El litio podría ser un “tesoro”

Según carEX

1
Foto: El País.

Según el clúster de automoción eléctrica de Extremadura (carEX), en la cacereña Sierra de la Mosca se esconde un “tesoro millonario” que la multinacional Infinity Lithium pretende explotar: el litio blanco, material que se utiliza en la fabricación de baterías para vehículos eléctricos. Y si bien a juicio de la asociación su explotación podría ser enormemente beneficiosa a largo plazo, no está exenta de polémica y cuenta con acérrimos detractores que consideran que el proyecto es peligroso. Para intentar arrojar un poco de luz sobre el asunto AUTOPOS ha contactado con el vicepresidente del clúster Rafael Cuenca.

Según la asociación, que opera en Extremadura desde el 4 de julio de 2018, el litio podría ser “el oro blanco del siglo XXI”. Y España es precisamente uno de esos países afortunados que poseen un almacenamiento importante, ya que cuenta con una mina en Extremadura, concretamente en la cacereña Sierra de la Mosca, y con otra en la localidad de Cañaveral, también ubicada en Cáceres. Pero lo cierto es que su posible explotación no es un tema nuevo…

La multinacional australiana Infinity Lithium lleva años intentando conseguir los permisos pertinentes para extraer litio en Extremadura.

Sin ir más lejos, la multinacional australiana Infinity Lithium lleva años intentando conseguir los permisos pertinentes para explotar el yacimiento de Sierra de la Mosca, que pasan por la aprobación regional y local, necesitando la empresa del visto bueno de la Junta de Extremadura y también del Ayuntamiento de Cáceres para proceder con las obras. Y de momento no los consigue: aún está inmersa en los trámites y ya va por el segundo intento, pues en la primera ocasión que intentó conseguirlos le fueron denegados. Pero, según carEX, cada vez está más cerca…

¿Cómo operaría Infinity Lithium?

Infinity Lithium quiere junto a Valoriza Minería, dependiente del Grupo Sacyr, hacerse cargo de la extracción del litio y también de su tratamiento. Para ello, edificaría una planta dedicada a la transformación del litio en hidróxido de litio, que es el material que se utiliza para la fabricación de las baterías. Lo haría a través de una sociedad de nueva creación denominada TEL (acrónimo de Tecnologías Extremeñas del Litio) que pertenecería en un 75% a Infinity Lithium y en un 25% a Valoriza Minería.

Las obras de edificación de la planta de construcción empezarían en 2021 y concluirían en 2023, según sus cálculos. El cráter para la extracción, dicen, tendría unas dimensiones máximas de 710×450 metros, con una profundidad de 240 metros. Según carEx ha hecho saber a AUTOPOS, a partir de 2023 comenzaría el proceso de extracción y tratamiento del litio, proceso que tendrá una duración estimada de veinte años. Tras estas dos décadas, el cráter se convertiría en un lago y el entorno se reconstruiría con la ayuda de una fianza de 16 millones de euros que la empresa aportaría previamente para reacondicionar la montaña y reducir el impacto medioambiental una vez finalizado el proyecto. Por el momento se desconoce qué ocurrirá con la planta.

En cuanto a la iniciativa, aseguran, consumiría anualmente 143.000 metros cúbicos de agua netos, el 1% del abastecimiento de Cáceres aproximadamente.

El clúster, partidario del proyecto

Por su parte, el clúster de automoción eléctrica de Extremadura se ha mostrado partidario del proyecto al considerar la extracción de litio beneficiosa a escala medioambiental, puesto que, en su opinión, el proyecto daría un impulso al establecimiento del coche eléctrico como una opción viable a corto plazo ya que ayudaría a abaratar los costes de las baterías y, por tanto, de los coches eléctricos.

“Extremadura tiene un almacenamiento de litio importante y no debería de perder este tren. Nosotros no ponemos límites más allá de que tenga que ver con el fomento de la movilidad eléctrica”, ha asegurado el vicepresidente del Clúster Rafael Cuenca, haciendo hincapié en la problemática resultante de la cercanía del cráter a la población, pues el yacimiento se encuentra a tan sólo dos kilómetros de la ciudad. “Sería un problema a resolver, hay que hacer las cosas bien y pensar en los ciudadanos”, ha apuntado.

La otra cara de la moneda: los detractores

La otra cara de la moneda la representa una plataforma llamada ‘Salvemos la montaña de Cáceres’ creada en 2017 y autodefinida como un “movimiento cívico en oposición a la mina de litio a cielo abierto. Desde la plataforma aseguran que no existe en el resto del mundo un caso similar “en el que se pretenda instalar una actividad altamente agresiva a menos de 3 km de un núcleo urbano tan importante como Cáceres”. En el momento de redacción de esta noticia 16.528 personas figuraban como firmantes de la petición en Change en la que expresan su oposición.

Elring

1 Comentario

  1. Y ahí está la cuestión: salvar la sierra a corto plazo o sacrificarla a corto plazo para fomentar el eléctrico y mejorar el medio ambiente a largo plazo… Un dilema ético interesante.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.