Torres Suárez, Norma Torres Suárez, de 46 años, casada y con dos hijos (niña y niño) de 12 y 10 diez años, aterrizaba en este sector en enero de 2021 para sustituir a Marian Luño  como directora para España y Portugal de Bosch Automotive Aftermarket. Contamos su historia en nuestro último número de AUTOPOS.

Con una trayectoria muy intensa en Bosch, habiendo ejercido diferentes e importantes responsabilidades, esta alemana de nacimiento es de un perfil muy estructurado, pero en el que también asoman sus raíces españolas marcadas por la espontaneidad, la creatividad y el liderazgo. Una persona inquieta, valiente, que hace menos de un año metía en una maleta su vida, sus sueños y los de su familia, y ponía rumbo a Madrid con destino a la posventa en un momento de total incertidumbre global… Una decisión a priori nada sencilla, pero la vida está hecha para las personas valientes, y Norma Torres es una de ellas. Y si tienen alguna duda, pasen y vean…

Nací en Alemania, en una ciudad universitaria muy pintoresca, una ciudad de Carlomagno,
Aquisgrán. Mis padres, ambos españoles, vivían allí. Mi padre ejercía como profesor en
la Universidad, pero teniendo yo nueve meses decidieron volver a España, primero a Madrid y a los cuatro años a Zaragoza, de donde yo me siento”, arranca con entusiasmo la conversación Norma Torres Suárez, directora regional para España y Portugal de Bosch
Automotive Aftermarket en sustitución de Marian Luño, ahora presidenta regional para América, España, Portugal y Filipinas en la división Bosch Service Solutions.

“Yo siempre digo que soy de Zaragoza, donde me crié, donde estudié… decidí hacer ingeniería industrial y acabar con un Erasmus mi último año de carrera en Alemania. Mi padre me recomendó la Universidad de Aquisgrán, y así volví a la ciudad en la que nací”. Y
lo que en principio iba a ser un año se convirtieron en unos cuantos más… “Me quedé a hacer el proyecto de fin de carrera y empecé a buscar trabajo allí. Estaba muy a gusto, había muchas oportunidades laborales, y eché mi currículum en dos compañías que también tuvieran sede en España, porque sabía que querría volver”.

Era el caso de Mercedes y de Bosch, las dos con sede en Stuttgart. Y ya sabemos cuál se la llevó: “Bosch es una empresa tan grande, con tantas divisiones y posibilidades, así como oportunidades de desarrollo personal y profesional dentro de la misma, que nunca he pensado en cambiarme. Si Bosch no me hubiese ofrecido estas posibilidades no estaría aquí”, afirmaba Norma Torres, dando buena muestra de su carácter inquieto y de superación.

Una carrera intensa en Bosch

La ahora directora regional para España y Portugal de Bosch Automotive Aftermarket, llegaba a la compañía con apenas 25 años, a través del denominado programa Trainee de Bosch, al que acceden los titulados universitarios que durante dos años rotan por diferentes divisiones y países: “Una vez acabado el programa quería regresar a España, tenía novio español, quien hoy es mi marido, y me apetecía volver, así que empecé a trabajar en la fábrica que Bosch tiene en Castellet, Barcelona, en el departamento de Compras, en la división de Fabricación de limpiaparabrisas”. No contenta sólo con este cambio, Norma Torres decidió además compaginarlo con un doctorado por la UNED en Ingeniería industrial, en el área de Organización, casi nada…

“Y en Alemania me ha servido de mucho, lo valoran de verdad. Agradezco ahora todo el sacrificio que hicimos en aquella época”, destaca la entrevistada. Tras estar dos años en Compras, pasó a Logística. Dos puestos en los que asegura haber encajado de maravilla por su perfil de ingeniera, versátil y con facilidad para las relaciones personales. Tres años después, Madrid: “Tenía ganas de volver a cambiar y me ofrecieron un puesto en un área totalmente diferente, en el área Industrial, como responsable de Compras y Logística, aunando mi experiencia anterior”.

