Gallego, de Carballo (La Coruña), capital de la comarca de Bergantiños, en la Costa de la Muerte, Juan Carlos Villar (22 de septiembre de 1969) es uno de los agentes comerciales más activos de un colectivo que pasa por uno de sus mejores momentos. Asociado de AEACA, la patronal que los representa, está casado, “felizmente casado”, y tiene una hija de 21 años y un chico de 16. Formado profesionalmente de la mano del histórico representante gallego Antonio Rodríguez, al que considera su “segundo padre”, no hay día que no honre su memoria aplicando sus enseñanzas en la sociedad que fundó, AR Brokers: “Trabajo, respeto, cumplimiento del deber, constancia…”. Entre sus representadas, Continental (Contitech), Talosa, Purflux, Doga, VT Power o Wat Direcciones, además de Webasto, Arnott, FAE, Osram, Siker…

¿Por qué representante?

De casualidad. Mis padres tenían una cafetería al lado de la oficina del representante Antonio Rodríguez y yo entonces entrenaba al fútbol por las tardes y estudiaba una carrera poco exigente por las noches. Y mi madre, que me tenía muy calado y veía que eso no me iba a llevar a nada, aprovechando que Antonio era cliente y tenían una buena relación, le pidió que me diera algún trabajo para por las mañanas. Yo no había cumplido aún los 18 cuando empecé en el almacén, aunque pronto me llevó a trabajar en la oficina con él y con su mujer, Lisa, para echar una mano con el teléfono, los pedidos… Y ya a la vuelta del servicio militar, que hice en Melilla en 1992, la carga de trabajo era importante y me propuso salir a vender, viajar y compartir representadas con él. Y así llegué a ser representante.

Por suerte…

La verdad es que no me puedo quejar. Estudié Graduado Social, una carrera menor, por descarte, porque era la que había en La Coruña de noche y me permitía jugar al fútbol y entrenar por las tardes. Tenía una buena vida; gracias al negocio de mis padres, que habían sido emigrantes en Inglaterra y Escocia, vivíamos relativamente bien porque trabajaban muchísimo, y además yo ganaba dinero con el fútbol (jugué –o al menos saltaba al campo- tres años en el filial del Deportivo en Tercera y 2ªB), así que con 18 años era capitán general con mando en plaza. Pero mi madre veía que tenía que hacer algo más de provecho… Y lo cierto es que le debo haber tenido la vida que tengo. A ella y después, y sobre todo, a Antonio Rodríguez.

Antonio Rodríguez…

Es difícil hablar de él sin emocionarme (y se emociona). A nivel profesional le debo todo. Me dio la oportunidad, me llevó de la mano, me introdujo en los clientes, me enseñó este mundillo, cómo tenía que comportarme… Todo lo que se puede enseñar me lo enseñó él. Y a nivel personal es, después de mis padres, la persona que más me ha influido. Mi segundo padre. Han sido más de treinta años compartiendo viajes, kilómetros, aviones, ferias, visitas, buenos momentos y otros no tan buenos… Le estaré eternamente agradecido, porque sin tener ningún tipo de relación (no dejaba de ser el hijo del dueño del bar de al lado), se ha portado siempre conmigo de una forma excepcional. Me ha inculcado cosas que son imprescindibles en esta profesión, como el trabajo; el ser constante; el respeto a todo el mundo -a los clientes, a los fabricantes-, independientemente de su tamaño o lo que representen; el cumplimiento del deber, que hagas lo que hagas al día siguiente se ha de estar en la calle, siendo riguroso con los horarios… Y lo acabé haciendo mío, asumiendo como propio, porque él lo dejó impreso en mi ADN.

¿Cómo gestionó su fallecimiento?

Había tenido un par de ataques al corazón y luego un ictus que le había afectado muchísimo, pero del que estaba más o menos recuperado, con alguna secuela. Pero con el cáncer de pulmón que le diagnosticaron no pudo (fallecía en mayo de 2019 a los 66 años). Y lo sabíamos, pero cuando llegó el momento fue complicado. No tenía hijos, sólo a su mujer, y lo que intentamos fue arroparla, que es lo único que podíamos hacer. Profesionalmente el tiempo pasa y la gente se olvida pronto por desgracia de muchas cosas, pero bueno, teníamos una inercia y el negocio siguió marchando bien. Por suerte tenemos mucho trabajo, y con las normas que marcó Antonio y con lo que hemos ido aportando la verdad es que estamos ahora mismo muy contentos.

Juan Carlos Villar

¿Qué cree que hace mejor?

Lo que me han enseñado. Trabajar, ser muy constante, intentar crear un clima de confianza, que es fundamental, con el cliente y con la representada… El objetivo es que, cuando vas a casa del cliente a presentarle algo o a hacer negocio con él, tengas las puertas abiertas. Que te escuchen, porque en tu trayectoria nunca les has defraudado, siempre los has ayudado, intentando buscar un punto de encuentro entre fabricantes y clientes que es nuestro trabajo y de lo que vivimos.

¿Qué le produce mayor satisfacción?

