Liqui Moly dice adiós a su histórico director general

0

¿Qué tienen en común para LIQUI MOLY el 1 de octubre de 1990 y el 22 de febrero de 2022? Ambas fechas marcan un punto de inflexión para el productor alemán de aceites de motor. Después de más de tres décadas al servicio de las personas y de la empresa, el director gerente Ernst Prost se jubila.

«El campo está cultivado. Sin embargo, en los últimos 31 años nos hemos dedicado a arar con fuerza el campo de la empresa y el sector», resume Ernst Prost. «Nosotros», es decir, Ernst Prost y Günter Hiermaier. El 01/01/990 pasaron juntos de un fabricante de productos para el cuidado del automóvil situado en Donau a una pequeña empresa en Ulm. Ernst Prost comenzó como director de marketing y ventas; y Günter Hiermaier, como director comercial especializado en Alemania. «Hace más de 30 años fue mi aprendiz», dice Ernst Prost. «Siempre fuimos un duo», recuerda el director gerente saliente.

Ahora, nuestros caminos se separan profesionalmente. Günter Hiermaier, segundo director gerente desde 2018, dirigirá el destino de LIQUI MOLY en solitario a partir de ahora. «Todavía hemos podido celebrar los 30 años juntos». Pero ahora se ha acabado definitivamente para mí», afirma Ernst Prost con un guiño. «Los últimos 30 años están ensartados como perlas en un collar. Cada uno de ellos es un precioso tesoro del viaje de mi vida».

Ernst Prost y su equipo dieron un giro a LIQUI MOLY y transformaron la pequeña empresa de aditivos la marca de aceite de motor más popular de Alemania, que está presente en 150 países. En 1990, la empresa registró unos 15 millones de euros de facturación con 118 empleados. A finales de 2021, fueron 733 millones de euros y 1008 copartícipes.

Hasta 1998, el mecánico de formación Ernst Prost fue adquiriendo poco a poco las acciones de la empresa a la familia fundadora y se convirtió en socio gerente. Así salvó a la empresa de la quiebra y aseguró docenas de puestos de trabajo. La entrada en el sector del aceite de motor supuso un impulso decisivo para el crecimiento. «En realidad, fue una locura meterse en este negocio. De repente, eres un pez pequeño en la pecera de tiburones. En competencia con las empresas más grandes del mundo», informa Ernst Prost sobre su decisión de ampliar el negocio de los aditivos puros. En 2006, las plantas petrolíferas de Meguin se convirtieron en una filial de Saarlouis. Esto marcó el paso final hacia el fabricante independiente de aceite de motor. En 2017, Ernst Prost vendió sus acciones al Grupo Würth, pero siguió siendo el director gerente contratado.

Ernst Prost fue el rostro de la marca. Inicialmente, la popularidad del carismático director gerente estaba limitada al sector. Pero eso también iba a cambiar: en el punto álgido de la crisis económica de 2010, Ernst Prost optó por el primer anuncio de televisión en la historia de la empresa. Con el spot de diseño propio, no solo ganó los corazones del público más allá de las fronteras de Alemania, sino también el prestigioso premio publicitario EFFIE de plata en la categoría Automoción. Numerosos premios y distinciones siguieron, entre otras cosas, por su responsabilidad social y su forma de gestionar la empresa. Hasta el final, se mantuvo fiel a su línea y, durante el duro período de coronavirus, prescindió de subvenciones estatales y de jornada reducida. Incluso contrató a personas y se enfrentó a la crisis con inversiones millonarias; como dice él, de los medios de a bordo.

Prost no solo se posicionó a favor de «su LIQUI MOLY» y sus copartícipes, sino también, por ejemplo, contra el dominio de la industria financiera, así como a favor de la subida de los impuestos para los ricos y de los salarios mínimos. El interés de los medios de comunicación se despertó y se ha mantenido hasta la fecha. Entrevistas en publicaciones impresas, radio y televisión. Según Spiegel, en 2011 Ernst Prost fue incluso «el empresario con más apariciones en programas de entrevistas alemanes». Y como el empresario Ernst Prost no es un hombre de palabras sino de hechos, creó un total de tres fundaciones sin ánimo de lucro con su patrimonio privado.

Ernst Prost: «Fueron años duros pero gratificantes. El trabajo es mi elixir vital y LIQUI MOLY es mi obra vital. Sé que estoy en las mejores manos con mi amigo Günter Hiermaier y su equipo. La vida es finita. Y es por eso que finalmente espero con ansias un período de la vida que ya no está meticulosamente cronometrado y externamente determinado, sino que ofrece libertad».

Autopromotec 2022
Artículo anterior¿De qué se hablará en Motortec Madrid?
Artículo siguienteMVP del Taller, el concurso de todo el sector

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.