Y aceptó: “Me apetecía hacer algo diferente; Madrid me gusta mucho… y con 32 años era el momento de empezar a tener mi propia familia junto a mi marido, también ingeniero, que me ha seguido siempre a todas partes y he de agradecérselo muchísimo. A los 34
fui madre de mi primera hija y dos años después de mi segundo hijo. Pero cuando llevaba cuatro años en este nuevo cargo mis jefes me propusieron un nuevo destino, para ejercer como consultora de Compras Internacionales».

Valiente, cogió a sus dos pequeños y puso rumbo de nuevo a Alemania, a Stuttgart, donde estaba la sede de la división. Lo hizo sola; su marido tenía un muy buen trabajo en Madrid, pero al año y medio también se desplazó para reunirse con el resto de su familia. “Llegué en agosto de 2012… y me quedé nueve años. Tras un primero como consultora me ascendieron a responsable del grupo y dos años después a responsable de departamento, que era bastante grande, con 85 personas, pero a los tres años, de nuevo, me apetecía cambiar, me había especializado mucho, y solicité el puesto de adjunta a dirección a un miembro de la alta gerencia de Bosch, el de Industrial”.

Y se lo dieron: “En Bosch hay diez responsables que conforman el consejo de administración, que una vez cada dos semanas se reúnen para marcar las directrices, la estrategia y el futuro del grupo. Los adjuntos nos encargamos de preparar dichas reuniones, de corregir fallos en la documentación, de dar apoyo técnico… entre otras cosas. No pensé que me fueran a dar el puesto; siendo española para mí es un verdadero orgullo y he estado empapándome de cómo se gestiona una multinacional, y es muy interesante”.

Le esperaba la posventa

“Tras dos años y medio en el puesto, que es lo que se suele estar, me dije a mí misma:  ¿Qué hacemos después? Y me volvieron a llamar de Madrid para sustituir a Marian Luño como directora regional para España y Portugal de Bosch Automotive Aftermarket. Me pareció una oferta súper interesante: un sector nuevo, en un proyecto que me llamaba muchísimo la atención y al que aportar mi experiencia y conocimiento. Tenía muchas ganas y además suponía regresar a España. Mi padre falleció cuando yo estaba en Alemania y fue
muy duro… Me apetecía volver a estar cerca: mi madre y mi suegra no se lo creían, lloraban de alegría; para mis hijos también era un momento bueno para su adaptación social y escolar aquí, así que acepté y mi marido encontró trabajo enseguida. Todo marchaba, estábamos muy contentos porque en España se vive de maravilla, pero los comienzos no fueron nada fáciles…”.

Y es que Norma Torres, que se encaminaba en esta nueva aventura sola -sus hijos y su marido le acompañarían unos meses después-, fue recibida por Filomena: “Volaba el 7 de enero, pero diariamente me lo cancelaban, hasta que al quinto día conseguí llegar a Madrid”. Y se encontró lo que se encontró: “Llegué mi primer día a la empresa con botas de montaña por la nieve, que seguía haciendo estragos, y la encontré muy oscura, con la mayoría del personal teletrabajando y el poco que había no era de mi división. Subí a la primera planta y dije ‘hola, me llamo Norma’, y por fin encontré a alguien de mi equipo. Toda una experiencia”.

Así empezaba su andadura en un sector desconocido para ella… “Lo que peor he llevado este año, y ha sido harto complicado para mí, ha sido empezar en un nuevo puesto, sector y ciudad en pandemia, sin contacto directo, gestionando todo a través de reuniones virtuales y de teletrabajo, conociendo personalmente al equipo a cuenta gotas, porque nos hemos organizado en grupos burbuja… De hecho, hoy he conocido en persona a Lorenzo (Jiménez, jefe de Prensa en Bosch, y presente en la entrevista). Pero ya lo estamos superando. Por lo demás no tengo queja, al contrario, estoy fenomenal, muy contenta con el equipo, con el sector, que me parece apasionante: hay por hacer y mucho que aprender… Y he contado con el apoyo de Marian Luño en todo momento, ha sido súper transparente, muy cercana, tanto ella como el resto del equipo, que me ha recibido muy bien, entendiendo que yo vengo de otro área diferente, que pregunto mucho… Me han ayudado un montón”.

