ZF recomienda la revisión preventiva como herramienta de fidelización para el taller

0
ZF Aftermarket recomienda a los talleres aconsejar a sus clientes una revisión en primavera.

zf-revisionTras las inclemencias temporales del invierno que afectan especialmente a componentes de seguridad como los frenos, amortiguadores y otros componentes del chasis , ZF aconseja a los talleres recomendar a sus clientes la revisión de su vehículo por motivos de seguridad, pero también como herramienta de  fidelización, pues, con su experiencia, ayudan a alargar la vida útil de los vehículos, lo que a buen seguro redundará en la plena satisfacción de los clientes.

ZF Aftermarket asegura  brindar a los talleres asistencia con los productos adecuados de las marcas: Lemförder, Sachs, TRW y Boge, todas ellas con calidad de Equipo Original, junto con la información técnica adecuada.

Revisión de los amortiguadores

Los expertos de ZF Aftermarket recomiendan que los amortiguadores sean examinados minuciosamente para comprobar que estén en condiciones para la circulación, a los 80.000 kilómetros por primera vez y, posteriormente, cada 20.000 kilómetros. En algunas zonas de nuestro país es necesario realizar un cambio de neumáticos de invierno a los  de verano. Esta puede ser una buena ocasión para revisar los amortiguadores: solo se garantiza la durabilidad de los mismos si los soportes de la columna de suspensión, así como los topes de compresión y los tubos protectores se encuentran en perfectas condiciones.

Además, los profesionales deben recomendar que las pastillas de freno tengan al menos un grosor superior a los 2 mm, dependiendo del kilometraje del vehículo, revisándolo a mitad de año. Además de que un experto revise los discos y las pastillas de freno, es también esencial que se revisen las pinzas y latiguillos de freno para asegurar que no tienen ninguna fuga, que no existen obstrucciones y que funcionan correctamente.

Revisión del chasis

Los componentes del chasis y del sistema de dirección, como los brazos de suspensión, pueden desgastarse o ser dañados por la suciedad o por objetos extraños que hayan penetrado en el vehículo. Si no se sustituyen los componentes dañados puede afectar gravemente al comportamiento del vehículo y la seguridad. También es importante revisar los fuelles y los guardapolvos de caucho tanto de las rótulas de suspensión como las de dirección. Las salpicaduras de agua que puedan penetrar eliminan la grasa especial, lo cual puede provocar que se introduzca suciedad y se cree óxido en el interior de la rótula.

“Provistos de una formación práctica, informaciones técnicas específicas y un amplio soporte técnico, los talleres pueden adquirir unos conocimientos detallados de los productos y sistemas, y establecer, por lo tanto, una base sólida que les permitan realizar diagnósticos con precisión y reparaciones profesionales”, concluyen desde ZF.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.