Ya se han fabricado cinco millones de unidades del sistema start-stop de Bosch

0
Desde el inicio de su producción, a finales de 2007, se han fabricado cinco millones de motores de arranque start-stop de Bosch. En 2013, uno de cada dos vehículos de nueva matriculación en Europa dispondrá de este sistema. En el ciclo normalizado, el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono se reducen hasta en un cinco por ciento.

Bosch acaba de fabricar la unidad cinco millones de su sistema start-stop en su planta de Hildesheim (Alemania). La demanda de los fabricantes de automóviles por esta tecnología de ahorro de combustible ha ido aumentando continuamente desde que se inició su producción a finales de 2007. “Con el sistema start-stop se puede ahorrar mucho combustible sin que suponga un gran desembolso”, destaca Ulrich Kirschner, presidente de la División Starter Motors and Generators de Bosch.

En 2013 se prevé que uno de cada dos turismos de nueva matriculación en Europa dispondrá del sistema start-stop a bordo. En estos momentos, uno de cada tres automóviles se equipa con este motor de arranque. “Todos los fabricantes de coches utilizan en estos momentos la tecnología start-stop de Bosch, tanto en vehículos compactos como en limusinas del segmento alto e, incluso, en deportivos de gran potencia”, destaca el fabricante.

Incluso en el denso tráfico urbano, especialmente durante las horas punta, el potencial de ahorro energético es grande. “Sin embargo, el confort no se ve afectado por este ahorro. De ello se encargan una gran variedad de informaciones que proporcionan los sensores que son evaluadas por el sistema electrónico. Por ejemplo, un sensor de batería registra el estado de carga de la misma. El motor solo se apaga si se puede garantizar un arranque rápido del vehículo. Otro ejemplo es la temperatura en el interior del automóvil. Si todavía es demasiada baja o demasiado alta, el motor sigue funcionando para que se alcance la temperatura que el conductor ha regulado en el sistema de climatización. Un convertidor de tensión continua estabiliza la tensión a bordo en los arranques para garantizar el funcionamiento sin interrupciones de la radio, del sistema de navegación y de los dispositivos manos libres”.

“Para reducir aún más el consumo de combustible y, de esa manera, las emisiones de CO2, los ingenieros de desarrollo de Bosch seguirán aumentando paso a paso los tiempos de parada del motor. Al principio se apagará cuando el coche ya esté casi parado y, en un segundo paso, incluso, el motor se apagará durante la marcha, cuando el conductor deje de acelerar”, concluye Bosch.

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.