ZF trabaja en un sistema de frenado eléctrico pionero

0

ZF Aftermarket -empresa pionera en la tecnología de freno de estacionamiento eléctrico en el eje trasero en 2001- ha lanzado el primer freno de estacionamiento eléctrico delantero, extendiendo, dicen, la gama de sistemas de freno de estacionamiento eléctrico (Electric Park Brake – EPB) a una gama más amplia de vehículos.

De esta manera, con esta solución, la compañía alemana asegura que los fabricantes de automóviles podrán equipar vehículos más pequeños con “un sistema de frenado avanzado” y “diseñar su interior sin la clásica palanca de freno de mano o el pedal del freno de estacionamiento”.

Con el desarrollo de este sistema de frenado -cuya producción en serie se está llevando a cabo actualmente en Corea y China-, ZF ha conseguido, afirman, que esta tecnología se pueda instalar en clases de coches más pequeños. Por ejemplo, según explican, la palanca de freno manual puede ser reemplazada por un interruptor compacto, “creando más espacio en el interior y mayor libertad para el diseño interior”.

“La tecnología Front EPB de ZF es una verdadera innovación de la industria. Incluso los fabricantes de automóviles pequeños y muy pequeños ahora pueden usar el EPB con todas sus ventajas. Los conductores de automóviles se benefician de una mayor seguridad y comodidad”, señala Manfred Meyer, vicepresidente senior de ingeniería de la División de Seguridad Activa de ZF.

Pero no sólo. Y es que, además de la función clásica de freno de mano, el EPB, aseguran, “facilita el arranque en pendientes”, así como, en el tráfico de la ciudad o los atascos, este sistema “aumenta significativamente la comodidad de conducción gracias a la función de parar y continuar”. Asimismo, el hecho de una mayor distribución de carga estática en el eje delantero ofrece, dicen, “mayor seguridad ara estacionar el vehículo en pendientes resbaladizas”.

Por su parte, ZF explica que su Front EPB elimina los componentes necesarios para la operación manual del freno de estacionamiento dentro de los frenos de tambor y disco traseros, y sólo requiere pequeñas modificaciones en las pinzas del eje delantero a la vez que integra los componentes electrónicos y el software necesarios en una unidad de control ESC existente. Esto provoca que, según afirman desde la compañía alemana, se pueda reducir aún más el peso del sistema del vehículo del sistema de freno de estacionamiento manual trasero.

“Es un ejemplo más de cómo ZF adapta la tecnología que ha tenido éxito en el mercado a los requisitos específicos del vehículo y del mercado. De esta manera, transferimos las ventajas del producto del freno de estacionamiento eléctrico a otros segmentos de vehículos”, concluye Meyer.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.