Geopolítica, competitividad y hasta religión, así fueron los matices del diálogo sostenido entre Antonio Brufau, presidente de Repsol, y Francisco J. Riberas, presidente de Sernauto, sobre el presente y futuro de la movilidad sostenible.

No se quedó nada en el tintero y hablaron de esa movilidad desconocida por muchos: la que cuesta a la industria y a la sociedad europea, la que prohíbe en vez de incentivar el desarrollo de tecnologías que minimicen el impacto de las emisiones en nuestro planeta. La sostenibilidad que “Europa no nos cuenta” y que “exporta dos tercios de las emisiones a China”, aseguró Brufau.

Y es que el presidente de la energética no se dejó nada guardado, e hizo un fuerte llamamiento a las autoridades europeas para que pisen el territorio de la industria y apuesten de una vez por todas por una transición ordenada, pero sobre todo, pragmática: “A los políticos europeos os gusta mucho hacer muchas normas, muchas leyes, pero tienen que pisar el territorio, tienen que pisar la industria. Prohibir no es el camino para tener una Europa con futuro e industrialmente potente”.

El empresario ponía especial foco en uno de los temas que más le preocupa sobre la electrificación del parque automotor -la gran apuesta de la Unión Europea para la movilidad del futuro-, que es el coste geopolítico que tiene para Europa y el gran riesgo de que el abastecimiento para la producción de la industria quede en manos de China: “China tiene el 85% de los denominados ‘minerales raros’, fundamentales para la fabricación de baterías eléctricas. Y 60% de la capacidad de refino de dichos minerales. Vamos encaminados a una geopolítica donde China dispondrá de esos materiales (esenciales para la industria automotriz europea) y decidirá a quién y a qué precio los vende”, señaló.

“No somos los malos de la película”

Por su parte, Francisco J. Ribera, hacía énfasis en cómo el Plan Fit for 55 se articula alrededor de la prohibición, asegurando que no hay “voluntad de cambiar en ese tema” por parte de la Unión Europea. También achacó a los políticos la demonización del sector: “La movilidad no es algo a atacar, que es algo que han confundido los políticos, la movilidad es un valor. Un valor de esta sociedad y de todas las sociedades que quieran progresar”. Riberas no quiso quedarse únicamente en los señalamientos y aprovechó para defender el trabajo que ambos sectores (automoción y energético) adelantan: “No somos los malos de la película (…) Hay un modelo de movilidad que debemos mejorar para salvar el planeta, y tendremos que evolucionar a un sistema que tenga sentido y equilibrio”. Para el presidente de la patronal, la solución para llegar a ese 2035 sin que haya “empresas ganadoras y perdedoras”, es buscar una transición gradual en la que “cada año, y no al final, se emitan las menos emisiones posibles, y que sea una industria sostenible, no, que nos carguemos la industria”.

“La sostenibilidad no puede ser un dogma”

Antonio Brufau, de Repsol, fue más duro en sus críticas. Habló de la sostenibilidad “que no cuenta Europa”, refiriéndose así al hecho de que Europa se jacte de ser la única región del mundo que ha reducido las emisiones en los últimos diez años, pero que no cuente que dos tercios de esa reducción la ha exportado a China, en forma de deslocalización de empresas que por la normativa europea no podían operar más en territorio de la Unión: “Las emisiones continuarán en el planeta, las harán China o Rusia, o cualquier otro país menos sensible que Europa”.

A lo largo de sus intervenciones Brufau pidió a las administraciones pragmatismo y mayor libertad para poder trabajar, haciendo un llamado a creer en la industria y en sus esfuerzos hacia una movilidad sostenible, sí, pero también real e inclusiva. “Cambio climático engloba muchas cosas, pero que no sea una religión. No lo convirtamos en un dogma”.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.