NGK NTK, rendimiento en las condiciones más extremas

0

Desde que NGK SPARK PLUG fabricó su primera bujía en 1936, el compromiso de la empresa con la innovación y la calidad la ha convertido en el especialista en encendido y sensores. Este estatus se ha conseguido gracias a la constante entrega de productos que siguen funcionando de manera fiable incluso en las condiciones más extremas. Desde el fabricante hacen un recorrido por la historia de tres ‘héroes de encendido’ muy diferentes que continúan cumpliendo cuando las cosas se ponen difíciles…

Iridium IX

Diseñada específicamente para los entusiastas del rendimiento, la gama de bujías Iridium IX es un ejemplo perfecto de productos únicos de NGK SPARK PLUG que continúan rindiendo en condiciones extremas.

Lanzada por primera vez en el 2000, la gama Iridium IX ofrece un rendimiento de chispa óptimo que satisface la demanda del mercado de aftermarket de ambiciosos conductores que desean mejorar una amplia variedad de vehículos que van desde motos y coches clásicos hasta barcos. Con la Iridium IX, están obteniendo una bujía con moderna tecnología de iridio de alto rendimiento.

Las credenciales de alto rendimiento del Iridio se demuestran por su punto de fusión extremadamente alto de 2.450° C. Para crear esta tecnología, los ingenieros de la empresa pusieron sus más de 30 años de experiencia y conocimientos en la fabricación de bujías de metal precioso para crear otro salto cualitativo en la tecnología de encendido.

La gama Iridium IX cuenta con una punta ultrafina de aleación de iridio de 0,6 mm de diámetro, soldada con láser en el electrodo central de la bujía. Juntos, el electrodo central de iridio más delgado y el electrodo de masa de corte cónico mantienen bajo el voltaje de encendido requerido, ejerciendo menos tensión sobre la bobina de encendido, al tiempo que logran generar una potente chispa.

La alta capacidad de ignición de la bujía de metal precioso permite que el motor arranque rápidamente y funcione sin problemas, incluso en las mañanas frías. Garantiza un mejor consumo de combustible y gracias a su electrodo central ultrafino, también asegura menos fallos de encendido; un problema más frecuente en las bujías estándar.

La gama Iridium IX también cuenta con una galga anular antiincrustante especial alrededor del electrodo central que evita la acumulación de carbonilla. Esto no solo hace que los problemas de arranque en frío sean cosa del pasado, sino que también proporciona el mejor rendimiento en el tráfico urbano con continuos arranques y paradas, donde tanto coches como motocicletas necesitan funcionar sin problemas.

Calentadores cerámicos

A diferencia de los motores de gasolina que dependen de las bujías para iniciar la combustión, en los motores diesel la mezcla de aire y combustible se inflama espontáneamente. Esto significa que el combustible inyectado no necesita una chispa para inflamarse, ni tampoco el motor necesita una bujía. En cambio, el combustible se quema por la rápida compresión del aire de admisión, que alcanza temperaturas de alrededor de 900 ° C, lo suficientemente altas como para inflamarse por sí solo.

Durante condiciones frías y extremadamente frías, sin embargo, los motores diésel requieren más energía para arrancar porque tanto el aire de admisión como los componentes del motor en sí están más fríos.

Además, las fugas al bombear y comprimir la mezcla también son mayores, lo que significa que se necesita ayuda adicional. Aquí es donde el calentador realiza su función clave, aumentando rápidamente la temperatura para garantizar un encendido rápido y suave.

NGK SPARK PLUG fabrica dos tecnologías principales de calentadores: Calentadores metálicos y cerámicos. (Dependiendo del material del tubo incandescente) Aunque ambos pueden mejorar el rendimiento del arranque en frío, son los calentadores cerámicos los que proporcionan un rendimiento extra alto en condiciones de frío extremo.

Debido al alto punto de fusión de la cerámica que lo recubre, el calentador puede soportar un calentamiento muy rápido a temperaturas más altas durante períodos prolongados; alcanzando una temperatura de «precalentamiento» de más de 1000 ° C en menos de dos segundos, incluso en condiciones de congelación.

Es más, los calentadores cerámicos pueden mantener un «pos-calentamiento» durante más de diez minutos, a temperaturas de hasta 1350° C. Esto no solo elimina los golpeteos en frío, sino que también reduce el humo azul y blanco; lo que significa menos emisiones de hidrocarburos y monóxido de carbono.

Bujías de competición

El “súmmum” de las condiciones ultra extremas de funcionamiento se produce en las competiciones de motor. Esto proporciona a NGK SPARK PLUG el campo de pruebas ideal para su tecnología, gracias a las bujías utilizadas por equipos de competición en una amplia variedad de competiciones en circuito y carretera. Estas incluyen el Campeonato Mundial de Rally, MotoGP, MXGP, Le Mans Series, Super GT, Super Formula y muchos otros.

En Fórmula 1, se producen muchas de las condiciones de motor más extremas. Equipando a los coches de carreras más rápidos del mundo, NGK SPARK PLUG tiene una profunda participación en este deporte, que se remonta a 1964, cuando Honda se convirtió en el primer equipo de F1 en usar y ganar una carrera con bujías especiales de la compañía. Así, comenzó un período de éxito sin precedentes, en el que el especialista en encendido celebró su victoria número 300 en carrera en 2013. Hoy, el especialista en encendido proporciona bujías para una gran cantidad de equipos; un prestigioso papel no sin sus desafíos.

Aunque son similares a las bujías de los automóviles de pasajeros en términos de forma y función, las bujías de competición son de hecho muy diferentes. No es inusual, por ejemplo, que las bujías de larga duración, como las de doble metal precioso ‘Laser Iridium’, duren 100.000 km, mientras que en la Fórmula 1 es perfectamente normal que las bujías se cambien después de cada carrera. Esto se debe a las extremas condiciones que se experimentan en competición donde se aplican voltajes de hasta 30,000V a los electrodos de las bujías, provocando que se inflamen. Niveles mucho más altos de presión y combustión son una característica de este deporte, así como la temperatura del gas alcanzando los 2600° C, la mitad de la temperatura de la superficie del sol.

Para los ingenieros de NGK SPARK PLUG, la competición ofrece desafíos únicos. Cada temporada, es necesario desarrollar nuevas bujías para cumplir con las especificaciones de los nuevos motores. Los motores de cada equipo, además, son un trabajo en continuo progreso a lo largo de la temporada, con el objetivo de mejorar su rendimiento en milisegundos. Esto significa que los expertos en bujías están constantemente alerta, posiblemente teniendo que rediseñar la bujía de un equipo para cada carrera. De hecho, esto es un esfuerzo complicado, porque cambiar una parte del diseño de una bujía puede tener otras consecuencias imprevistas.

No importa el motor, NGK SPARK PLUG está a la vanguardia de lo que es técnicamente posible en términos de tecnología de encendido y sensores. Este es el resultado de las pruebas de productos de la empresa, que se llevan a cabo en las condiciones más extremas posibles, satisfaciendo a clientes y aficionados de todo el mundo.

Artículo anterior¿Qué opinan las #MujeresSernauto del sector?
Artículo siguienteICER lanza nuevas referencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.