“La conducción automatizada será una realidad en 2020”

0
¿Sueño o realidad? Bosch lo tiene claro, aporta cifras y fechas, muy próximas además, para que la conducción automatizada empiece a formar parte de nuestro día adía. Belen Arana, responsable para Europa del proyecto de conducción automatizada de Bosch, daba a conocer los últimos avances tecnológicos, desarrollos y planes que Bosch está llevando a cabo en este campo, cuyas ventas están aumentando anualmente a un ritmo del 33% anual, con una previsión para 2016, por primera vez, por encima de los mil millones de euros.

Jimenez_L Aranda_B y Maier_CUn sistema de asistencia al conductor en carretera que según apuntaba Arana, se irá introduciendo de manera gradual en el mercado siguiendo un proceso dividido en tres fases: “Los usuarios nos adaptaremos progresivamente a la conducción automatizada y la tecnología también”.  En la actualidad, nos encontramos entre una primera fase de ´conducción parcialmente automatizada ´ en la que el sistema toma el control de la orientación longitudinal y lateral en caso de uso específico, siendo imprescindible la permanente supervisión del conductor. Y una segunda fase  de ´conducción altamente automatizada´ en la que el sistema puede hacer frente a cualquier situación en caso de uso definido, y en la que el conductor pueda retomar el control del vehículo. La última fase prevista para 2020-2025 es la de ´conducción totalmente automatizada´ o piloto automático, en la que el sistema puede afrontar cualquier situación en carretera durante en el trayecto completo, “el coche se convierte el chófer y el conductor en el pasajero” y en la que no necesita la supervisión del conductor.

Para llegar a esta última etapa, esta meta de conducción autónoma que Bosch sitúa más o menos a diez años, la empresa  destina cerca de 2.000 ingenieros que trabajan en el desarrollo de una tecnología que incluye desde el propulsor del coche a los frenos y la dirección, sensores, asistentes de conducción,  sistemas de navegación y soluciones de conectividad dentro y fuera del vehículo, cuya adaptación a esta tecnología requiere 50 nuevos componentes de Bosch, 1.300 metros de cable y 1.400 horas de trabajo, para cada coche que ya está siendo puesto a prueba desde 2013 en vías públicas habiendo completado más de 10.000 Km.

Un desarrollo a ritmo vertiginoso, “desde los componentes individuales hasta el sistema completo”, y es que Bosch ya está ayudando a los conductores a cambiar de carril, a permanecer en el suyo y a frenar cuando se encuentran un obstáculo, habiendo vendido  más de 50 millones de sensores de entorno destinados a los sistemas de asistencia al conductor.  Un sistema con el que la compañía afirma tener el potencial para reducir las tasas de accidentes hasta en una tercera parte. De hecho, y según un reciente estudio de Bosch y RACC, la frenada automática podría evitar más de 270 muertes al año en nuestro país.

Sin embargo, este desarrollo se ve frenado por la actual legislación. Según el Convenio de Viena sobre la circulación vial de 1968, el conductor debe mantener el control de su vehículo en todo momento. “La legislación debe seguir el ritmo de lo que es técnicamente posible”, señala Arana, “una posibilidad sería permitir la conducción automatizada, siempre que el conductor sea capaz de anularla o desactivarla”. No obstante la responsable del proyecto para Europa asegura apreciar señales de cambio inminentes en las regulaciones con el fin de adaptarse al desarrollo de esta tecnología.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.