El sistema ABS de Continental cumple cincuenta años

0

Continental, empresa tecnológica y proveedor internacional de automoción -conocida en ese momento como ITT-Teves-, presentó mundialmente el MK I, el primer sistema de frenos antibloqueo (ABS) en la IAA de Frankfurt de 1969, hace ya cincuenta años. Hito que marcó un antes y un después en la conducción.

Tal y como informan desde la compañía, esta tecnología sólo se utilizó inicialmente en 36 vehículos de prueba para la policía sueca. No fue hasta 1984 cuando se produjo el gran avance tecnológico. Teves, que ahora forma parte de Continental, lanzó el MK II, el primer sistema ABS del mundo para turismos controlado por un microprocesador.

“Gracias a su programabilidad, nuestro sistema podía ser validado de forma rápida y óptima tanto para maniobras de frenado en carreteras difíciles, es decir, con un alto nivel de rozamiento, como en carreteras resbaladizas, por hielo en invierno, por ejemplo. También era considerablemente más flexible que otras soluciones y, por lo tanto, podía adaptarse rápidamente a diferentes vehículos, como modelos con tracción delantera o con tracción total. La solución del microprocesador nos dio una ventaja de varios años”, aseguraba Helmut Fennel, que en aquel momento desempeñaba un papel clave en la promoción del uso de microprocesadores para el sistema ABS.

ABS, un sistema central de seguridad

El MK I se presentó por primera vez en la IAA 1969 en Frankfurt.

De este modo, el MK II fue el primer sistema ABS del mercado que combinó la función de frenado, el elevador de presión, el control hidráulico y el sistema antibloqueo de frenos en una unidad compacta. Poco después también se integró un sistema de control de tracción (TCS por sus siglas en inglés).

Más tarde, vino el sistema MK IV, que comenzó a producirse en serie en 1989 y que, por primera vez, incluía un sistema electrónico de distribución de la fuerza de frenado. En 1995, los desarrolladores de Continental integraron el control electrónico de estabilidad (ESC) en el sistema MK 20. Así, en este nuevo modelo -convertido en el estándar a nivel mundial-, el motor está situado en la parte superior, el bloque de válvulas en el centro y la tecnología en la parte inferior, haciendo de base. Hoy por hoy, los sistemas antibloqueo de Continental siguen basándose en este principio.

Actualmente, un sistema ABS está equipado con hasta 50 funciones adicionales y de seguridad, como la liberación automática del freno de mano al arrancar, asistencia para el arranque en pendiente o como un componente importante de los sistemas de control de velocidad adaptativos. Y sólo pesa dos kilos y ocupa el mismo espacio que una cámara réflex de un solo objetivo. Mientras que el primer sistema ABS de Continental listo para la producción era del tamaño de una lata de gas de 5 litros y pesaba 11,5 kilogramos. La compañía asegura que, dado que este sistema puede controlar de forma individual la fuerza de frenado de cada rueda, es indispensable para los sistemas de control transversal tanto actuales como futuros, permitiendo, a su vez, dar los siguientes pasos hacia la conducción automatizada.

El MK II de Continental fue el primer ABS del mundo controlado por microprocesador para turismos.

Según Jürgen Woywod, desarrollador de Continental, el sistema ABS es la “madre de todos los sistemas de control de chasis”. Woywod está trabajando actualmente en las futuras generaciones de sistemas de frenos y formó parte del equipo que aplicó la tecnología ABS de Continental a las motocicletas, que se puso en marcha por primera vez en 2006.

Asimismo, según la empresa tecnológica, la introducción del sistema ABS ha mejorado significativamente la seguridad vial. Desde 2004, el sistema es obligatorio por ley para todos los vehículos nuevos en Europa. Desde la introducción de los primeros sistemas a finales de los años 70, el número total de víctimas mortales en carretera ha disminuido y también ha contribuido a prevenir los accidentes en moto mediante el sistema ABS estándar.

Por lo tanto, el sistema ABS contribuye al objetivo a largo plazo de Visión Zero, que aspira a un futuro sin accidentes de tráfico. Para acercarse cada vez más a este objetivo, Continental sigue avanzando en el desarrollo de este sistema de seguridad.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.