El 72% de los conductores han retrasado el mantenimiento

0

Casi tres de cada cuatro conductores (72 %) ha retrasado las tareas de mantenimiento previstas durante la pandemia, según una nueva investigación a nivel nacional encargada por Castrol.

La encuesta también reveló que a más de la mitad (56 %) le preocupa que su
vehículo pueda ser menos fiable a causa de la reducción de kilometraje y las revisiones no realizadas durante los confinamientos.

¿Por qué?  Las razones principales que se mencionaron con más frecuencia para no haber llevado el vehículo al taller fueron la incapacidad de conseguir cita (27 % de todos los encuestados) seguida por el miedo a contagiarse con el virus de la COVID-19 (20 %).
El miedo al contagio durante la visita al taller fue un factor presente en todas las franjas de
edad, con el 22 % de todos los encuestados en la franja de 35 a 44 años y al 20 % entre los mayores de 65.

Los resultados destacan la necesidad de que los talleres ofrezcan garantías de higiene a los clientes en su vuelta al taller y las ventajas que ofrece un programa de mantenimiento periódico. Retrasarlo puede aumentar la probabilidad de que el motor acumule residuos que, a su vez, pueden obstruir conductos esenciales para el lubricante, con la consiguiente reducción de potencia, eficiencia y vida útil del motor.

Incluso con un uso normal, el lubricante del motor de un coche puede degradarse a
temperaturas muy elevadas, algo que puede manifestarse con el tiempo en forma de
residuos acumulados. Este proceso se agrava por la realización de trayectos cortos
frecuentes, el combustible de baja calidad, los cambios de lubricante atrasados o no
efectuados, y la conducción con arranques y paradas continuos cada vez más habitual en
nuestras ciudades.

Castrol acaba de lanzar Castrol Engine Shampoo, un nuevo tratamiento previo al cambio de lubricante que ayuda a mantener el funcionamiento eficiente de los motores de gasolina y diésel ligeros. Reduce los depósitos de residuos perjudiciales hasta en un 85 %* en motores de gasolina, como muestran las pruebas del Centro de Tecnología Castrol.

Engine Shampoo ayuda a mantener la potencia y la eficiencia del motor al disolver y
eliminar los residuos durante el proceso de cambio de lubricante. Puede aplicarse 10
minutos antes del cambio en cualquier lugar donde el automóvil esté aparcado de forma
segura. Una vez que el motor ha calentado el lubricante, se apaga y se añaden 300 ml de
Engine Shampoo. A continuación, el motor se vuelve a encender y se deja al ralentí durante 10 minutos. Los residuos se transfieren al lubricante de motor, que luego se vacía con el  motor con el motor apagado y se sustituyen los filtros. Este proceso maximiza la limpieza del interior del motor, lo que garantiza que el nuevo lubricante pueda rendir a niveles óptimos.

Artículo anteriorAutopromotec 2022 prevé un alto índice de participación
Artículo siguienteFQS cambia a mejor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.