El estado de ánimo marca nuestra manera de pensar y nuestras conductas y genera consecuencias en nuestras vidas. Y afrontar las adversidades con buen ánimo genera sin duda consecuencias positivas. Y en estas circunstancias toca ser positivo.

Jamás nos habíamos enfrentado a un parón de la economía, que es lo que estamos viviendo, y nadie, por mucho que se especule, conoce realmente cuáles van a ser los comportamientos de los mercados y el tiempo de recuperación. Porque no es una crisis económica al uso…

Pero hay motivos para la esperanza. Especialmente para nuestro sector. Y a eso tenemos que agarrarnos para afrontar la situación con el mejor ánimo posible, que seguro contribuirá a ver las cosas de otra manera en cuanto regresemos todos a la actividad.

Los próximos meses, especialmente junio y julio, pueden darnos razones para recuperar el pulso de nuestras empresas y cambiar nuestra percepción de la realidad.

El mayor uso del coche privado como extensión segura de nuestras propias casas; el auge de las reservas vacacionales en destinos donde se pueda llegar en coche; las ITV acumuladas pendientes de pasar; y la necesidad de poner a punto los vehículos para prepararlos para las vacaciones, después de dos meses parados, son sin duda mensajes que invitan a ser optimistas.

Los próximos meses, especialmente junio y julio, pueden darnos razones para recuperar el pulso de nuestras empresas y cambiar nuestra percepción de la realidad.

Pero no sólo. Porque una de las consecuencias lógicas de esta crisis debería ser la ralentización de los procesos de electrificación del parque, que pueden dejar de ser una prioridad por las enormes inversiones necesarias tanto de administraciones públicas como de empresas, con sus economías maltrechas por efecto de la crisis. Además de las consecuencias que sin duda va a tener sobre la movilidad compartida.

Sin embargo, derivado de un mayor uso del coche privado y el consiguiente aumento de la contaminación, y ante la imposibilidad hoy del vehículo eléctrico como alternativa por sus limitaciones, parece que lo más lógico sería apostar por una renovación de un parque muy antiguo por vehículos menos contaminantes y asequibles económicamente. Y esos ya sabemos cuáles son.

Es decir, es como si esta crisis le diera una tregua al sector de la posventa, devolviendo al vehículo particular un valor que había perdido y concediendo a los coches con motores de combustión una prórroga en el tiempo.

Y sin duda habrá economías personales y empresariales que sufran, pero las deudas serán menos porque los gastos se han visto también considerablemente reducidos durante este periodo, y la vuelta a la actividad puede ayudar mucho a paliar sus efectos. Lo que hay que ser es solidarios, contribuyendo todos a activar la economía con nuestras decisiones. Ya habrá tiempo para ahorrar más adelante.

De enfocar el futuro con el mejor estado de ánimo van a depender esas decisiones y la propia reactivación de la economía. Por eso es tan importante ser optimistas. Y el que no vea motivos para serlo es porque no quiere. Incluso ante las situaciones más complicadas.

Soy un optimista patológico, lo sé. Pero aunque la realidad sea otra, siempre es mejor afrontarla con el ánimo alto.

3 Comentarios

  1. Positivos ya somos Miguel Ángel. A pesar de las erráticas políticas del Gobierno, nos hemos endeudado para hacer frente a la falta de actividad, porque realmente creemos que podremos salir airosos de esta situación. Lo que hay que ser es razonables, reflexivos, racionales y prudentes, debemos rediseñar toda nuestra estrategia de distribución, con costes asumibles, sin excesos de servicios carísimos que no añaden más valor a la distribución. Si no volvemos a márgenes razonables en la venta de recambios y servicios, todo el esfuerzo hecho para sobrevivir a esta etapa de la pandemia se perderá al no poder hacer frente a nuestras obligaciones en un futuro a no más de un año vista. ¿Cuánto tiempo tardaremos en volver a realizar los disparates que se veían antes del 14M? ¿Quién se apunta a la Porra?

  2. Totalmente de acuerdo con tu opinión Miguel Ángel. Toca ser positivos más que nunca, y saber encontrar las nuevas oportunidades de mercado que van a quedar latentes cuando volvamos a la normalidad.

  3. Esa debe ser la actitud ante el negocio, y la vida… Gracias por compartir reflexiones positivas.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.