En los últimos tiempos sobre todo, que después de treinta años viajando tenga entrada en todos lados y me reciban con una sonrisa. La muy buena relación con mis clientes después del tiempo pasado y de que incluso hayan cambiado gestores o responsables de compras. Nunca he tenido ningún problema con un cliente, ningún tipo de conflicto por el que puedan decir que aquí no me quieren. Y todo es por lo que Antonio (Rodríguez) me ha inculcado, que a él le ocurría exactamente lo mismo y en mayor medida. Me gustaría que pasase lo que pasase fuera algo que no perdiéramos nunca.

¿Qué le preocupa?

Soy una persona bastante conservadora, muy metódica, y los cambios, las novedades, me crean incertidumbre, me ponen nervioso. Y últimamente hay muchos cambios de todo tipo, aunque sé que nuestro trabajo es adaptarnos a lo que venga y que somos un colectivo con una capacidad de adaptación más que demostrada. Pero me preocupa sobre todo que las tomas de decisiones se alejen de nuestro ámbito de trabajo.

¿Qué dirían sus clientes?

Sinceramente prefiero ni saberlo y seguir feliz en mi ignorancia… (sonríe). Habría que preguntarles a ellos.

¿Y sus representadas?

Creo que en un porcentaje muy alto que soy buena gente y que conmigo se trabaja bien. Y que también se disfruta trabajando conmigo, porque creo que en el trabajo eso también es importante: el vínculo personal es importantísimo y procuro tenerlo con todo el mundo.

¿Cómo ve el mercado?

Cambiante, muy agresivo. Con actores nuevos, nuevas estructuras, que se integran en uno u otro sitio. Y a pesar de que 2021 fue muy buen año comercialmente hablando y que seguimos en esa línea, hay mucha incertidumbre y mucha competitividad en la calle. La desaparición de algunos actores en estos dos últimos años ha hecho que todo el mundo quiera captar ese mercado que es muy goloso. Y son muchos los que lo quieren y lo intentan conseguir a base de ofrecer mejores condiciones. Está siendo un tiempo convulso por la guerra de precios, y lo que queremos es que nuestros clientes ganen dinero, puedan invertir y seguir funcionando, por lo que es un momento complejo. Pero también digo que me niego a creer que nadie pierda dinero. Yo por suerte tengo relación con todos los de mi zona y les va bien, aunque posiblemente no con los márgenes que quisieran. Pero el que trabaja, reinvierte y hace bien las cosas, va para adelante. Evidentemente hay gente que se queda por el camino, o que no crece, o que decrece, pero digamos que a los actores que todos tenemos en mente les va bien.

Juan Carlos Villar

¿Cómo ve a su colectivo?

Estamos en un muy buen momento. El tema de AEACA (Asociación Española de Agentes Comerciales de Automoción) nos ha venido muy bien, porque tenemos entre nosotros un grado de colaboración que antes no existía. Tenemos una muy buena relación personal, muy buena sintonía y mucho respeto aunque compartamos zonas. Y todos tenemos mucho trabajo, por suerte.

Siguen siendo una opción interesante…

Al que quiere entrar en nuestro mercado le damos un poco más de celeridad, porque evidentemente el conocimiento de mercado se lo aportamos, además del coste variable en función de sus ventas. Por eso se nos puede ver en ferias internacionales, para que la gente nos conozca y sepa lo que hacemos y podemos aportar por si en algún momento vienen a España. Y a cada representada le damos lo que va necesitando en función de sus objetivos. Y hay quienes han prescindido de los representantes (algunos han vuelto), quienes cuentan con nosotros como su red comercial o quienes las tienen mixtas, todas las opciones son válidas, pero es verdad que nuestro colectivo está viviendo un momento muy interesante, de mucha colaboración entre nosotros, entre gente de distintas zonas, y estamos planteando cosas. Algunos ya han dado pasos en ese sentido y otros los darán en breve, pero todos estamos pensando cosas, porque afortunadamente hay mucho trabajo y queremos hacerlo cada día mejor, con mejores medios.

¿En qué se nota que es gallego?

Principalmente se me nota en el acento, que es muy pronunciado. Pero no sé si en algo más, nosotros no nos lo notamos. Y lo mismo en relación a los clientes. Pero tampoco es lo de los tópicos. Por ejemplo entre nosotros nos decimos las cosas claramente. Estamos en un sector que se ha profesionalizado muchísimo, las relaciones personales valen mucho, pero menos que antes, y si la gente va, va, y si no va, no va, no se guarda nada. Y mejor así.

¿Cómo se ve cuando sea mayor?

Sinceramente es una cosa que nunca me he puesto a pensar… que no he visualizado. Me gustaría estar con mi mujer, con la que llevo toda la vida (desde los 17 años) y estoy muy felizmente casado, y que nuestros hijos nos quisieran mucho. Así quisiera verme.



1 Comentario

  1. Juan, enorme como profesional y enorme como persona, como no podía ser de otra manera teniendo como maestro a un maestro de maestros y gentleman como Antonio Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.