Eduardo Gijón, granadino de pura cepa, de 54 años, es el director general de NRF para España y Portugal, especialista en fabricación de productos de refrigeración y climatización en el mercado de automoción desde 1927, con fábrica de producción y centro de ingeniería en Granada (España). Empresa de origen holandés, cuenta con una amplia gama de productos, hasta alcanzar las nueve mil referencias, todas relacionadas con el termocontrol. Su director general para Iberia le cuenta a AUTOPOS, en el número 97 de su revista, cómo ha sido el desarrollo exponencial de la empresa durante estos últimos años, qué factores han influido y, sobre todo, cuál ha sido la clave para que la empresa esté donde está ahora, que no es otra que el equipo…

Empecemos por el principio…

El comienzo de Eduardo Gijón en el mundo de la automoción fue lo que se dice un tanto curioso. Y es que, tras una formación más que completa (“estudié un Grado en Humanidades, me especialicé en idiomas, me convertí en intérprete y traductor profesional. Luego hice un posgrado en Comercio Internacional y un MBA”), llegó a una empresa  granadina que se dedicaba a la fabricación de radiadores, Radiadores Montaña. “En aquella época, esta compañía tenía que contrarrestar la llegada de empresas multinacionales que
le estaban restando cuota de mercado y empezó a desarrollar una cartera de clientes en el extranjero y ese era mi rol en la compañía. Fue bastante bien y conseguimos construir relaciones con grandes distribuidores de  termocontrol en diferentes países europeos”. De ese periodo vino una primera relación con su actual compañía: “A NRF le gustaba mucho el proyecto de Radiadores Montaña, y empezamos a colaborar con ellos”. Pero él siguió su camino después de año y medio: “Para mí trabajar en una empresa familiar no era mi ambición. Así que seguí formándome, trabajando como intérprete freelance…”.

Pero volvió a coincidir con NRF: “Decidieron comprar Radiadores Montaña, y como yo era intérprete, además de conocer el entorno, me contrataron para hacer las negociaciones y la adquisición de la empresa familiar. Después me ofrecieron quedarme un año para liderar la transición de una empresa familiar a una multinacional, y eso me pareció un reto que merecía la pena explorar. Era como estudiar otro máster. Me encantó la oportunidad”. Pero ya. Dada su inquietud por tener nuevos desafíos, en cuanto terminó esta etapa de transición, abandonó el barco para irse a la UNESCO, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

“Me fui a la UNESCO para trabajar como intérprete. Para mí era un sueño. Como traductor, trabajar en una organización internacional era como tocar la cima. Trabajé durante más de un año un el gabinete personal del entonces director general Federico Mayor Zaragoza”, relata. Tras cumplir uno de sus sueños y tacharlo de su lista de logros, NRF se volvió a cruzar en su vida. Parecía que el destino quería entrelazar sus caminos… “Desde la multinacional me propusieron crear un departamento de Márketing para la empresa en España (Radiadores Montaña ya era NRF). Y acepté el desafío, pero pedí que me asignaran también la responsabilidad de un área comercial. En un principio me dijeron que estaban todas las áreas asignadas. Pero no estábamos en Portugal. Me ofrecí y resultó fantástico”, narra. Fue tan bien, que NRF le propuso la dirección general de Iberia. Y aceptó.

autopos - 2CA3538“Me gusta reinventarme”

Aunque lleve cerca de 26 años en el sector, Eduardo Gijón, lejos de acomodarse, sigue en permanente evolución, fruto de su manera de ser: “Me gusta mucho aprender y estar formándome constantemente. Soy muy inquieto y me encantan los retos. Siempre me
ha gustado ser, de forma positiva, inconformista. Me gusta definirme como un correcto irreverente. E intento transmitir que, dentro del respeto, se pueden cuestionar todas las estructuras que se vayan quedando obsoletas.”

“Me gusta reinventarme”, concluye, lo que por otra parte le ha venido muy bien a una empresa que también se ha tenido que reinventar: “Cuando NRF empezó a darse a conocer, el canal principal de distribución de un radiador eran los reparadores, no las
tiendas de recambios. En aquella época, los radiadoristas tenían todas las cartas de la baraja, las tiendas los compraban a ellos, que estuvieron dominando el termocontrol durante décadas. Eran los grandes clientes”. El mercado fue cambiando y con él la compañía: “Al principio la gente no conocía nuestra marca, ni siquiera decía bien nuestro nombre. Hemos venido desde muy abajo hasta alcanzar una posición de liderazgo en el sector del termocontrol como la que tenemos ahora. Siento un gran orgullo con lo logrado en este periplo”.

autopos - NRF 1Apuesta por los partners adecuados

Y en ese camino de éxito han tenido mucho que ver sus partners, sus clientes. “Ellos son los que nos han aupado definitivamente. Los grandes distribuidores que apostaron por NRF acertaron, y también acertamos nosotros apostando por ellos”, señala satisfecho Eduardo Gijón. Y es que, en su momento, NRF supo ver que, como fabricante, tener stock en el almacén era clave en un mercado tan fragmentado como el español. “Por aquel entonces, en España no había grandes almacenistas. Y nosotros, con la filosofía de darle al mercado lo que iba precisando en cada momento, decidimos apostar por tener stock. NRF llegó a tener cuatro almacenes de proximidad (en Madrid, Barcelona, Valencia y Andalucía), con los cuales llegamos a tener capacidad para entregar nuestros productos en el mismo día a casi el 70% de nuestros clientes españoles. Esto no lo hacía nadie, no teníamos parangón.
Acertamos. Porque eso nos permitió entrar en todos los grandes clientes por lo menos como proveedor de urgencias”. Y eso fue lo que originó su crecimiento exponencial. “Una vez que la gente aprendió a ordenar las letras de nuestras siglas, conseguimos contratos y reconocimiento de la marca que nos permitió dar el siguiente paso”, afirma el director general para Iberia.

