Mann quiere reducir la contaminación del aire

0

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 47.000 personas en Alemania mueren cada año debido al polvo fino. La contaminación del aire causada por estas partículas ultra finas es particularmente alta en las zonas urbanas.

De hecho, debido a la alta contaminación del aire, muchas ciudades alrededor del mundo han introducido alarmas de polvo fino. Esto se debe a que el polvo fino es perjudicial para la salud humana, ya que las partículas más pequeñas (PM2.5) pueden penetrar en los pulmones y desencadenar enfermedades. La mayor fuente de polvo fino en las ciudades es el tráfico, las calefacciones de los edificios y los procesos industriales.

Los especialistas en filtración de MANN + HUMMEL han desarrollado tecnologías con las que se puede reducir la contaminación del aire, como el proyecto Fine Dust Eater. Con el fin de lograr un aire más limpio, están instalando filtros de polvo fino en lugares donde hay un nivel particularmente alto de contaminación del aire, o usando filtros de polvo fino para los vehículos.

La compañía especialista en filtración informa que las altas concentraciones de partículas son más perjudiciales en el tráfico, debido a que el polvo fino es generado por todos los vehículos (gasolina, diésel y eléctricos). Y también en ciertos lugares dentro de las ciudades, como por ejemplo, en sitios donde hay muchas personas y niveles más altos de emisiones (cruces de tráfico, estaciones de tren, paradas de autobús y pasos subterráneos).

Asimismo, explican que el polvo fino representa un riesgo especial para la salud de ciertos grupos, como las personas que tienen enfermedades respiratorias, los mayores o los niños.

¿Qué tecnologías forman parte del proyecto Fine Dust Eater?

Por un lado, se encuentra el filtro de partículas de polvo fino móvil que permite a los vehículos compensar las emisiones que emiten al aire ambiente. Cuando se instala, por ejemplo, en el techo o la parte inferior de un vehículo, el filtro puede retener partículas presentes en el aire. Para este propósito, los ventiladores actúan como un aspirador impulsando la suciedad hacia los filtros donde queda retenida. Los sensores registran y evalúan el rendimiento de la filtración a la vez que recopilan datos del aire y del clima.

Las pruebas indican que el filtro retiene tantas partículas como las emitidas por motor de gasolina o diésel en el proceso de combustión.

Por otro lado, MANN + HUMMEL ha desarrollado una tecnología que reduce el dióxido de nitrógeno (NO2) en lugares con altos niveles de contaminación: columna de filtración.

De este modo, en un proyecto piloto de la empresa -patrocinado por el Ministerio de Transporte de Baden-Wuerttemberg y apoyado por la capital del estado de Stuttgart- se han instalado 17 columnas filtrantes a lo largo de un tramo de carretera de aproximadamente 350 metros de longitud en el Stuttgart Neckartor (Alemania).

Estas columnas de filtro de aire tienen una altura de 3,6 metros y cada una consta de tres cubos equipados con un nuevo combifiltro que incluye una capa para la retención de partículas ultrafinas y capas adicionales de carbón activado altamente poroso que debido a su gran área de superficie, son capaces de absorber eficientemente el NO2.

Las evaluaciones realizadas hasta ahora han demostrado que los filtros podrían ayudar a reducir la concentración local de partículas de polvo entre un 10 y un 30%.

Esto corresponde al 40% de todas las emisiones de NO2 y polvo fino generadas por los vehículos que pasan por el cruce de tráfico de Neckartor en Stuttgart. En el pasado, el valor límite para el dióxido de nitrógeno (40 microgramos por metro cúbico en promedio durante todo el año) se excedía regularmente en la estación de medición ‘Am Neckartor’.

Los cubos de filtro, que se instalaron el año pasado en el cruce de la carretera de Neckartor en Stuttgart, se adaptarán para incluir la nueva tecnología en el verano de 2019.

Por último, se encuentra el filtro de partículas de polvo de freno que reduce significativamente las emisiones de partículas que emiten los vehículos cada vez que frenan. Según afirma la compañía, el filtro es adaptable a los espacios de instalación existentes alrededor de los frenos de disco y, además, se puede utilizar para cualquier modelo, desde vehículos eléctricos e híbridos hasta vehículos clásicos de gasolina o diésel.

Asimismo, el filtro actúa directamente en el punto de producción de las partículas para evitar el escape al medio ambiente, especialmente en el tráfico de la ciudad donde más se abusa de los frenos. El objetivo es capturar el 80% de las partículas de polvo del freno. El medio filtrante es un material resistente a la temperatura y la corrosión que filtra eficientemente los diferentes tamaños de partículas. La captura de partículas directamente en el punto de producción también puede reducir significativamente la acumulación de suciedad en las llantas de aleación. Tal y como informan desde MANN+HUMMEL.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.