¿Perderá el factor humano su papel central en el vehículo?

0
La conducción autónoma será una realidad dentro de poco tiempo. En un mercado donde los sistemas ADAS son una tecnología que se incorpora a todos los vehículos recientemente registrados, se están abriendo nuevos escenarios de movilidad, lo que significa que el factor humano está destinado a perder el papel central que ha desempeñado hasta la fecha. Sin embargo, un escenario futurista al más puro estilo Blade Runner, donde el vehículo será el encargado de conducir y controlar el entorno, todavía está muy lejos de nuestra vida cotidiana. Por lo tanto, es importante conocer los diferentes niveles de automatización y distinguir entre los diferentes dispositivos de asistencia a la conducción. La automatización completa aún está muy lejos… En 2014, la Sociedad de Ingenieros de Automoción (SAE, Society of Automotive Engineers) creó pautas para distinguir e identificar el nivel de automatización en un vehículo. Sin embargo, hasta la fecha todavía no hay sustituto para la precaución, ya que ningún sistema puede excluir al conductor del control del vehículo y los sistemas de conducción autónomos de nivel 5 – el último peldaño hacia los vehículos completamente autónomos – aún están siendo estudiados y probados. Así, en el blog de Autopromotec se explican cuáles son los diversos niveles de conducción autónoma que existen hasta ahora.
  • Nivel 0
El conductor controla todas las características del vehículo, incluso si está equipado con un sistema de alerta. No hay automatización. El conductor es totalmente responsable de la dirección, la aceleración y la gestión de casos de emergencia. Este nivel incluye también vehículos equipados con sistemas como la advertencia de cambio de carril y la detección de puntos ciegos.
  • Nivel 1
Este nivel viene con algunos dispositivos de asistencia a la conducción. En algunos casos, el sistema controla la dirección y la velocidad, mientras que el conductor controlará todos los sistemas restantes. La dirección y el control de la velocidad son gestionados tanto por el conductor como por el sistema, mientras que la supervisión del entorno está exclusivamente en manos del conductor. En la carretera, se traduce en un sistema de mantenimiento de carril capaz de tomar el control y dirigir el vehículo nuevamente al carril, y un control de crucero adaptable, capaz de mantener una distancia estándar de otros automóviles y de reducir la velocidad si es necesario.
  • Nivel 2
Avanzando, el nivel 2 significa una automatización parcial. El sistema puede controlar todos los aspectos dinámicos de la conducción, mientras que el conductor supervisa el resto. La dirección y la velocidad pueden confiarse al sistema, mientras que el conductor debe controlar la conducción y estar preparado para intervenir de inmediato en cualquier momento si el sistema automatizado no responde adecuadamente. Con el nivel 2, los automóviles no pueden circular en un modo semiautónomo en contextos como tramos de autopistas. Los sistemas a bordo permiten al conductor quitar las manos del volante por unos segundos; sin embargo, además de estar prohibido por el Código de Autopista – un conjunto de información, consejos, guías y reglas obligatorias para todos los usuarios de la carretera, cuyo objetivo es promover la seguridad vial -, es esencial tener el control total en todo momento y no distraerse.
  • Nivel 3
El nivel 3 trae consigo un mayor nivel de automatización y el sistema controla todos los aspectos dinámicos de la conducción, siendo el conductor el encargado de responder rápidamente cuando se le requiera. El sistema controla la dirección, la velocidad y el entorno, pero el conductor debe estar listo para actuar en caso de que surjan situaciones peligrosas. En los vehículos de nivel 3, el sistema puede conducir el vehículo de forma independiente, sin la necesidad de intervención humana, en tramos de carreteras como autopistas. Esto es posible después de que el conductor – que puede quitar las manos del volante – active el sistema pero se mantenga alerta y listo para tomar el control. Las legislaciones actuales, sin embargo, no permiten el uso de este sistema en carreteras normales.
  • Nivel 4
Nivel 4 significa alta automatización. El sistema puede controlar todos los aspectos dinámicos del automóvil, incluso si el conductor no interviene en caso de necesidad. Esto se traduce en la capacidad del sistema para controlar la dirección, la velocidad y el entorno. También es capaz de manejar situaciones dinámicas sin el apoyo del conductor. Hasta la fecha, ningún automóvil de producción en el mercado está listo para este nivel, sólo unos pocos prototipos están siendo testados.
  • Nivel 5
El último nivel en la clasificación SAE significa automatización completa. El sistema reemplaza al conductor en todos los aspectos, a partir de situaciones dinámicas en todas las condiciones y carreteras. Por lo tanto, el sistema tiene el control total del vehículo y el conductor ya no necesita conducir.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.