Más del 40% de los consumidores no se compraría un coche eléctrico

0

A pesar de la persecución al diésel, éste no ha perdido la batalla todavía ya que casi la mitad de los conductores no pagarían más por un vehículo sostenible con el medio ambiente. Es decir, 2 de 5 no se gastaría más dinero en la compra de un coche menos contaminante, según una encuesta realizada por el comparador de seguros de coche Acierto.com. Afirman que las razones de la caída drástica en las ventas del diésel durante este año tienen más que ver con la incomodidad y las restricciones gubernamentales que con el compromiso ecológico.

A pesar de que los fabricantes de automóviles están enfocando sus esfuerzos en impulsar el vehículo eléctrico, más del 40% de los conductores ni se ha planteado adquirir un eléctrico. Este hecho se refleja en que sólo el 21% de los encuestados se preocupan por la sostenibilidad y compromiso medioambiental a la hora de comprar cualquier producto en general.

El Gobierno ha anunciado que prevé recaudar hasta 670 millones de euros mediante la subida de impuestos al diésel. Además, aseguran, que el 30% de esta recaudación se utilizará para ayudar a impulsar “una movilidad más limpia”, según se recoge en los presupuestos estatales de 2019. Analizando estas estimaciones, el gravamen supondrá casi 40 euros cada 1.000 litros de gasolina, lo que supone 3,3 euros al mes para un perfil de conductor al uso.

El objetivo que pretende el Gobierno con esto es la retirada de los vehículos más antiguos del parque automovilístico español –hoy en día supera los doce años-. Esta iniciativa responde a las políticas europeas actuales. Además, la postura del mercado está clara: son muchos los fabricantes de automóviles que están apostando por la retirada progresiva de sus modelos diésel. Estiman que en 2020 esta clase de motores sólo representen el 25% del mercado europeo.

Los premios, el seguro, la ignorancia de los conductores…

Según los resultados de la encuesta, el 56% de las mujeres y el 32% de los varones admitió no saber que el gasóleo contamina más. Además, la mayoría opta por vehículos con motores diésel porque lo consideran más económico, lo que, afirman, es un error común ya que este tipo de vehículos cuesta de media 2.000 euros más. Mientras que su seguro puede salir por 624 euros adicionales durante la vida útil del coche.

El comparador de seguros de coche también resalta que el 92% de los consumidores que le dan una oportunidad a los vehículos eléctricos no amortiza su inversión sin las ayudas del Estado. Afirman que hace falta recorrer hasta 220.000 kilómetros –de uso combinado durante los once años de vida útil que suelen tener- para poder recuperar el mayor precio de compra.

Aunque poco a poco se están equiparando los precios entre los diversos tipos de vehículos, el precio de los seguros a todo riesgo sin franquicia para los eléctricos, aseguran, puede ser hasta un 28% superior a sus homólogos de gasolina. Desde Acierto.com afirman que esta diferencia de precios con respecto a los seguros podría deberse a que los coches eléctricos contemplan, a parte de los servicios que cubren las problemas ‘típicos’, coberturas específicas como, por ejemplo, el robo del cable de recarga.

Además, hay que tener en cuenta que esta clase de vehículo es más caro, por lo que las reparaciones también son superiores. No obstante, el cofundador de Acierto.com, Carlos Brüggemann, señala que siempre se deben revisar las condiciones de las pólizas y comparar entre las diferentes opciones, “sobre todo cuestiones como la asistencia en carretera y desde el kilómetro 0, pues estos vehículos suelen tener todavía una autonomía limitada”.

Cuánto más antiguo el coche, más riesgo

Por otro lado, con respecto a la antigüedad de los automóviles, aunque la contaminación es un problema serio, éste no es el único ya que, como resalta Brüggemann “los coches con más de diez años tienen el doble de posibilidades de sufrir un accidente y los que superan los catorce, el triple”. ¿Por qué? Entre las razones principales está la falta se sistemas de ayuda a la conducción (ADAS) y el mayor riesgo de avería. “Estas últimas, de hecho, protagonizan las asistencias en carretera de las pólizas de automóvil”, indica el experto.

Actualmente, afirman, los coches nuevos están diseñados para integrar las últimas tecnologías en seguridad y, así, proteger mejor a sus ocupantes. Con respecto al mantenimiento del vehículo, éste se encarece con la necesidad de reemplazar piezas como frenos, amortiguadores o la correa de distribución. Según los datos recogidos de la encuesta, 2 de cada 5 españoles decide posponer estos cambios o bien por razones económicas o por falta de tiempo.

Artículo anterior“Tenemos que hacer algo…”
Artículo siguienteLa UE busca competir con China en el terreno de las baterías eléctricas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.