Se necesitarán tres plantas de baterías para eléctricos en 2030

Para abastecer a un millón y medio de vehículos eléctricos

1

Los planes de fabricación de coches eléctricos de Seat exigirán no sólo una, sino la instalación de tres fábricas de baterías en España antes de 2030, para contar con una capacidad de entre 69 y 72 gigavatios/hora (GWh) ese año, que permitirían abastecer al millón y medio de vehículos eléctricos que se fabricarían en las plantas de automóviles del país ese año, según el periódico Expansión.

Estas son las previsiones que Seat y Grupo Volkswagen han presentado en la manifestación de interés para su gran proyecto de recuperación económica (PERTE) a Industria, con el objetivo de “convertir España en un hub del vehículo eléctrico”.

De esta forma, se estiman tres fases. La primera pasaría por un apoyo al coche eléctrico con el plan Moves de ayudas a la compra de vehículos eléctricos y que contará con hasta 800 millones este año. Según indican, se debería pasar de una cuota de mercado de estos vehículos del 4,7% el año pasado a un 10% en 2021.

Asimismo, habría que instalar este año 20.000 puntos de recarga para los vehículos eléctricos para cerrar este ejercicio con 28.000 instalaciones.

Por otro lado, la segunda fase -de industrialización- se englobaría de 2023 a 2026. Y es donde se transformaría la planta de Seat Martorell con una inversión de 2.400 millones para fabricar los eléctricos pequeños del grupo; pero en 2023 debería estar ya avanzada o finalizada la fábrica de baterías, apuntan desde el periódico Expansión.

Por último, la tercera fase del plan sería la implementación del vehículo eléctrico y la transformación de las ciudades. Así, según prevén, en 2030, uno de cada dos coches producidos en España debería ser eléctrico, con lo que se alcanzaría el objetivo del Ministerio de Transición Ecológica de que haya 5 millones de vehículos eléctricos para ese año en circulación por nuestro país. Para ello, además, se necesitarían 350.000 puntos de recarga.

En este PERTE participan 15 empresas: Seat, Telefónica, Iberdrola, Gestamp, Antolin, CaixaBank, Ficosa y Sesé, además de otras más pequeñas, como Asti, Mind Caps, Aeorum, Delta Vigo, Sayer Technologies, Mobile Robotics, Fisas Navarro y Lithium Iberia.

Una fábrica para Volkswagen

Sin embargo, con el medio millón de unidades de eléctricos que pretende fabricar al año a partir de 2025 en Martorell, Volkswagen necesitaría una planta de las tres necesarias sólo para su producción. De hecho, según VW y Seat, no todas las plantas de baterías pueden fabricar celdas para sus vehículos, dadas sus especificidades.

Así, las otras dos serían para alimentar a los modelos de Stellantis que fabrica ya el Peugeot 208 eléctrico en Vigo, el Corsa eléctrico en Figueruelas y el Citroën eC4 en Madrid, además de ofrecer suministro a la fabricación de híbridos de Renault en Valladolid y Palencia, de Ford en Valencia y las furgonetas eléctricas Clase V y Vito de Mercedes-Benz en Vitoria.

Y es que la instalación de una fábrica de celdas de baterías en España abarata el coste logístico en 400 euros por coche fabricado. De ahí que ahora la batalla se libre sobre dónde se ubicará la factoría.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha dicho que están avanzando a buen ritmo las negociaciones para atraer los casi 5.000 millones de inversión que supondría la instalación de la planta en la provincia de Zaragoza. El complejo estaría equidistante de las plantas de Seat en Martorell, Ford Valencia, Stellantis en Figueruelas y Madrid, Renault en Castilla y León, Volkswagen Navarra y Mercedes-Benz Vitoria.

Iberdrola, Telefónica y CaixaBank

Por otra parte, uno de los socios con los que VW, matriz de Seat, quiere correr a fondo la carrera para la electrificación del motor en España es Iberdrola, grupo con el que acaba de firmar el mayor acuerdo industrial de energía renovable en el país, señala Expansión.

En concreto, la energética suministrará energía verde a las plantas del grupo alemán en España –Martorell y Landaben, entre ellas– y a sus 600 concesionarios. Además, desarrollará una red de puntos de recarga, cuya escasez es ahora uno de los obstáculos para el despegue del coche eléctrico. Iberdrola, a su vez, es uno de los principales aliados de Seat para su PERTE, en el que también juegan Telefónica (5G y conectividad) y CaixaBank (sistemas de pago), entre otros.

Artículo anteriorSerán necesarios 60 millones de puntos de recarga para 2030…
Artículo siguienteMotul completa su gama de lubricantes para cajas automáticas

1 Comentario

  1. Leo atónito como todavía hay gente que está pensando en el vehículo eléctrico de batería.
    No solo son contaminantes, las baterías y la electricidad hay que generarlas, sino que tampoco son operativos, a más autonomía, más peso de batería, más consumo… un círculo que nunca termina.

    PILA DE HIDRÓGENO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.