KYB recuerda que los amortiguadores son vitales para el ESC

0

«La mayor parte de los accidentes que implican una pérdida de control del vehículo ocurren cuando se conduce por encima de sus límites de tracción tanto al girar bruscamente el volante como por la pérdida de control del mismo y en una conducción demasiado rápida para las condiciones de la carretera. El ESC entra en acción cuando el vehículo se inclina demasiado o cuando los neumáticos comienzan a perder tracción», explica el fabricante.

«Inmediatamente -prosigue-, el ESC, a través de una serie de sensores, disminuye la velocidad del motor y entran en acción los frenos con la intensidad justa para mantener el control del vehículo. Si un vehículo es del año 2000 o más reciente, puede tener ESC. El vehículo puede tener ESC y el conductor no saberlo, ya que el ESC a veces se llama por nombres diferentes dependiendo del fabricante».

¿El Cinturón de seguridad del siglo XX1?
Numerosos estudios han demostrado que el ESC es sumamente eficaz en la prevención de accidentes por pérdidas de control del vehículo. Un estudio reciente de la Universidad de Colonia demostró que 4.000 vidas pueden salvarse con este método y que 100.000 accidentes se podrían evitar si todos los coches europeos tuvieran este sistema. Mercedes demuestra que la instalación del ESC como equipamiento estándar en sus vehículos ha supuesto una reducción del 29 % en accidentes y del 15 % en siniestros totales. Por otro lado, los estudios de Toyota confirman una reducción del 30 %.

Los vehículos con ESC reducen el riesgo de pérdida de control a la mitad, y ayudan a recuperar la estabilidad en un 80 %. El ESC ha sido descrito como el avance más importante en la seguridad vial por expertos en automoción. Como consecuencia de esta reducción significativa en los accidentes de tráfico, Estados Unidos, Canadá, y Australia han puesto en práctica una nueva legislación que obliga a la instalación del sistema ESC en todos los vehículos nuevos. En el caso de La Unión Europea, propone la implantación del ESC para todos aquellos automóviles y vehículos comerciales fabricados a partir del 2014.

Se estima que el 60 % de los vehículos reparados en el canal multimarca tienen entre 4 y 12 años. Actualmente hay vehículos de 10 años de antigüedad equipados con este sistema. Teniendo en cuenta que casi un tercio de los automóviles matriculados en 2005 y más de la mitad de los vehículos comerciales ligeros en 2007 están equipados con este sistema, es importante saber si el vehículo tiene o no control de estabilidad electrónico. Los motivos:

• El estado de los neumáticos y de la suspensión del vehículo influyen en la eficacia del ESC. Su malas condiciones afectan a la adherencia a la carretera, provocando errores en el funcionamiento del Sistema de Control de Estabilidad Electrónico del automóvil. Es por tanto de vital importancia mantener los neumáticos y componentes de la suspensión como nuevos.

• Las piezas de recambio (como los amortiguadores) deben ser diseñadas y fabricadas con el objetivo de restablecer las prestaciones y funcionamiento del vehículo como si fuera nuevo. Algunas piezas de recambio (piezas de baja calidad) no son capaces de cumplir este objetivo y pueden afectar al funcionamiento del ESC y provocar que los frenos entren en funcionamiento cuando no deban hacerlo.

Por lo explicado anteriormente, es muy importante que en los vehículos equipados con ESC se realice el reemplazo periódico de pastillas de freno, amortiguadores, muelles y neumáticos. Asegúrese de escoger las piezas de recambio que están diseñadas para mantener todas las cualidades del vehículo como nuevo. Es vital para el buen funcionamiento del ESC. La activación o desactivación del Sistema de Control de Estabilidad Electrónico del automóvil depende de una buena tracción de los neumáticos, que a su vez depende del buen funcionamiento de los amortiguadores y los muelles. El Sistema de Control de Estabilidad Electrónico del automóvil puede verse comprometido si se llevan amortiguadores de mala calidad o mal calibrados.

¿Cuáles son las diferencias entre ESC, ABS y Control de Tracción?
El ABS (Sistema Antibloqueo de Frenado) de trabaja para impedir que las ruedas se queden bloqueadas en situaciones de frenado en línea recta. El Control de Tracción previene las pérdidas de adherencia pero solo el ESC previene de la pérdida de tracción tanto en rectas como en curvas.

• El ABS está diseñado para evitar el bloqueo y derrape de los neumáticos en frenadas fuertes. Esto ayuda a mantener la tracción y mejorar el control del vehículo.

• El Control de Tracción está diseñado para que los neumáticos no patinen durante la aceleración, como puede pasar con suelo húmedo o helado.

• El Control de Estabilidad Electrónico está diseñado para reducir la marcha y controlar el vehículo en situaciones extremas. Este sistema utiliza tanto el ABS como las ventajas del Control de Tracción.

El ESC usa los mismos sensores que el ABS y el Control de Tracción, más un sensor de derrape o guiñada y en algunos casos un sensor de ángulo de dirección. El sistema informático que gestiona el ESC conoce la velocidad adecuada de cada neumático y del motor, la inclinación y giro del vehículo sobre su eje, y cuando algún neumático pierde tracción. El Sistema de Control de Estabilidad Electrónico entra en funcionamiento y hace correcciones adecuadas para mantener el control del vehículo.

El ABS y el Control de Tracción controlan el vehículo y modulan los frenos de forma individual y en la proporción exacta en cada rueda. El ESC además tiene la capacidad de modular el régimen del motor y la transmisión de potencia.

¿Por qué escoger Amortiguadores de KYB para vehículos con ESC?
«Los amortiguadores instalados pierden su eficacia después de 80.000 kilómetros. Los amortiguadores de recambio de baja calidad no restablecen las prestaciones y funcionamiento del vehículo como si fuera nuevo. Esta diferencia en el funcionamiento cambia las características y afecta a otros componentes como frenos y neumáticos. Los amortiguadores KYB están diseñados y fabricados para recuperar las características del Sistema de Control de Estabilidad Electrónico», afirma el fabricante.

Artículo anteriorAncera, de congreso en Málaga
Artículo siguienteMann+Hummel amplia la planta de fabricación de Marklkofen (Alemania)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.