Incoherencia periodística

3
Lo que vale para los demás por lo visto no vale cuando se trata de informar sobre nosotros mismos (la propia prensa), que se calla cualquier cosa que pueda afectar a los del gremio periodístico. Pues sobre eso reflexiona Miguel Ángel Prieto en su nuevo post de su “blog de notas”.

A veces los periodistas en este sector actuamos de una manera como mínimo extraña cuando se trata de informar sobre nuestra competencia. Como si lo que vale para los demás no valiera para nosotros cuando somos los protagonistas de la información.

Quizá porque se pueda entender como que estamos criticando a nuestros competidores, y ya sabemos que en entornos comerciales como el nuestro eso suele estar mal visto, el caso es que obviamos lo que es noticia, lo que puede interesar a nuestros lectores, solo por el hecho de que se refiera a otra empresa periodística o a otro periodista.

No somos coherentes. Porque informar no es atacar a nuestra competencia, pero obviar la información sí es traicionar los principios de nuestra profesión. Y nadie publica que el Tribunal Supremo me ha condenado a indemnizar a Jiménez Alfaro (ex Centro Holding) por intromisión en su honor, o que el grupo RBI (Autoprofesional) ha llevado a cabo una reestructuración de su plantilla que ha afectado a más de cincuenta de sus trabajadores, varios de ellos vinculados a sus revistas de automoción (además del cierre en la práctica de Recambio Libre).

¿Es que no interesa? Muchos de nuestros lectores son anunciantes o consumidores de prensa sectorial a los que sin duda les puede resultar incluso útil saber la situación de los medios en los que invierten o que simplemente leen (ayuda en muchas ocasiones a entender determinadas propuestas editoriales). Y sobre lo que me afecta, ustedes mismos, que se dice.

Son noticia en la prensa generalista (por lo que por ejemplo me costó muy poco comprobar que no hay periodista reconocido en la profesión –que son los que aparecen en las noticias, claro- que no tenga una sentencia condenatoria por intromisión en el honor de alguien –otra cosa es por injurias o calumnias, no confundamos-, desde Pedro J. Ramírez, Iñaki Gabilondo o Luis del Olmo hasta José Ramón de la Morena o el bueno de Matías Prats); pero aquí no, aquí no solo obviamos lo que nos perjudica a nosotros mismos sino que también lo que pueda molestar a los otros. Y no entiendo el porqué. ¿No somos periodistas?

Elring

3 Comentarios

  1. Bueno… una cura de autocomplacencia es básica para seguir con los pies en la tierra, en toda profesión es necesario saber donde esta uno y sobre todo a que se dedica… Suerte y animo

  2. Pero mira, ya tengo algo en común con ellos. Y Autopos no es precisamente un panfletillo, aunque si tú lo entiendes así, qué le vamos a hacer. “Hay gente pa tó”, que dijo el torero.

  3. “Pedro J. Ramírez, Iñaki Gabilondo o Luis del Olmo hasta José Ramón de la Morena o el bueno de Matías Prats”. Joder macho, te has puesto el listón muy alto. Al fin y al cabo tu sólo escribes un panfletillo dedicado a la posventa.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.