El aparcamiento automatizado será una realidad en 2020 con BOSCH

0
La fría mañana del 29 de enero Bosch convocaba a la prensa en su céntrica fábrica de Madrid para presentar sus soluciones inteligentes para el aparcamiento enfocadas hacia la completa automatización, así como guiar a los invitados en una visita a las instalaciones para conocer el proceso de producción de los sensores y realizar una demostración de alguno de los sistemas de aparcamientos presentados.

Bosch aparcamientoCuando hablamos de conducción automatizada, en términos generales, la primera imagen que viene a la cabeza es ese anuncio en el que un coche aparca solo, “sin manos”. Tecnología que poco a poco se introduce con fuerza en los nuevos modelos de vehículos que se lanzan al mercado, con la que la población está más familiarizada, y cuyo desarrollo ha sido el motivo por el cual Bosch nos reunía la mañana del 19 de enero en su  fábrica del centro de Madrid, antiguas instalaciones de FEMSA adquiridas por el gigante alemán en 1978 en las que desarrolla sensores que exporta a todo el mundo, para presentarnos sus últimas soluciones inteligentes de aparcamiento.

Con más del 30% del volumen del tráfico en ciudad causado por coches que buscan aparcamiento que invierten más de veinte minutos, o lo que es lo mismo: 4´5 Km, de su tiempo es estacionar y teniendo en cuenta que el 40% de los daños por colisión se generan aparcando (según un informe de Allianz) y que los coches son cada vez más grandes, para el 85% de los españoles aparcar es todo un problema, según datos de la compañía. En esta línea, Bosch está desarrollando soluciones inteligentes basadas en la conectividad para facilitar y agilizar este proceso encaminadas hacia el aparcamiento totalmente automatizado mediante sensores ultrasonido que según explicaba  orenzo Jiménez, responsable de Prensa y Márketing Mobility Solutions, estará  disponible en 2020.

La movilidad del futuro pasa por la conectividad

Bosch quiere ir más allá de los actuales sistemas de ayuda al estacionamiento como el  ‘Park assist‘ o los sistemas de cámaras traseras, multi—cámaras, o sistemas de frenada de emergencia en maniobras, de hecho en 2015 lanzó al mercado el ‘Remote Park assist’ con el que el conductor puede aparcar el coche desde su teléfono móvil  en la plaza de estacionamiento previamente detectada y medida por los sensores de ultrasonidos. Bosch camina hacia la conducción automatizada y ya está desarrollando el ‘Home Zone Park Assist’:  función diseñada para maniobras recurrentes de aparcamiento con la que el conductor, a través de una única simulación, enseña al sistema la maniobra que desea que realice su coche y este aparcará autónomamente en el estacionamiento preestablecido mientras es supervisado desde el Smartphone. Función que estará disponible en verano de 2018 y que pudimos probar una vez concluida la visita.

“Las ciudades serán más inteligentes”

Para la conducción totalmente autónoma, Bosch se vale, por un lado, de los sensores especiales de ocupación, que funcionan sin cables y cuentan con baterías de siete años, que se colocarán en plazas de aparcamiento o parkings que detectan e informan al conductor sobre las plazas disponibles mediante la información que lanzan a la nube y a través de la cual elaboran un mapa digital a tiempo real al que accede el usuario a través de su Smartphone o internet. En esta línea destacan la función ‘Automated valet parking’: que permite al coche encontrar plaza libre y aparcar en un parking mediante la orden del conductor a través de su Smartphone, dispositivo que también utilizará para que el vehículo vuelva a buscarlo al punto de entrega. El coche y el párking se comunicarán entre sí.

Y, en segundo lugar, a través de los propios sensores de ultrasonidos, empleándolos en la búsqueda de aparcamiento en las calles y conectándolos con la “nube”, es decir, ‘aparcamiento basado en la comunidad’: los coches identifican y miden los huecos entre los coches aparcados mientras circulan y envían la información a través de la unidad de control de conectividad a la Bosch IoT Cloud para generar un mapa digitalizado de las calles al que accederán los conductores. “Cuantos más coches participen en el sistema de aparcamiento basado en la comunidad, más detallado y actualizado será el mapa correspondiente, estamos transformando los coches en sensores del IoT y haciendo que las ciudades sean más inteligentes”, apuntaba Lorenzo Jimenéz. El coche y la ciudad se comunicarán.

“El aparcamiento totalmente automatizado estará listo para su producción en serie antes que la conducción totalmente automatizada”, señalaba Jiménez, destacando que los obstáculos legales para su introducción son más fáciles de superar, especialmente los relativos a los requisitos para la matriculación del vehículo, teniendo en cuenta que en el caso del aparcamiento el responsable legal en todo momento es el conductor del vehículo.

Tecnología puntera que desarrollan 700 trabajadores en la fábrica madrileña de Bosch, líder en la producción de estos sensores, diariamente producen 350.000, habiendo conseguido tres veces consecutivas el premio de calidad interno en el área de electrónica y automoción, en la que invertirán en los próximos años 30 millones de euros y cuyo director económico, Tomás Millán nos invitó a recorrer, para después conocer de primera mano mediante una demostración cómo funcionan los sistemas ‘Home zone park assist’ y la frenada de emergencia en maniobras.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.