El efecto de los coches en el calentamiento global

0
Schaeffler analiza el papel del automóvil en el calentamiento global, con motivo del día internacional de la madre tierra celebrado el pasado 22 de abril.

coches-calentamiento-global“El reto es conseguir una completa protección del clima, manteniendo la movilidad como base del desarrollo social y económico. Pero no existe una solución única para lograr una movilidad sostenible, ni en las fuentes de energía, ni en los trenes motrices. Y hay que considerar toda la cadena de energía: desde la producción y almacenamiento hasta su conversión en energía cinética”, destacan desde Schaeffler, y han analizado esta problemática…

Para reflexionar

Según el fabricante, el 70% de las emisiones de CO2 son provocadas por combustibles fósiles, y un cuarto de este porcentaje se debe al sector del automóvil. “Para el 2100, se estima que suba la temperatura media de la tierra unos 5 grados, y esto es en gran parte por el CO2”. Pero Schaeffler considera que, si se diseñan y aplican todas las tecnologías a nuestro alcance se puede mitigar el calentamiento global.

¿Cómo? Schaeffler apuesta por los nuevos modelos de combustión

Según la compañía, si continúa el ritmo actual en el año 2050 se producirán 120 millones de coches nuevos de los cuales se espera que el 80% sean completamente eléctricos, el 16% híbridos y solo el 4% tendrán motores de combustión. Y habrá 2.000 millones de vehículos circulando:  el 9%de los vehículos montarán un motor de combustión, el 25% serán híbridos, y el 66% serán eléctricos o de hidrógeno. Gracias a esta electrificación del parque Schaeffler asegura que las emisiones pasarán de las 3,7 gigatoneladas de emisión a 1,2.

Para entonces, el 85% de esas emisiones se producirán en las ciudades, que aglutinarán el 50% de la población mundial en solo un 2% del espacio disponible en el planeta, “siendo clave la eficiencia en la movilidad urbana, a lo que desde Schaeffler damos solución con los vehículos Schaeffler Mover y Schaeffler BioHybrid diseñados para este fin”. Y apuntan: “Pero atacando solo  a las emisiones locales no se resolverá el calentamiento global, hay que tener en cuenta toda la cadena de energía: well-to-wheel’ (de la producción a su uso)”.

Los coches 100% libres de emisiones no se verán hasta 2050

Según los cálculos de Schaeffler, un vehículo eléctrico todavía emite hasta el 65% de la cantidad de CO2 de un vehículo comparable con un motor de gasolina. Si las baterías de ese coche se cargaran con electricidad generada en su totalidad por fuentes renovables, sus emisiones de CO2 caerían a solo 3% de las de un vehículo convencional.

“Pero el objetivo de conseguir automóviles 100% libres de la energía de CO2 no se va a conseguir en las tres próximas décadas”, afirman desde la compañía, y precisamente el desarrollo de las baterías eléctricas va a jugar un papel determinante en la salida al mercado de este tipo de vehículos. Sin embargo, en la actualidad hay factores que juegan en su contra: por un lado, la fabricación de las baterías con la tecnología actual depende del suministro de cobalto y litio y, según las estimaciones, las reservas de estos materiales  se agotarán en el año 2039 y 2047 respectivamente. Además, según Schaeffler, el precio medio de un coche hoy es de 28.000 dólares,y para poder acceder a un vehículo a un precio similar en el futuro el coste de las baterías eléctricas tendría que caer al menos un 67% en la próxima década. Además faltan estaciones de repostaje e infraestructura.

Problema que también encuentra otra de las opciones que plantea Schaeffler:  las baterías de hidrógeno, en las que aseguran trabajar para obtener la máxima eficiencia de una pila combustible, por ejemplo, mediante el recubrimiento de las llamadas “placas bipolares” que se encuentran en su núcleo.

El gas y el combustible líquido sintéticos son otra opción para Schaeffler ya que podrían fabricarse empleando energía obtenida de fuentes renovables. “Bajo ciertos requisitos, los combustibles de diseño resultantes pueden tener un CO2 neutro en toda la cadena de energía”, apuntan.

Y en cuanto a los motores de combustión interna, Schaeffler considera que su futuro pasa por estar ligado a su optimización tecnológica y a sumarse a un motor eléctrico para formar parte de un sistema de propulsión híbrido, ya sea de alto voltaje o de 48 voltios.  La hibridación de 48 voltios permite una reducción de las emisiones con un bajo coste de integración, desde un 6,6 por ciento en el nivel 0, hasta un 24 por ciento en un nivel 4.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.