabricantes de componentes como de la distribución, la consultora, reconocida por el informe ‘El cambiante escenario de la posventa, y cómo los proveedores de automoción pueden sacarle partido’ de 2017, aseguraba que las previsiones de crecimiento para el 2019 no son tan buenas como  se esperaba  a mediados del año pasado, “una llamada de atención del cambio de tendencia, del punto de inflexión que se está produciendo”, apuntaba el representante de Mckinsey.

Basándose en cuatro factores (la impresión general, el talento, los retos y palancas del mercado, las tendencias tecnológicas y de mercado), sobre los que se preguntó a cien agentes de los principales actores del sector, el informe refleja el cambio de modelo: “Pasamos de vender piezas de coches a vender movilidad”. Las nuevas tendencias tecnológicas y de mercado marcan los grandes retos a los que se enfrentan las empresas del sector, identificando McKinsey ocho: la llegada del WLTP (nueva normativa sobre emisiones), la crisis del diésel, el crecimiento del mercado de recambios, el ‘brexit’, la guerra comercial, la inestabilidad política y crisis de deuda, la demanda cambiante en China y la presión de los competidores ‘low cost’.

Un mercado cambiante que, según la consultora, también ofrece oportunidades para los fabricante de componentes (“mientras que en otros sectores es un hándicap, en el de automoción es un impulsor de cambio y de modelo de negocio”) en la incorporación de tecnologías digitales a la producción y la conectividad del vehículo o la inteligencia artificial. Las empresas deben adaptarse, dice el informe, replanteándose sus estrategias, buscando nuevos socios e incorporando a las organizaciones nuevos perfiles de talento, optimizando sus operaciones, apostando por las nuevas tecnologías, mediante la adquisición o acuerdos de colaboración con otras empresas: “Debe haber un cambio de mentalidad, ser más ágiles y más digitales”.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.