Sin embargo, este fue sólo uno de los detonantes. Otro factor que influyó en su despegue fue aprovechar la oportunidad que surgió cuando Hella, líder del sector en aquel momento, fue adquirido por Mahle, en una operación que cogió por sorpresa al mercado. “Y a río revuelto, ganancia de pescadores. Los que estábamos bien posicionados y nos postulábamos como alternativa, vimos que era el momento de dar un paso al frente. Los clientes nos probaron, les encantó, y eso nos catapultó. Habíamos trabajado muy duro para
aprovechar la oportunidad”.

Quedaba un movimiento estratégico más, en este caso en sentido inverso… Y es que, una vez conseguida una red de distribución, había que dejar claro cuál era realmente el papel de NRF: “Ha sido el golpe de timón estratégico más definitivo. Y consistió en cerrar almacenes de proximidad para que nuestros partners no tuvieran ninguna duda de que nosotros éramos fabricantes. ‘Si tú estás aquí para distribuir, nosotros nos replegamos y nos reinventamos’. Hemos ido progresivamente cerrando almacenes de proximidad para centrarnos en Valencia, en un almacén de 5.000 m2 exclusivamente de termocontrol, lo que supone el stock más grande que jamás haya existido en la península ibérica. Pensamos que sería suficiente para cinco años, pero ya se nos ha quedado pequeño. Ahora, y dentro de la misma plataforma logística donde estamos, nos mudamos a otro mayor aumentando nuestra capacidad un cincuenta por ciento más”. ¿El objetivo? “Ayudar a nuestros grandes partners/distribuidores a que crezcan en sus negocios, a que ganen cuota de mercado, diferenciándose de los demás. Nuestro propósito es que desarrollen de forma apasionada el negocio de termocontrol e ir más allá. Queremos poner en valor a nuestros clientes, que destaquen”.

autopos - NRF2El equipo, clave

El crecimiento experimentado por NRF en los últimos años ha sido efectivamente  exponencial, y hay también que saber gestionarlo: “Es complicado crecer sin sobredimensionarte en ningún momento. Y ser consciente de que los mismos equipos que uno tiene de partida quizá ya no te sirvan igual en esa nueva etapa. Sin duda es para sentirse orgulloso de ese equipo con el que has ascendido de 2ª B a Primera, pero sabes
que vas hacia un terreno desconocido y necesitas nuevos perfiles, más talento”. Y ahí es donde cree Eduardo Gijón que se ha hecho un gran trabajo, para el que también ha tenido que reinventarse: “Son cosas que aporto al proyecto, y la realidad es que la forma en
que hemos enfocado la contratación ha sido clave, porque no hemos buscado simplemente personas que se ajusten a la descripción de un puesto de trabajo, sino que, atendiendo a las necesidades cambiantes del mercado, hemos buscado talento puro capaz de adaptarse a las circunstancias. Y es que en NRF siempre decimos que no ofrecemos un trabajo sino un plan de carrera”.

Y es que de lo que se trata “es de empoderar personas, muchas de ellas mujeres jóvenes para que puedan aprender a volar y a desarrollarse para llegar a tener una buena carrera profesional en el sector”, señala Eduardo Gijón. “Y algo estamos haciendo bien. Somos la cantera del sector. Y hemos construido un muy buen equipo y tenemos la confianza de
la compañía. Un equipo comprometido, porque sabe que son libres de manifestarse y de cometer errores; porque como empresa los asumiremos y también celebraremos los éxitos juntos”, concluye el director general de NRF.

Y es que a Eduardo Gijón lo que más le gusta de su trabajo “es levantarme cada día para crear prosperidad, empleo y fortalecer al sector. Me siento un privilegiado. He sido empoderado por mi compañía. Me siento orgulloso de que, a través de NRF, vayamos fortaleciendo el sector con gente formada y empoderada”. Pero la vida continua: “Estoy
expectante, porque vamos a seguir este proceso continuo de reinvención y tenemos que seguir ajustando piezas. Es un nuevo reto que tenemos desde NRF. No nos gusta estancarnos. Tenemos un enorme sentido de responsabilidad con respecto a la confianza que han depositado en nosotros nuestros partners. No podemos defraudarles. La única forma que tenemos para garantizar no fallar es salir de las zonas de confort, pensar activamente, anticiparnos… Vamos a seguir ajustando nuestros equipos y las soluciones que ofrecemos”.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.