Las claves de lo que viene…

A través de la opinión de destacados profesionales

2

Inmersos de lleno en una crisis sin precedentes desde hace varias semanas, quien más y quien menos ha tomado ya las medidas oportunas para capear el temporal. Poco más se puede hacer por el momento. La pregunta ahora es qué cabe esperar cuando todo esto acabe. Tratando de responder a esta pregunta, construimos una tesis a través de las respuestas de diferentes profesionales y expertos del sector.

Con el transcurso de las semanas aparecerán tres momentos clave: mayo, los meses de verano y diciembre. Fernando López, de la consultora Gipa, estima que para la semana 21 de 2020 (mediados del mes de mayo) el sector habrá recuperado el 50% de su actividad, alcanzando para el mes de diciembre una normalidad que llegaría de forma definitiva con el inicio de 2021.

De mayo a diciembre son especialmente importantes los meses de verano, con los que llega el tradicional repunte estival: “Por el más que previsible incremento del turismo nacional, es posible que exista un aumento significativo de la actividad”, destacaba López: “En cualquier caso, no compensará los descensos acumulados en los kilometrajes de todas estas semanas”.

Esto último es especialmente importante: “Cada kilómetro perdido tiene una traducción en euros con una incidencia directa en la posventa. Es negocio que se ha perdido…”. Cuando la normalidad se vaya recuperando, López vaticina “un lógico repunte de actividad, pero desde luego no un tsunami. Habrá una demanda retenida, pero también un descenso de entre el 5% y el 10% del PIB… y eso es importante”.

El descenso del consumo por efecto directo del desempleo se suma al efecto ‘edad’ del parque. Y es que aunque es cierto que el paso de los años beneficia a la cuota de la posventa IAM, también lo es que las operaciones sobre estos vehículos tienden a ser menos rentables. Así que sí, se espera un repunte, pero con muchas precauciones… Algo sobre lo que reflexionaba Javier García, gerente del distribuidor madrileño Hergar (ASER): “Es evidente que habrá una demanda retenida, pero la situación económica para muchas familias va a ser muy difícil cuando esto pase. En muchísimos casos el coche no va a ser lo primero…”.

Una capacidad de gasto sobre la que también incidía Quique Fontán, presidente de la patronal de talleres Cetraa: “Lo importante no sólo es qué necesitan los vehículos: ITV, puesta a punto después de inactividad… Sino el dinero que las familias tengan para hacer frente a esas reparaciones”.

Por su parte, Benito Tesier, director general de Brembo y presidente de la comisión de recambios de Sernauto, aunque con cautelas, se mostraba positivo considerando que el incremento que experimentará el kilometraje del parque privado -por el lógico efecto del miedo a la exposición que pueda experimentarse en los transportes públicos-, sumado al descenso previsible en las matriculaciones, tendrá un impacto directo en la posventa independiente: “No sabemos realmente cuál será la dimensión, pero sin duda el sector IAM será de los menos perjudicados”. Esa era de hecho una de las principales conclusiones del estudio que la consultora Roland Berger publicaba la pasada semana (puedes leer la noticia pinchando aquí).

Un estudio en el que preveían tres diferentes escenarios en forma de V, U o L, según fuera la recuperación tras la caída. A Fernando López (Gipa) le importa poco cuál sea el modelo: “Lo que es realmente importante es ver hasta dónde llega la bajada”. Para Benito Tesier (Brembo) lo que resultará decisivo será el plazo de vuelta a la normalidad: “Será gradual, igual que la propia recuperación de nuestra vida, pero es importante que, cuanto antes, se recupere la actividad normal en el sector. Que los usuarios puedan llevar su coche al taller. Si hay actividad se reducen los impagos, vuelve la liquidez… Esa es la realidad, nos guste o no nos guste”.

La importancia del pulmón…

Más allá de cuál sea la actividad una vez el sector pueda recuperar la normalidad al menos en lo que a la prestación del servicio se refiere, era interesante pulsar la percepción que los profesionales tienen en relación a los problemas que vendrán como consecuencia de esta crisis. Cuál es el contexto al que nos vamos a enfrentar. Y la palabra más repetida es ‘incertidumbre’… Entre los profesionales, pero también en los usuarios, como decía el secretario ejecutivo de Ancera, Carlos Martín: “Muchos no sabrán si pueden llevar o no su coche a reparar incluso cuando puedan hacerlo. Habrá que ser activos en la comunicación”.

“Lo que hay que saber es cuándo y cómo termina esta situación”, afirmaba Antonio López, director general de Reynasa (Serca), refiriéndose a las medidas restrictivas aplicadas ahora por el Gobierno: “Nuestro sector, sin ser de los más perjudicados, va a sufrir mucho. Eso tenemos que tenerlo claro. Todo dependerá ahora de los pasos que dé el Gobierno, tanto por el lado de la vuelta a la normalidad, como de las ayudas que puedan aportar liquidez a las empresas”.

