WTCC Cheste

0
Ayer se disputó en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste la novena cita del campeonato del mundo FIA de turismos, y no nos lo perdimos. Así que invitados por Monroe (Tenneco), nos fuimos rumbo a la Comunidad Valenciana… 190 kilómetros más allá de Albacete (nuestro anterior destino).

El día comenzó encapotado y me enfundé el chubasquero por si acaso.

Agarré las llaves del coche y junto a Pablo, uno de mis compañeros de fatigas de este fin de semana y un enfermo del motor, nos dirigimos a Cheste.

Nuestra primera parada: recoger las invitaciones. ‘¡Somos VIP!’ me dice mi compañero. ‘¡Y con párking exclusivo y entrada al Pit Lane!’, le contesto yo. ‘¡Joder con Monroe!’, grita efusivo.

Ya se oía el ruido de motores desde el párking. Sin prisa pero sin pausa nos dirigimos a la entrada. Una hilera de Maseratti nos esperaba. ‘¡Madre mía!’, decimos a la par. Justo había acabado la primera carrera de la Copa Maseratti, y los coches volvían al garaje. ‘Menudos pepinos’, dice Pablo. ‘¿Y vamos a poder verlo todo así? ¿Tan cerca?’, me pregunta. ‘Siéntete Lobato por un día’, le contesté entre carcajadas. Y nos fuimos a la carpa de Monroe.

Tres preciosas azafatas enfundaban un traje a lo Catwoman, pero en blanco y con el logo de la marca de amortiguadores, a la entrada de la carpa. ‘Hola buenos días’, les decimos casi babeando. Egoitz Goiricelaya, director comercial general de Tenneco estaba más adelante. Saludarle y darle las gracias por la invitación fue nuestro segundo cometido. Nos acreditamos y vemos que tanto gente de Serca como de Cecauto y otros están también en la lista… Desayunar fue lo siguiente que hicimos, llegábamos caninos. Un buffet impresionante y de grandes dimensiones vestía todo el lateral de la carpa.

Puedes coger de todo y cuanto quieras, le dije a Pablo, que me miraba algo sorprendido. En estas, que nos cruzamos con Alejandro Galindo, de fa comunicación y dos compañeros más de la prensa del sector. Vemos en la programación que estaba a punto de comenzar la primera carrera de la Copa Seat, y corriendo subimos a las gradas. Entonces el impresionado fui yo, y no Pablo. ¡Podíamos ver todo el circuito! Estés donde estés, te pongas donde te pongas. ¡Es impresionante!, pensé.

El sol se hizo un hueco entre las nubes y el mal tiempo empezó a escampar. El chubasquero sobraba. La carrera fue una auténtica maravilla de adelantamientos. El cuarto se puso primero en las cinco últimas vueltas. No sé quién era, pero que carrerón.

De vuelta al ‘box’ de Monroe me crucé con una comitiva de Andel, o al menos su logo estaba plantado en el pecho y cuello de la camisa. Repostamos un cervecita, y saludé a Katia Torralbo, responsable de márketing de Tenneco. Nos inscribimos en el sorteo de un reloj increíble, y de vuelta a las carreras. La WTCC iba a dar comienzo. Jordi Gené y Sergio Hernández, como representación nacional, no defraudaron. El veterano piloto quedó cuarto y el joven Sergio terminó algo más retrasado debido a un golpe cuando luchaba por la sexta plaza. El italiano Tarquini con un Seat ganaba la carrera y presentaba su candidatura al campeonato mundial.

Y de vuelta al ‘garaje’ de Monroe. Esta vez me crucé con Antonio López de Reynasa. ‘¡Coño!’, exclamé. Al principio no me conoció por las gafas de sol y el atuendo circuitero (informal). Una tapita y otra cervecita fue nuestro siguiente repostaje. Y todo muy rápido porque empezaba la carrera de Fórmula 2. Mucho ruido y pocas nueces, es decir, pocos adelantamientos. Como en la F1.

Y para finalizar, el plato fuerte. En la segunda carrera de WTCC, teníamos acceso al Pit Lane. Detrás de las azafatas de Monroe nos encaminamos a la recta de salida. Por un momento nos codeamos con pilotos, ingenieros, mecánicos y azafatas. Con un sol de escándalo fuimos viendo uno a uno cada coche y a sus pilotos. Nos paramos a desearle suerte a Jordi Gene, y cuando íbamos a por Sergio los seguratas nos despertaron de nuestro hermoso letargo. Había que abandonar la recta de salida. La carrera iba a comenzar. Finalmente el ganador fue otro Seat, pero esta vez el del portugués Tiago Monteiro.

Cuatro carreras separan a estos pilotos del final de temporada, y si puedo vuelvo a Cheste el año que viene.

Felipe Sierra.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.