Raúl González (MP3): “El taller necesita hacer un esfuerzo y cambiar la mentalidad”

11
“Ni antes éramos tan buenos ni ahora somos tan malos” fue el título de la ponencia que en el congreso de SPG Talleres impartieron Raúl González, director de MP3 Automoción, y Moisés Bargués, director de Sati Formación, empresas especializadas en comunicación y en formación respectivamente en el mercado de posventa del automóvil. "El mañana es hoy" fue otro lema recurrente durante una ponencia conjunta que con innegable originalidad y desparpajo desarrollaron a modo de conversación escénica entre un veterano profesional del taller (Bargués) y su hijo recién llegado al oficio (González).

Las luces de la sala se apagaban mientras un foco iluminaba tan solo una esquina por la que aparecían los protagonistas de esta ponencia. Representando teatralmente un posible diálogo entre un veterano dueño de taller (Moisés Bargués) y su hijo recién llegado al oficio (Raúl González), intentaron aclarar a los talleres asistentes la necesidad de que sus negocios evolucionen. La primera idea en la que hicieron hincapié fue que “la evolución del taller debe basarse en realizar cambios rentables”.

El cambio es necesario y debe ser una de las prioridades para este tipo de negocios, más si cabe en una época difícil: “La imagen también vende. Es la imagen la que distingue a un líder de los que solo son seguidores”, apuntaba Raúl González. “El miedo al cambio se debe superar porque el mayor error para un taller es no haber cometido nunca uno”, añadía. No siempre se tiene claro, incluso entre los propios talleres, que este tipo de negocios responde a una necesidad social y, por tanto, se debe hacer referencia a la importancia del “mantenimiento responsable del vehículo”: “Los talleres deben aportar herramientas e información para que su trabajo se identifique como una necesidad social. Esa sería la mejor labor de márketing”.

“Plan de clientes” en lugar de “Plan de márketing”
Otra de las ideas apuntadas fue la necesidad de la “comercialización del servicio del taller”. Es decir, se debe individualizar el servicio que se le da a cada cliente, y personalizar en el trato personal y profesional, porque no todos los clientes persiguen lo mismo cuando se acercan a un taller. Por todo esto, es necesario identificar lo que González llamaba “los niveles de servicio”; esto es, analizar los costes y la rentabilidad que puede suponer cada uno de los clientes resulta decisivo. Por todo esto, en lugar de “plan de márketing” González y Bargués hablaban de “plan de clientes”. “Todo tiene que, al menos, parecer que funciona, no se puede perer ni un solo segundo”, señalaba González mientras argumentaba cómo debe llevarse la organización y la gestión de un taller. Se debe organizar lo que González llamaba “la geografía de un taller”, de modo que todo en el negocio respete criterios racionales, económicos y de imagen.

Raúl González enfatizaba en la parte final de la representación la importancia de conocer las nuevas tecnologías enfocadas a la actividad de un taller: “El coste de la tecnología no está en las herramientas sino en la mentalidad con las que se utilizan. Saber utilizarlas puede simplificar, agilizar y hacer mucho más efectivo el trabajo de los talleres. Las nuevas tecnologías están al alcance de todos, pero no todos sabemos cómo utilizarlas de una manera eficiente. Hay que hacer un esfuerzo y cambiar la mentalidad”, concluía González.

11 Comentarios

  1. ¿Espíritu crítico? ¿No habrás querido decir “Espectro Cítrico”? Por lo fantasmagórico de tu humor. Ectoplástico, más bien. E impostor. Tu humor es uno de los cuatro, si no aleación de todos ellos, de los descritos para el cuerpo humano por Hipócrates, el padre de la medicina clásica: bilis negra, bilis, flema y sangre. Vamos, que da más grima que risa. Ha estado muy feo eso de confundir tu opinión con la Opinión, tu verdad con la Verdad, y despreciar así a un auditorio de gentes luchadoras con sus pequeñas grandes opiniones y verdades, con sus pequeñas grandes empresas. Porque con carácter general te marcas un discurso sobre el sabio analfabetismo de los labriegos (ahí sí que has estado “sembrado” y certero, en la lógica de tu discurso eso opinas de los SPGs… de los talleres multimarca en general; puro y arrogante paternalismo) pero en lo concreto, cuando hablas del sector, insistes en su “estulticia”. También lo de hacerse el incomprendido como Map. Feo, muy feo.