Apuntaba López a un más que posible repunte de los impagos de no producirse esa ayuda por parte de la Administración. Igual lo creía Javier García (Hergar): “Hay clientes que están devolviendo material y eso genera que nosotros también lo hagamos. Esto es una rueda. Los impagos van a llegar y lo harán además en algunos clientes con los que jamás hubo un problema porque sencillamente no tendrán para poder hacerlo. Será una situación a analizar”.

Antonio López (Reynasa) añadía una ‘X’ más a la ecuación: “Y con el paso de los meses, se irá produciendo una cierta criba de empresas que no podrán resistir esta deriva. Porque las ayudas que se están dando, y que se darán, son para paliar los efectos de esta crisis no para solventar problemas anteriores”.

Algo en lo que también incidía Benito Tesier (Brembo): “Aquellas empresas que han afrontado esta situación estando saneadas y con músculo financiero sufrirán, pero sobrevivirán. Las que no, tienen por delante unos meses muy complicados. El sistema bancario tendrá que elegir en un momento determinado a quién ayudar. Habrá empresas que tirarán como puedan durante los siguientes meses, pero lamentablemente muchas se quedarán en el camino”.

El cierre de aquellas empresas que afrontan esta crisis en una situación más delicada era de hecho uno de los efectos más comentados. “Depende del pulmón con el que cada uno haya llegado”, destacaba Antonio Tejada, de Recambios Gaudí (CGA).

Por este motivo, el informe de Roland Berger preveía para el periodo 2021-2022 un repunte de las adquisiciones. “Las empresas que estén sometidas a este riesgo (de bancarrota) “deben estar cada vez más preparadas para llevar a cabo tales transacciones forzadas”, mientras que las compañías financieramente más sólidas “deben estar preparadas para intervenir en el momento adecuado”, aseguraba la consultora.

Vuelta a una rutina… diferente

De las dinámicas más relacionadas con la vuelta a la rutina -dentro de lo que podrá considerarse rutina la nueva situación-, Manuel Alcalde, director general de Holy-Auto, señalaba algunas que actualmente le preocupan. Se refería primero a la incorporación inmediata de aquellos equipos afectados por los ERTE por fuerza mayor: “La mayor incertidumbre se produce porque a pesar de que podamos volver a la actividad, las empresas están adaptadas a un volumen, tanto de facturación como de necesidades de nuestros clientes, que a buen seguro no se recuperará de inmediato. Eso provocará que aquellas empresas que se acogieron a un ERTE por fuerza mayor, y que por tanto deban incorporar a toda la plantilla, se encuentren con unas obligaciones que no podrán afrontar. De ahí la necesidad de flexibilizar las condiciones para poder hacer frente de la mejor manera”.

Consideraba importante Alcalde también la renegociación de todas las condiciones con los proveedores: “La actividad será mínima durante un tiempo y la presión sobre los márgenes se incrementará, como en todos los periodos de crisis en los que la oferta se incrementa y la demanda disminuye. Será cuestión de remar entre todos en una misma dirección…”.

“Nos esperan muchos meses -no menos de seis- de reorganización de las estructuras”, comentaba Antonio López (Reynasa). Algo que podría generar ciertos cambios en dinámicas que hasta ahora se habían dado por hechas en el sector. Se refería López al servicio que se venía prestando a los talleres: “El reparto que se ofrece está sobredimensionado, quizá sea el momento de analizarlo. ¿Por qué no volcarse con aquellos clientes que merezcan ese esfuerzo? Nosotros nos encontramos inmersos en ese proceso de análisis, estudiando si establecer niveles para ese reparto… Es momento de hacer un balance claro de todo”.

Sea como fuere, y tal y como indicaba Benito Tesier (Brembo), estamos ante una crisis sin comparación: “Nada que ver con la del año 2008-2009. No es una crisis financiera sino de consumo, por lo que el sufrimiento va a ser mayor y de una forma más generalizada”.

2 Comentarios

  1. La realidad que nos encontremos una vez se levante el estado de alarma, será la realidad existente y ya nada será lo mismo a lo anterior, se han barajado y las cartas se están repartiendo para una nueva partida, el que pretenda las mismas jugadas de la partida anterior estará muerto. Esta es una lección muy dura y como sector debemos aprender la lección y si así no lo hacemos, tristemente sera una una oportunidad desaprovechada. El sector hace tiempo que hacia aguas en algunos factores como exceso de costes de estructura por un servicio desproporcionado y servilismo absoluto al cliente, causada por una competencia feroz y suicida. Espero una vuelta a la cordura y adaptación a las nuevas circunstancias, que a priori, puede venirnos pero que muy bien.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.