Año 2000. Una familia y un sólo propósito: salir adelante. Las paredes de una sencilla vivienda del madrileño barrio de Carabanchel iban a ser testigo del nacimiento de 3RG Industrial. Sus fundadores, en aquel entonces, no eran conscientes de lo que estaban a punto de crear: una empresa con treinta trabajadores, dedicada a la producción y comercialización de piezas de recambios para automóviles principalmente europeos, con unas instalaciones de 4.000 metros cuadrados en Yeles, Toledo (a 35 Km de Madrid)  y que exporta a más de cincuenta países. Esta es su historia…

Todo comienza cuando Gregorio Díaz, 63 años y director de 3RG, decide abandonar la empresa a la que hasta entonces había dedicado más de veinte años de su vida profesional, Hesperia, donde también trabaja el resto de su familia. Aún siendo socio minoritario de la empresa exportadora de repuestos de automóviles, se lanzó al vacío… pero contaba con una red de seguridad. Una red tejida por el amor y la fortaleza que sólo puede dar la familia. Sus hijas; Ruth; 38 años y directora adjunta de 3RG y Rebeca; 42 años y socia de 3RG Industrial y responsable de la tienda de recambios que abrieron en 2015 con la que dan servicio a talleres y público muy volcada en la venta por internet, así como su esposa Raquel, 64años, responsable de logística de la compañía, se marchaban con él.

Arrancaba una nueva aventura. La aventura de sus vidas. “Era lo que sabíamos hacer, exportar: tenía los contactos y la experiencia. Y nos lanzamos”, nos cuenta Gregorio Díaz: “Empezamos muy poco a poco. Nuestra casa fue testigo de nuestros inicios”. “Yo tenía 18 años y tenía claro que quería seguir los pasos de mi padre, le seguiría al fin del mundo. Era un proyecto familiar, en el que íbamos todos a una. Recuerdo con cariño cómo fotocopiábamos e imprimíamos los catálogos en casa, cómo reorganizamos todas las habitaciones, el salón, el garaje para que esto funcionara”, intervenía una nostálgica Ruth  Díaz, directora adjunta de 3RG.

Las tres ‘R’

“Arrancamos mi mujer; Raquel, mi hija; Rebeca y mi hija; Ruth. De ahí el nombre de 3RG Industrial, las tres erres de Gregorio… Es nuestro origen, lo que define nuestra esencia”, Gregorio Díaz.

“Mi padre es mi referente, mi ejemplo a seguir en absolutamente todo. Es un hombre constante, responsable, muy creativo, tiene mucha determinación en todo lo que hace y mucho criterio. Es mi referente y lo quiero muchísimo. La relación con mi padre es espectacular; yo soy la pequeña y siempre he querido demostrarle que podía confiar en mí en todos los sentidos, tenemos un carácter muy parecido y me gusta retarle… formamos muy buen tándem, porque a los dos nos encanta lo que hacemos”, expresa entre lágrimas Ruth Díaz.

En un gusto verlos trabajar”, intervenía Begoña Ruíz, responsable de Exportación de 3RG: “Como miembro del equipo, pero fuera del ámbito familiar, así lo puedo constatar: tiene una relación, toda la familia, muy especial. Es muy fácil y gratificante trabajar en este equipo”. “Mis hijas son maravillosas”, continuaba Raquel Abad, responsable de Logística de la empresa: “Son muy trabajadores, responsables… Te lo digo como madre, pero también como profesional: se dejan la piel para que las cosas salgan adelante, son excepcionales, al igual que mi marido, llevamos 45 años juntos qué te voy a decir…. Yo antes tenía mucha más carga de trabajo que he ido delegando en Ruth, y así estoy más tranquila pudiéndome dedicar a lo que me gusta y me da vida”.

“Arrancamos mi mujer; Raquel, mi hija; Rebeca y mi hija; Ruth. De ahí el nombre de 3RG Industrial, las tres erres de Gregorio… Es nuestro origen, lo que define nuestra esencia. Puede que yo sea el que dé las órdenes, pero todos vamos a una. Les estoy profundamente agradecido: gracias a su constancia, valor, esfuerzo y determinación, al equipo que formamos hace más de veinte años, hoy estamos dónde estamos”.

“¿Y dónde estáis?” Era pregunta obligada…

“A los nueve meses del arranque de 3RG no nos cabían los pedidos en casa, así que decidimos trasladarnos a Yeles, Toledo y comprar una nave de 270 metros cuadrados. Empezamos con caucho metal, pero enseguida ampliamos nuestro catálogo para poder dar respuesta a las demandas de nuestros clientes, siempre nos hemos adaptado a sus necesidades. En 2005, por el volumen de trabajo, compramos dos naves, en 2006 adquirimos otras dos naves más, para después comprar una quinta”, continuaba el director de 3RG.

“Nunca decimos que no a nada, podemos embalar pieza por pieza si así lo necesita; quizá no sacamos margen, pero ganamos la confianza del cliente”, Gregorio Díaz.

“La verdad es que todo ha ido muy rápido, y , por suerte, viento en popa y a toda vela, como se suele decir”, expresaba un orgulloso Gregorio Díaz. No es para menos, tienen un ADN exportador, venden a más de cincuenta países, pero desde hace seis años también comercializan sus productos en nuestro país. “Empezamos a trabajar con Cecauto. Gracias a ellos se nos empezó a conocer en España. Este mercado es muy especial, en el que pesan mucho las relaciones personales, somos una empresa familiar, pero que da soluciones a todas las necesidades de nuestros clientes donde y cuando lo requieran. Nunca decimos que no a nada, podemos embalar pieza por pieza si así lo necesita; quizá no sacamos margen, pero ganamos la confianza del cliente”, aseguraba Begoña Ruiz.

“Tenemos un catálogo súper amplio con 7.000 referencias en stock agrupadas en 52 gamas de producto (caucho metal, poleas, termostatos, sensores, suspensión y dirección…) con dos catálogos para vehículos europeos y uno para vehículos asiáticos (en desarrollo), ofrecemos productos, como los aditivos– que nos están funcionando muy, muy bien y en tres años han pasado a suponer la tercera parte de nuestra facturación-, o inyectores de adblu, que nadie tiene el mercado, que los clientes tienen que ir a origen para conseguirlos”, continuaba la responsable de Exportación de 3RG.

“Es nuestra fortaleza, y nos está yendo bastante bien, hemos pasado de 0% de ventas en España, a que supongan el 20% de nuestra facturación total. Trabajamos con Recalvi, AD Parts, Holy Auto… De momento no lo estamos, pero nuestro objetivo pasa por homologarnos en los grupos de distribución y seguir creciendo en España”, destaca Sara Díaz, responsable del departamento de Nacional de 3RG. Con su trayectoria y proyección, no cabe duda de que así lo cumplirán.

drive
Contitech
Artículo anteriorBrembo llega a Silicon Valley
Artículo siguienteLa distribución supera en un 2% las cifras de 2019

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.