Los sistemas Bosch, preparados para el coche del futuro

0
Uno de los principales objetivos de Bosch siempre fue desarrollar tecnologías que fuesen capaces de revolucionar los sistemas de seguridad y confort en los vehículos. El eClutch (un embrague electrónico), el iBooster (un amplificador de la fuerza de frenada) o la videocámara estéreo son algunos de los sistemas que ha desarrollado el fabricante para, en última instancia y de cara al futuro, “conseguir una conducción libre de accidentes y aún respetuosa con el medio ambiente, donde los vehículos estarán interconectados y automatizados para alcanzar la mayor seguridad y eficiencia posibles”, señalan.

Algunos de estos componentes ya están siendo incorporados a los vehículos actualmente. Para ver otros en las carreteras habrá que esperar un tiempo. El eClutch, por ejemplo, es un embrague electrónico que cambia a punto muerto cuando el conductor no acelera, ahorrando hasta un cinco por ciento de combustible. O el iBooster, un amplificador de la fuerza de frenado que cumple todos los requisitos futuros de los accionamientos eléctricos y de los sistemas de asistencia al conductor; este componente convierte rápidamente la presión y con ello se reduce la distancia de frenada, algo que lo convierte en el socio ideal de los sistemas de asistencia al conductor.

Pero no solo esto, en Bosch también desarrollaron un vehículo híbrido hidráulico que puede almacenar la energía de los frenos en un colector de presión y un motor hidráulico la convierte en propulsión, reduciendo el consumo de combustible hasta en un 45%. Por no hablar de la videocámara estéreo que lanzarán al mercado en 2014 y que supone un paso adelante muy importante en el apartado de ayuda al conductor: “Ya sólo se requerirá un único sensor para realizar una frenada de emergencia automática para la protección de peatones, como, por ejemplo, cuando un niño cruza repentinamente la calzada”, detallan.

Si bien, en Bosch continúan desarrollando nuevas tecnologías en su afán por aportar a la sociedad desarrollos tecnológicos dirigidos a la protección contra accidentes, por encima, incluso, de los que proporcionan protección climática. Y en este sentido, Bosch desarrolla sistemas como los de conducción automática en autopista o los que permitirán una conducción interconectada: “La comunicación coche a coche es la que posibilitará algunas de las futuras funciones de seguridad. Un asistente para intersecciones, por ejemplo, requiere que, al menos, el 50 por ciento de los vehículos en circulación puedan participar en el intercambio de datos en tiempo real”.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.