¿Qué papel juegan los discos de frenos en el vehículo?

0

Llevar en buen estado los discos de freno es de vital importancia para garantizar la seguridad de los vehículos en la carretera. Un disco de freno es la superficie con la que friccionan las pastillas para frenar el vehículo ya que el disco gira a la vez que las ruedas. Así, el rozamiento entre discos y pastillas transforma la energía cinética en calórica lo que provoca la reducción de la velocidad.

Es habitual que los discos de freno estén sometidos a fuertes esfuerzos durante la frenada por lo que deben cumplir con una serie de requisitos: resistencia mecánica sustancial; alta resistencia al desgaste; ser silenciosos; y poseer un coeficiente de fricción alto en todas las condiciones de funcionamiento.

Es importante que, para garantizar estos requisitos, se tenga en cuenta el grosor de los discos. Generalmente se indican dos parámetros en el producto: el espesor nominal y el mínimo permitido. Al llegar a este último, con fin de evitar daños o deformaciones en el disco, se hace necesario reemplazarlo. Y es que es recomendable revisar los discos cada 20.000 kilómetros, así como tomar en cuenta que los discos se deben reemplazar por parejas y que a su vez se deben cambiar las pastillas de freno, aunque no se haya agotado la vida útil de estas.

Por norma general, existen cuatro tipos de discos de freno: sin ventilación, ventilados, perforados y con ranuras radiales. Los primeros -aunque más asequibles- suelen presentar unas características de rendimiento más bajas: se sobrecalientan relativamente rápido bajo cargas intensas, se desgastan rápidamente y tienen una vida útil relativamente corta.

Los discos ventilados, por ejemplo, el disco de freno BREMBO 09.7011.75 de la gama MAX LINE, presentan, entre sus ventajas, un aumento de la intensidad del enfriamiento, mientras que tienen como desventaja que la resistencia mecánica es algo reducida, si se compara con el primer tipo.

Los discos de freno perforados utilizan la perforación ‘a través’, que consiste en una serie de orificios de diámetro pequeño para mejorar el enfriamiento. Un modelo popular de estos discos de freno es el BREMBO 09.9772.1X de la gama XTRA LINE. Sin embargo, la principal desventaja de este tipo de discos es el mayor riesgo de degradación (por ejemplo, la entrada de humedad). Disminuye si los agujeros no se hacen a través, sino ‘profundizando’.

Por último, los discos de freno con ranuras radiales, como los discos de freno TRW modelo DF4110, absorben bien la humedad de la superficie de contacto, se enfrían bastante intensamente y tienen un coeficiente de fricción bueno consistentemente bajo ante cualquier intensidad de carga y en todas las condiciones.

Asimismo, según las características de fabricación, todos los discos de freno se dividen en sólidos y compuestos. Los primeros se fabrican mediante fundición seguida de mecanizado. Los compuestos están hechos de dos placas conectadas en el medio por un eje. El espacio permite que el aire circule y disipe rápidamente el exceso de calor. Otros beneficios de los discos divididos incluyen: peso reducido, conveniencia de uso y resistencia a la deformación bajo carga.

No obstante, los discos sólidos se suelen encontrar principalmente en vehículos más antiguos con motores de baja potencia.

Para sustituir los discos de freno, se recomienda principalmente comprar el original ya que es el que se usa en la configuración inicial del vehículo. Si se elige un equivalente, es aconsejable escoger productos de fabricantes de renombre que tengan características similares.

Además, es importante señalar que la selección del tipo de discos de freno depende del estilo de conducción: para ciclo urbano, se recomienda el uso de discos ventilados o no ventilados, mientras que, para cargas más intensas, es aconsejable la utilización de discos perforados o ‘radiales’. Con respecto a la elección de discos de freno de carbono o cerámica ‘avanzados’, esta debe valorarse con precaución ya que este tipo de discos empieza a funcionar eficazmente sólo después del calentamiento y, por tanto, no son adecuados para desplazamientos de corta duración. Las ventajas se revelan sólo cuando se conduce a alta velocidad.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.