Las claves del anuncio de Stellantis

PSA + FCA

0

Stellantis (la empresa resultante tras la fusión de PSA -Peugeot, Citroën, Opel y DS- y FCA -Fiat, Fiat Professional, Chrysler, Jeep, Alfa Romeo, Abarth y su marca de servicio posventa Mopar) anunciaba en la tarde del miércoles 19 de mayo que cancelaba los contratos de distribución con sus concesionarios en toda Europa. Con dos años de vigencia aún, en 2023 será cuando el grupo haga efectivo el cambio en su estructura de distribución en España -un proceso idéntico al que llevó a cabo cuando PSA integró a Opel-, siendo este anuncio el preludio para un cambio significativo en su modelo: menos concesiones, todas ellas multimarca -no queda claro si deberán tener todas las marcas del consorcio o no-, con un mayor foco en la venta online y en la electrificación de su oferta. La pregunta es… ¿cómo afecta esto a la venta de recambio?

AUTOPOS se ha puesto en contacto con diferentes fuentes dentro del grupo, así como con representantes de sus concesiones, y la respuesta ha sido clara: por ahora en nada, a la espera de comprobar cómo queda la red de distribución definitiva en 2023. Y es que pocos datos han trascendido más allá de los emitidos brevemente en un comunicado por el propio grupo.

Distrigo, la estrategia de venta externa de piezas de Grupo PSA, consta de dos partes. Por un lado, PPCR, su red de placas (así llaman a sus distribuidores de recambio) propias 100% capital del grupo, permanecerá con sus nueve almacenes operativos. Sin cambios por tanto, a la espera de introducir los recambios de las marcas de FCA en sus almacenes.

El resto de placas, las privadas, propiedad de diferentes concesionarios del grupo, mantienen por ahora sus contratos para la distribución de recambio: “La cancelación de los contratos no afecta a Distrigo”, le decían a AUTOPOS desde una de ellas. Otra cosa será si en 2023 los concesionarios placa no continúan dentro de la red de Stellantis; si bien, en numerosas ocasiones los concesionarios placa mantienen este acuerdo con el grupo por medio de una sociedad distinta a la de sus concesiones, así que podría no afectar en modo alguno…

En cualquier caso, el grupo ha adelantado ya las conversaciones con aquellos concesionarios con los que desea mantener su relación comercial, llegando a pre acuerdos con vistas a 2023.

“No es un drama”

“Se está haciendo mucho ruido, pero en realidad los concesionarios de las marcas del grupo conocían desde hacía tiempo esta decisión”, contaban desde el propio consorcio automovilístico a AUTOPOS, asegurando que se trata exactamente del mismo proceso que se siguió cuando PSA integró a Opel en sus estructuras, analizando entonces el constructor su red de distribución para establecer un nuevo mapa de concesionarios: “Algunos siguieron, otro no; otros se convirtieron en servicios oficiales… se dará lo mismo”.

La estrategia de Stellantis pasa por contar con una red multimarca –“por penetración de mercado es cada vez más complicado que una concesión sea rentable con una sola enseña”- pasando a integrarse en esta red aquellos negocios que mejor se adapten a la orientación del grupo, con la electrificación (en 2030 esperan que todos sus modelos lo sean) y la venta online como principales objetivos.

Y los concesionarios reaccionan

Una estrategia que sí o sí conllevará una reducción de la red de distribución (por un lado para evitar duplicidades en las zonas donde varios concesionarios que ahora son del mismo grupo puedan competir por un mismo mercado; y por otro para perseguir un modelo “más eficiente”, dicen, apoyado por un nuevo concepto de venta online en el que el papel del concesionario varía, quedando poco más que como punto para la recepción y entrega del vehículo) que desde las patronales de concesionarios ven con recelo toda vez que puede dejar en una difícil situación a algunos de los agentes hasta ahora integrados en el paraguas del grupo.

Este mismo mediodía se producía una reunión en el seno de Faconauto, la patronal de los concesionarios, para analizar la situación y establecer un modo de acción. Su presidente, Gerardo Pérez, confesaba a AUTOPOS que aún se encuentran expectantes: “No han trascendido demasiados datos acerca del alcance de la reestructuración, de las condiciones en las que se encontrarán aquellos concesionarios que sigan, cuáles serán para los que no…”.

En cualquier caso se mostraba “muy preocupado”: “Esta situación viene a reafirmar la inseguridad jurídica en la que se encuentran los concesionarios españoles en relación a sus contratos con las marcas. Queda demostrado que de un día para otro cualquier marca puede cambiar su estrategia y modificar la red de distribución de todo un país. Necesitamos en este sentido una seguridad que no tenemos”.

En su comunicado, Stellantis daba tes motivos para llevar a cabo esta reestructuración: la electrificación, “los canales omnidireccionales” de venta, incluida la online; y la próxima publicación de un reglamento de exención por categorías europeo que deberá regir a partir de 2023 aspectos relacionados con los modelos de distribución de productos y servicios en los países de la UE: “Pero éste no está aún aprobado”, destacaba Pérez: “Aunque se está poniendo como excusa en algunos casos para llevar a cabo este tipo de reestructuraciones, lo cierto es que aún no hay ningún reglamento aprobado”.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Raúl Palacios, aseguraba en reacción al comunicado de Stellantis que desde la patronal ya trabajan en “la transición de los concesionarios hacia operadores de movilidad”, en referencia al papel que los agentes tienen en “este nuevo paradigma derivado de la digitalización -refiriéndose a la venta online de vehículos”.

Un paradigma, sigue, que “obliga a reenfocar el negocio de la distribución, dado que ‘pasaremos de vender hierro -en referencia al coche y sus piezas- a vender servicios, con la gestión del dato como nuestro principal activo”. Así, entienden que el papel de las concesiones cambia, pero también que deben hacerlo de algún modo sus obligaciones, apostando Palacios “por un modelo más equilibrado de colaboración con los fabricantes”. El presidente de Ganvam asegura que las concesiones también analizan cuál debe ser el modelo en su relación con las marcas.

Contitech
drive
Artículo anterior¿Cómo accede un recambista a los fondos europeos?
Artículo siguiente‘HORUM con el Arte’, la nueva campaña de PRO Service

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.