No quiero marcharme

3
Leo un último comentario en autopos.es de alguien que firma como Marshall Marujan que me sorprende. Principalmente porque me parece que lo que dice tiene mucho sentido. Llamo a Carlos Garriga, responsable de Contenidos de nuestra web para preguntarle si sabe de quién se trata o tiene alguna idea de quién puede ser. Me dice que no, que no lo sabe, pero que ha hecho otros comentarios, recordando uno precisamente que hizo a una galería de fotos nuestra titulada “Nuestro mejor Motortec”.

Entonces dijo esto: “No entiendo este narcisismo recalcitrante. Los medios de comunicación están para informar, no para publicar y airear autoretratos constantemente. Esta forma tan madrileña y pedrojotista según la cual hay que estar lanzándose besos al espejo todo el día y haciendo de chupacámaras profesional es insoportable (…) Los medios de comunicación nunca son el protagonista, informan del protagonista (…) Incomprensible”.

El otro comentario, al que hago referencia al principio (que comentaba esta información), dice: “Es curioso que el capo de Ancera diga que el sector cada vez va a más en el salón de un hotel que parece sacado de una película del destape y con una escenografía para los notables digna del mejor salón de un club de jubilados. Que se suelte en la “intro” que hay una empresa que vende 5 millones en repuestos (para usar un lenguaje entendible por todos) y que no haya en todo el congreso de 2011 ni una sola ponencia ni mención a la venta de piezas por internet. Guay. Que en el año 2011 no haya un espacio para que la prensa pueda trabajar en condiciones mínimas. Que en el año 2011 todavía no sepan proyectar unos logotipos, y peor todavía, que haya empresas del sector que no sepan entregar un logotipo en condiciones (a pesar de gastarse 6.000 pavos para que aparezca en una pantalla que luego no se ve). Que se presente una ponencia sobre la cuestión “dónde está el dinero” con el jefe de estudios del BBVA -nada menos- y que la ponencia no vaya de eso. Que la única pregunta al de la ponencia del dinero no sea una pregunta, sino una afrenta para llamarle chorizo. Que se haga un congreso y los ponentes no sepan bien de lo que hablan, que no se les entienda bien lo que cuentan, que suelten vaguedades y que no se concrete nada de nada, como viviendo el día de la marmota una y otra vez. Que el sector esté mejor que nunca y que el menú de la comida sea peor que nunca. Que se contrate a una persona para dar una charla motivacional y que resulte ser una promoción de una pseudoempresa que, además de no tener interés alguno, provoque vergüenza ajena sazonada con frases autoatribuidas que son plagios. Normal, no se puede pedir a alguien que trabaje gratis, que explique la fórmula de la Coca-Cola a los presentes y que además sepa tener un logotipo decente en sus pogüer poins. Supongo que eso sería pedir demasiado. Que año tras año haya que soportar comentarios y actitudes machistas por parte de los notables de Ancer(d)a. Supongo que sería pedir demasiado que este sector se normalice y modernice. Supongo que sí, que este sector es el de los tenderos de repuestos, y que lo mejor para el que no quiera darse cabezazos contra la realidad es dejar de insistir, marcharse a otra parte donde haya algo de luz. Supongo que por eso este sector es tan mediocre, quien vale ya no está. Quien está no vale”.

Garriga y yo pensamos que se trata de un periodista (“o de una periodista”, apunta Garri). ¿Por qué? Porque tiene claro su criterio y lo explica ‘académicamente’ sobre cómo debemos ejercer nuestra profesión, y porque el resto de los mortales no se suelen dar cuenta de las lamentables condiciones en las que, efectivamente, nos hacen trabajar algunos.

Dicho esto, y sorprendidos ambos (Carlos Garriga y yo) de que haya quien venga a decir en nuestro medio lo que no se atreve a decir en el suyo (pero por Dios que lo siga haciendo, que no nos importa, al contrario), entro a reflexionar sobre sendos comentarios.

Respecto al primero, solo decir que el periodismo ha evolucionado mucho en estos últimos quince años. Y no es patrimonio ni de Madrid ni de Pedrojota. Es fruto de la propia evolución de la sociedad. Ahora todo tiene que tener cara y ojos, la cercanía entre el que comunica con el/los que se comunica es una tendencia que incluso ha llegado a cosas tan serias como los telediarios. Pero bueno, hay quienes se mantienen pegados a la tradición, que tampoco es malo (mientras tengan su público).

En cuanto al segundo, discrepando especialmente de esa frase de “quien vale ya no está. Quien está no vale” (y de la mayor parte del último párrafo, además de lo de Ancer(d)a y de que hay tenderos, sí, pero también empresarios ejemplares), suscribiría casi todo lo expuesto (aunque como no asistí al congreso no sé si el menú fue “peor que nunca”, por ejemplo).

El caso es que creo que debería servir de reflexión. De reflexión seria. Llevo veinte años en este sector y me jode que se siga aplaudiendo lo cutre. O lo que es peor, que no se sepa ver que efectivamente es cutre (y puede parecer interesado, pero curiosamente suele ser inversamente proporcional a cómo se valora la labor de los medios de comunicación. La experiencia me demuestra que cuando se nos da importancia luego no salen unas bailarinas brasileñas a poner las tetas en la cara de los asistentes, como pasó hace muy poco en una fiesta de un gran distribuidor. Y que no se me vuelva a entender mal: las cosas no se arreglan dándonos importancia, sino que cuando nos la dan es porque normalmente ya le han dado importancia antes a las cosas que la tienen).

De cualquier manera, es un debate que me parece muy interesante para seguir alimentándolo. Porque, al contrario de lo que dice el comunicante, yo no quiero marcharme a otra parte.

Elring

3 Comentarios

  1. Hacia que no entraba en vuestra web, y mira, siguen ladrando… ya sabéis…. y dejo dicho, ahora desde fuera que es un sector cutre, perdón, para no ofender, poco aspiracional, visto desde fuera y desde dentro, y no creo que sea por falta de dinero, ni de gente preparada… tal vez de visión, profesionalidad y madurez (si, madurez) y de saber dedicarse a las cosas de uno mismo y no las del contrario… estoy en un sector similar, y es lo que hay… que para que al sector los respeten no basta con ser corporativista, hay que respetarse a si mismo, y a los demás…. y me da que no, que sigue igual… abrazos.

  2. Aquí lo que hay es mucho fariseo que se escuda en opiniones de un blog para decir lo que piensa mientras de cara va de elegante y de enrollado. Eso se llama también hipocresía, algo que en esto 20 años en el sector rezuma por los cuatro costados. A cada cerdo le llega su San Martín!

  3. Creo que más de un empresario coincide con el personaje de los comentarios, pero ocurre que nadie se atreve a decirlo. Los congresos de Ancera mientras todos paguen ya va bien, mientras el pueblo sea… el gobierno va bien porque cobra los impuestos, abusivos e incorrectos. No es lógico que una empresa que no produce residuos orgánicos y que paga basuras e incineradora luego tenga que pagar los servicios de reciclaje por productos como el líquido de frenos, más caro como residuo que cuando lo compra nuevo. Esto es el colmo de la democracia sea de donde sea y la comunidad que sea es para rasgarse las vestiduras, o cerrar empresas a tal y canto que es lo que esta ocurriendo en toda España. Viva españa que va de puta madre, mientras los que dirigen coman y se engorden mucho mejor.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.