¿Supondrá la llegada del eléctrico una revolución industrial?

"Se avecina sobre su industria lo que podría ser una ciclogénesis explosiva"

0

El coche eléctrico constituye un elemento disruptivo en la industria del automóvil por suponer un cambio con respecto a la industria creada hasta el momento, basada en los motores de combustión. Un cambio que, según Motorpasión, será mucho más que una simple modificación del modelo de negocio…

Y es que, en opinión de la publicación, será una “pequeña revolución industrial” y por ello los cambios que se avecinan podrían ser tan bruscos e importantes como los que afectaron a la industria siderúgica europea en los ochenta, siendo Alemania el piloto de esta revolución.

“Se avecina sobre su industria lo que podría ser una ciclogénesis explosiva, en la que el coche eléctrico sería el elemento desencadenante para crear esa tormenta perfecta en la que se vean cierres de fábricas y despidos masivos”, aseguran.

Y es que, a su juicio, la industria está pasando por una de sus peores crisis en décadas a causa de la caída de las ventas en China, los posibles aranceles en Estados Unidos a coches europeos y la carrera tecnológica hacia el eléctrico y autónomo y que por eso a los fabricantes alemanes y europeos se les acumulan los retos, como los relativos al coche eléctrico y autónomo. Desafíos que pasan por los planes de reducción de emisiones europeos y chinos: “En Europa, la media de CO₂ que no podrá superar cada fabricante obliga de facto a vender coches híbridos enchufables (PHEV) y eléctricos de forma significativa. En China, son más directos. Cada fabricante debe vender un mínimo de este tipo de coches si no quiere verse expuesto a multas millonarias”, aseguran.

Por lo anterior, concluyen que los fabricantes se ven involucrados en una carrera tecnológica para proponer a la venta coches PHEV y eléctricos. En definitiva, en una transformación que supondría inversiones muy superiores a las de lanzar nuevos motores gasolina y también la necesidad de llevar a cabo inversión en materia de conducción autónoma; una transformación que según el CEO de Volkswagen Herbert Diess podría costar aproximadamente 100.000 millones de euros a las empresas alemanas. 

Es más, según la consultora AlixPartners, a escala global las principales compañías harán un desembolso de 400.000 millones de dólares durante el próximo lustro para desarrollar eléctricos y autónomos que supondrá modernizar fábricas, formar trabajadores, una reorganización de las redes de proveedores y una redifinición de la idea de la propiedad del automóvil.

“Y aun así, nadie sabe con certeza si la conducción autónoma será un éxito o si se impondrá. Y tampoco tienen claro si se producirá finalmente el fin del coche en propiedad privada en favor de un pago por uso”, manifiestan.

Las primeras consecuencias…

Las primeras consecuencias de esa necesidad de inversión masiva ya se están notando. En primer lugar, en las gamas de los fabricantes. Y es que los modelos con menos margen de beneficio o considerados no estratégicos “han ido saliendo de las gamas o bien no serán renovados cuando terminen su vida comercial”.

Asimismo, los fabricantes buscan acuerdos para ser rentables: Ford usará la plataforma de coches eléctricos MEB de Volkswagen; Daimler y BMW han unido sus negocios de car sharing y movilidad. Y algunos incluso buscan ingresar fondos vendiendo parcialmente algunas áreas de su negocio, como Volkswagen con TRATON, que recaudó 1.550 millones de euros agrupando sus autobuses con los camiones MAN y Scania.

Y en el futuro…

En el futuro vendrá la mayor y más dramática consecuencia de todo, según Motorpasión: las pérdidas de empleo en la industria auxiliar. “En las factorías de las marcas se dejará notar obviamente, pero no tanto como en las fábricas de los proveedores. Hay un ejemplo reciente y clamoroso, el de Eisenmann (fabricante de componentes que da trabajo directo a 3.000 personas y este verano se ha acogido a un concurso de acreedores)”, apuntan.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.