Sana envidia a Automechanika

1
Una vez más, como he dicho y hecho en situaciones anteriores, creo y apuesto firmemente por un sector que se precie, que genere riqueza sostenible en el tiempo y consecuentemente actividad y puestos de trabajo, que sea un escaparate que proyecte su imagen y sus fortalezas al exterior, y que en su interior, a su vez, sea dinamizador del propio sector.

Quiero aprovechar mi blog y la ventana abierta que representa de una manera creativa para compartir con todos los lectores de autopos.es mis inquietudes y puntos de vista tras la pasada edición en Frankfurt de Automechanika, en la cual tuve la oportunidad de compartir unos días con muchos colegas, amigos y miembros del sector. Cuando uno entra en el recinto de Messe Frankfurt comienza a darse cuenta de la importancia, de las fortalezas y de la magnitud económica que tiene mundialmente nuestro sector. Y esto tras dos años difíciles después de la pasada edición (recordemos que fue en septiembre de 2008 cuando prácticamente tuvo lugar el estallido con el que comenzó todo lo que estamos viviendo ahora), cuando en teoría se debería haber producido -y eso esperaban sus detractores- la debilitación de este evento bienal, tanto desde un punto de vista de expositores como de visitantes.

Pero nada más lejos de la realidad. Una vez más, Automechanika cumplió con las expectativas y por sus pasillos y stands se respiraba ambiente de negocios, un ambiente de dinamismo comercial y unas fuerzas y ganas de todos los presentes por hacer que el sector de componentes esté cada vez más en la vanguardia de los sectores privilegiados que en este momento pueden hacer de dinamizadores de la economía. Y de ahí mi sana envidia, porque así es como me gustaría ver nuestra primera edición de Motortec Automechanika Ibérica, a la cual desearía que pudiéramos trasladar todo ese ambiente europeo y mundial vivido en Frankfurt pero con un espíritu latino e ibérico en la edición del próximo mes de marzo.

El éxito no es de Frankfurt, es del sector
Estoy seguro de que el triunfo no es de Frankfurt: si el certamen fuera en Stuttgart, Hannover, Berlin o Köln tendría el mismo éxito siempre que el sector entero lo apoyara como apoya a la Messe Frankfurt. Una vez más, como he dicho y hecho en situaciones anteriores, creo y apuesto firmemente por un sector que se precie, que genere riqueza sostenible en el tiempo y consecuentemente actividad y puestos de trabajo, que sea un escaparate que proyecte su imagen y sus fortalezas al exterior, y que en su interior, a su vez, sea dinamizador del propio sector.

Un lugar en el que en una misma semana se pueden compartir desde abrazos con amigos hasta inquietudes profesionales y personales con colegas del sector, así como por supuesto estrechar lazos comerciales. Con incremento de negocios y, por qué no, también de conversaciones personales, las cuales en nuestro día a día, con las agendas apretadas y ocupaciones continuas, no podemos desarrollar en profundidad como se puede hacer sin embargo en certámenes de este tipo. En mi opinión todos tenemos que hacer los deberes: asociaciones sectoriales, feria, proveedores, distribuidores y talleres, porque no debemos olvidarnos nunca de que la feria o certamen comercial no es otra cosa que el evento de nuestro sector y nuestro país.

Debemos respetar a quienes creen en la feria
Es perfectamente comprensible y respetable que algunas organizaciones, sociedades o compañías internacionales, por motivos de estrategia, por motivos económicos, o por otro tipo de apuestas comerciales, no crean o no puedan participar en este tipo de eventos. Pero claramente mayor todavía tiene que ser el respeto por parte de ellos a todos los que por el contrario quieren y desean seguir creyendo en un sector que demuestra su unión, sus fortalezas y está dispuesto a seguir apostando por aprovechar al máximo todas las oportunidades que el presente y el futuro puedan ofrecernos.

Espero y deseo que de aquí a unos meses pueda leerse o escucharse una similar noticia u opinión surgida entre colegas europeos que tenga gran similitud al título de mi blog: “Sana envidia al sector independiente ibérico de componentes y a sus profesionales que tan bien lo están desarrollando y que son capaces de, en momentos generalizados de alta complejidad y volatilidad como los actuales, creer firmemente en sí mismos y hacer crecer y fortalecer no solamente la imagen de su sector sino además incluso sus negocios”.

Saludos a todos y espero vuestros comentarios.

Benito Tesier.
Presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto y director general de Brembo España.

1 Comentario

  1. Es dramático que desaparezca la visión a medio-largo plazo. Y es que sólo así se entiende que no se apueste por una feria fuerte en España. Por lo visto, lo que no es negocio de forma inmediata ya es del negociado de las ONG. En lo que nos hemos convertido.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.