Llevamos muchos días soportando el calor. Pero de verano, en realidad, no llevamos tanto. Y es que, aunque no lo parezca, entró el 21 de junio, tan sólo un par de días después de la última entrega de ‘Con el pelo rosa’. Y no se imaginan la de cosas que la pelirrosa tiene guardadas en la memoria para contarles desde entonces. Eso sí, casi todas relativas al viaje que esta periodista hizo a Ámsterdam con motivo de ReMaTec 2019, la décima edición de la feria de referencia especializada en productos remanufacturados de la posventa de automoción

ReMaTec es una feria pequeña pero con mucho encanto. Y Ámsterdam, por su parte, una ciudad inolvidable con unas cuantas particularidades como mínimo llamativas para el visitante español.

Y es que ReMaTec es una feria pequeña pero con mucho encanto. Y Ámsterdam, por su parte, una ciudad inolvidable con unas cuantas particularidades como mínimo llamativas para el visitante español.

En efecto, tal y como le confesé a Mónica Fuentes, quien acudió a la feria en representación de Lizarte (aunque ya es oficialmente parte de TC Matic), cuando me la encontré antes de entrar en el salón, era mi primera vez en la ciudad…

Pero no empecemos la casa por el tejado: lo primero es hablar de la feria. En relación a ReMaTec, efectivamente, debo admitir que es una feria pequeña. Y con pequeña quiero decir 12.500 metros de exposición que se traducen, para bien y para mal, en un único pabellón… Para bien porque, dado su reducido tamaño, se recorre pronto y esto permite abarcar más -asistir a más actividades, hacer más networking, etc.-. Para mal porque, claro, no es tan impresionante como Motortec o como, probablemente, es Automechanika Frankfurt (y digo probablemente ya que no he ido nunca).

No obstante, su tamaño no le resta ni importancia ni reputación, tal y como se explica en las informaciones del especial relativo a la feria. Y la organización tiene mucha culpa de esto: se preocupa de mejorar año tras año, de contar con ponentes de calidad y de organizar actividades suficientes. Y, por supuesto, también de cuidar muchísimo a la prensa.

En cuanto a Ámsterdam, ya adelanté que era una ciudad inolvidable con unas cuantas particularidades… Y eso incluye el pintoresco sistema para secar las manos de los baños del Centro de Convenciones RAI -el IFEMA de allí, para entendernos-. Ni secadores eléctricos ni papel para usar y tirar: un tejido reutilizable a modo de toalla que sale de una máquina dispensadora y pasa por las manos de todo aquel que acude al baño. Ideal para escrupulosos, estarán de acuerdo conmigo. Y luego está el tema de los saludos… Tal y como pude observar, el saludo cercano allí no consiste en dos besos, sino en tres.

Por otra parte, la archiconocida conciencia ecológica holandesa también está ahí: en Ámsterdam se viaja, fundamentalmente, en bici y en tren. La ciudad está adaptada para los ciclistas por completo. Y en cuanto a los trenes… Pues quizá lo más sorprendente sea que no tienen asignada una vía por línea, sino que comparten vías y hasta el más avispado podría confundirse. Y hasta ahí puedo leer…

Y cambiando de tema… Muy pronto, en poco más de una semana, se celebrará la tercera edición del partido de fútbol anual de AUTOPOS. Probablemente recuerden que el año pasado la Distribución empató con los Proveedores. ¿Se producirá el desempate en esta ocasión? Muy pronto se lo contaremos…

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.