Los concesionarios dan por perdido el año…

Y piden al Gobierno actuar

1

El desplome en las matriculaciones en el mes de marzo no es nada que no cupiera esperar. La cifras del mes se colocan por debajo del nivel de los peores meses de la crisis económica: todos los segmentos recortan sus ventas, pero las ventas de turismos y vehículos comerciales ligeros pierden casi dos tercios de sus matriculaciones habituales. El mercado venía arrastrando caídas en las ventas desde el pasado mes de agosto de 2018, pero este descalabro provocado por la crisis sanitaria del coronavirus pone en grave riesgo la supervivencia de las empresas del sector.

En el caso de los turismos, se ha pasado de comercializar una media de 4.500 unidades diarias a registrar jornadas con 200 entregas. Así, las matriculaciones de turismos y todoterrenos en marzo se quedaron en 37.644 unidades, un 69,3% menos que en el mismo mes del año anterior, con un día laborable más en 2020.

Las ventas registradas en el canal de particulares y empresas en los últimos 15 días del mes, durante el obligado confinamiento, responden, “casi con toda seguridad”, destacan desde la patronal Ganvam,a operaciones realizadas en los meses anteriores y que no se habían podido matricular.

Respecto a los vehículos comerciales ligeros, se ha registrado en marzo un 67,2% menos de matriculaciones que en el mismo mes del año pasado, lo que supone un importante descenso del 33,5% en el acumulado del año, con 36.284 unidades. Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses se redujeron un 36,8% durante marzo, con 1.321 unidades, y sumando una caída del 18% en los tres primeros meses del año, con un total 5.736 vehículos matriculados.

Según explica la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, operando como vienen haciéndolo las redes de concesionarios con una rentabilidad inferior al 1%, esta cifras de matriculaciones suponen “dar ya el año por perdido, con las consecuencias que esto va a tener sobre el empleo”. En este sentido, Puche asegura que las medidas a partir de ahora deberán ir encaminadas no sólo a preservar la salud de todos los profesionales y clientes, sino también a proteger en la medida de lo posible la de las empresas evitando “la destrucción de puestos de trabajo”: “Por eso, en lugar de que todos los ERTE terminen cuando acabe el estado de alarma, sería bueno que se aceptara una reincorporación gradual del personal sometido a estos expedientes temporales, ajustándolo al ritmo de recuperación, precisamente para proteger a los trabajadores. De lo contrario, se convertirán en ERE por causas económicas”.

Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto, está convencido de que “la acción de los gobiernos central y autonómicos” será clave para “articular un plan de choque con medidas concretas y coyunturales, si queremos que el automóvil sea realmente el motor de la recuperación”. Y en este sentido, llama la atención de las administraciones para que dejen de cometerse “los errores de coordinación y criterio entre el Gobierno y las comunidades autónomas que estamos viendo, e incluso entre los diferentes ministerios, a la hora de poner en marcha medidas económicas y laborales tan necesarias”.

1 Comentario

  1. A ver si el Gobierno se deja de Gili… y empieza a mirar por las pymes y los autónomos, que somos los sacamos adelante el país.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.