“Y es un reto”, confiesa Norma Torres, “porque Marian Luño ha dejado el listón muy alto, y quiero hacerlo lo mejor posible a pesar de las circunstancias, especialmente ahora con la crisis de suministros y el aumento de los costes logísticos: cuando yo estaba en Compras exigía, y ahora que estoy del otro lado de la negociación empatizo”, reconocía la directora regional para España y Portugal de Bosch Automotive Aftermarket. “También estoy intentando cambiar alguna cosa, porque yo soy mucho de poner acciones en marcha,
y si no salen pues volvemos a empezar, pero hay que evolucionar. El mundo exterior nos está forzando a hacerlo. También hemos estrenado unos grupos de trabajo de desarrollo de estrategia y hay unos debates apasionantes, con un montón de ideas…”.

Necesita conocer mejor el mercado: “Yo estoy aprendiendo mucho de mis compañeros que son los expertos”, aseguraba Norma Torres, “porque el negocio no es fácil la verdad: lo que más me ha costado entender es la estructura del mismo, el quién es quién y cómo se relacionan. Hay mucha historia detrás: de los clientes, de las diferentes empresas… Hay negocios familiares que han crecido a lo largo de los años y que tienen un nivel  impresionante, que se han preocupado mucho por invertir en logística, por reinventarse…
Y es que el capital humano de este sector es estupendo. Fui al congreso de Ancera y  aluciné: la gente desbordaba alegría por verse, se abrazaba… Me encantó, este es un sector en el que las relaciones personales son determinantes, en el que se va de frente, que además tiene un dinamismo único; el día a día es tremendo: aquí no se negocia un día al año, aquí el contacto es diario”.

España, el nuevo ‘El Dorado’

Llega en un momento incierto, de transformación. Y le motiva: “Otro de los puntos que me atraen son los cambios que está experimentando la automoción, que ya conocía por mi experiencia en mi puesto anterior, y ha sido llegar a España y ver que es una de las preocupaciones de la posventa: la incertidumbre respecto a la llegada del coche eléctrico, aunque parece ser un proceso más lento del esperado, y a la introducción de nuevas tecnologías en el vehículo. Vamos a ver cómo va a digerir todo esto el aftermarket, con especial atención a qué van a hacer los talleres”.

No es el único proceso evolutivo que afecta al mercado, en este caso de distribución: “Además claro de los diferentes movimientos empresariales que se están dando dentro del mercado, y la llegada de grupos internacionales a través de la compra de empresas familiares o de asociarse con grupos de distribución nacionales… Un compañero francés hace poco me decía que España es el nuevo ‘El Dorado’ para los inversores extranjeros que apuestan por el sector de la posventa, lo que va a dar al negocio un toque internacional. Vamos a tener que trabajar con accionistas mayoritarios de empresas francesas, alemanas,
americanas… y a su vez va a haber socios españoles. Va haber un cambio muy fuerte que vamos a vivir todos muy de cerca”.

No queda otra que afrontarlo con decisión: “Debemos prepararnos y trabajar muy duro, porque la distribución nos pide información, quiere saber qué va a pasar. Desde Bosch les ayudamos a través de nuestros avances: nosotros tenemos una estrategia de neutralidad tecnológica, estamos invirtiendo en desarrollar temas de combustión, de coche eléctrico, híbrido, de pila de combustible… porque el mercado ahora mismo tiene todas estas  tecnologías sobre la mesa. Hay bastante presión en el mercado y tenemos que llegar a un equilibrio donde ganemos todos: talleres, distribución y fabricantes. Y me gustaría que Bosch siguiera este camino de innovación, para acercar nuestro conocimiento en componentes durante muchos años a la posventa”.

Y a Norma Torres le gustaría ser parte activa del proceso: “Personalmente quisiera, dentro de unos años, poder mirar atrás y decir que he ayudado a que Bosch y sus clientes  pudieran superar con éxito todo este periodo de cambio. Porque todavía queda mucho
por hacer, y va a ser apasionante”.

Artículo anteriorLiqui Moly cerró 2021 con récord de producción
Artículo siguiente«Siento un gran orgullo con lo logrado»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.