  2. Para ser yo el que expresa rencor, no está mal cómo caen las tortas, hostias más bien. Por lo visto un poco de espíritu crítico mezclando con humor no sienta bien. Ea. Me satisface y consuela saber que hay gente (“J”) que entiende lo que he querido decir y el sentido de mi mensaje. Ya había pedido cita a mi psiquiatra habitual… Yo también me siento incomprendido, igualito que usted, omnipresente MAP. Al final nada es para tanto. Yo también babeo hipnotizado ante la sonrisa de un niño o una buena película o una maravillosa canción. Babear es un acto humano y feliz, otra cosa es llamar a alguien tontobaba o tontolhaba, cosa que yo no he hecho. Para los que hablan de desprecio a los no “lisensiados”, nada más les diré que no discrimino por razón de estudios, sí por razón de estulticie, cosa que abunda por lo visto en estos lares. He conocido a labriegos analfabetos infinitamente sabios, y sin embargo hay por ahí premios Nobel que son auténticos gilipollas, o tontobabas genuinos, verbigracia Paul Krugman. Y no se preocupen, jóvenes, que no trabajo en el sector -cosa de la que cada día que pasa me alegro más-. Dejen de buscarme en sus saraos, que no sé de sus andanzas más que por la prensa. Lo mismo cualquier día de estos le cae una colleja -física- a algún inocente mozo/a sin saber de dónde ni por qué. Y algunos por favor, compren tallas de calzón algo más generosas, los últimos estudios científicos demuestran que el buen humor y el optimismo alargan la vida. Saludos desde Villavicioso de Odor -controll-

  3. A ver, yo no estuve pero a mis compañeros que sí estuvieron les gustó la presentación. Lo que me parece de lo más esnob es utilizar el término ‘nevertheless’ en una página como ésta (la verdad es que me lo parecería en cualquier página). “J”, eso es lo que quería decir con mi comentario, que realmente creo que quien así opina está desubicado. Y Luismi, no sé quién es el “pollo”, pero estoy realmente intrigado.

  4. Así que ahora hay que estudiar para ser público de los actos del sector. Este neverdelés sabe poco de las pymes del recambio y del taller, vamos de ninguna pyme. Muy lejos no vas a llegar en la vida. ¿Quién es este pollo MAP? Parece que amigo tuyo y de los de la ponencia. Cuéntanos algo, ¿qué ha hecho en la vida este perroflauta de los post que tanto se indigna además de meterse con empresarios como yo y mofarse de lo que no opinan como él? ¿Qué hace en el sector?

  5. Neverdelés es “sin embargo” pero en extranjero. Y dice eso, que mejor el show de guardería que un tío que no sabe de qué habla, etc. ¿Ves Marujan que en este sector si hay que darlo todo bien mascadito?

  6. Cuánto rencor. Ya estabas tardando. ¿Será que la realidad se ve distinta tras la lente de la videocámara? Claro que tú, Marshall, no eres sino la mano que mece esa cámara. Ni para eso te vales solo. Lo tuyo es la teoría. El toreo de salón. Con lo bonito que ha quedado el video del congreso de esta página. Eso sí que es una buena tarjeta de presentación. Y no dejar papelitos por ahí. Menudo gurú del social media, repartiendo fotocopias. Con razón eres low cost. La fotocopia. Sonríe más, serás más feliz. Contribuirás a mejorar tu entorno. Y evitaras esa úlcera que ya te asoma por la comisura de los labios. Con mayor o menor acierto, y parece que al público soberano le gustó, la presentación cumplió su objetivo. Justo después de la comida, que no es el mejor momento, con la sala a oscuras, y con el sello de atrevimiento de Serca y SPG (“enanitos” “hipnotizados y babeantes”; ni sé cómo te siguen invitando; hablar así de los empresarios del taller que mueven la cadena que te da de comer…). Que sí, que sí, sonríe más que al final algo te llegará dentro. Igual te curas el rencor. Porque está visto que echarlo poco a poco y en una página que no es la tuya -qué afición, hijo, para sentarte en el diván- no te sana. Que te mejores.

  7. Quién o qué significa Neverdeles. Y después de lo que ha dicho por qué dice que mejor esto… no acabo de entender el comentario…

  8. ¿De verdad hay que montar este tinglado para que la gente atienda? Me recuerda a las profesoras de guardería que sientan a la tierna juventud en corro y les cantan una canción de fácil digestión y repetición para que los enanitos no se dispersen y abran la boca entre hipnotizados y babeantes. Digo yo que con una buena y amena exposición es suficiente. Neverdelés, mejor esto que un tío que no sabe de lo que habla, que no sabe hablar en público, que no cuenta nada interesante, o cualquiera de las tres al tiempo.

  9. Me quedé con lo de que los talleres somos importantes. Cuánta razon y qué bien explicado. También con lo difícil que es evolucionar hacia el futuro sin despreciar el pasado, lo importante que es gestionar bien la transición de padres a hijos en el taller. Me gustó mucho la forma de contarlo y el entusiasmo, el optimismo, las ganas de animarnos a hacer. A tirar por el marketing guerrillero, a medir mejor los costes y resultados de los procesos, pero una vez pensado y repensado todo, a hacer, a tomar decisiones. Con criterio pero con valentía. Enhorabuena, SPG.

  10. Enhorabuena por el contenido de la ponencia y la manera de transmitirla. Es sin duda la dirección a seguir. Saludos

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.