Un registro limpio de polvo y paja

0
Sabemos que el sector de la posventa es estratégico para las redes de distribución con una aportación al resultado global de la concesión del 57%. Y no es palabrería. Tenemos cifras como estas que así lo acreditan, existe una feria propia, Motortec Automechanika Ibérica que lo ha atestiguado en su pasada edición y contamos con talleres muy profesionales, a sabiendas de que el sector no pasa por su mejor momento.

Sin duda la crisis, que dura ya cinco largos años está suponiendo un duro golpe para los talleres que deben  hacer frente a una importante caída de las ventas de automóviles y al envejecimiento progresivo del parque, dos factores que, sin duda, están condicionando los pasos y las operaciones. Y es que en los últimos cuatro años su actividad cayó un 19% y sólo el pasado año lo hizo en un 5,6%.

La aprobación en la recta final del año del primer PIVE, qué duda cabe, fue decisiva para que los concesionarios redujeran sus pérdidas en 2012, pero aún con esas las cuentas de las redes de distribución oficiales siguen marcando números rojos con una rentabilidad del -0,6% sobre facturación al cierre del pasado año. Sin duda, la guerra de precios para retener al cliente está derivando en un fuerte estrechamiento de márgenes que hace inviables muchos negocios.

Por ello, desde Ganvam venimos defendiendo con fuerza la puesta en marcha de un Plan Integral de Apoyo al Sector de la Posventa. Un plan que consiga, de verdad, revitalizar este área de negocio a veces tan eclipsado por la magia de los nuevos modelos y las envolventes estrategias comerciales de las marcas. El objetivo de este plan debe ser, sin ambages, aumentar la rentabilidad perdida y conseguir un redimensionamiento real del sector a sabiendas que en los registros actuales de talleres ni son todos los que están ni están todos los que son.

Así, si bien nadie se pone de acuerdo en determinar cuántos de ellos integran nuestro sector, todo apunta a que actualmente sobrepasamos los 45.000 talleres; otra cosa es asegurar que todos, sin excepción, cumplan con los criterios que tan duramente marcan las inspecciones de consumo. Entendemos que para estar en el mercado, hay que jugar sus reglas pero, insisto, todos debemos jugar a lo mismo.

No podemos consentir que siga habiendo talleres ilegales, centros clandestinos que al calor de la crisis se mantengan impunes en perjuicio de aquellos que cumplen con todas las normativas y garantizan la calidad de las reparaciones. Unas reparaciones, recordémoslo, que son fundamentales para garantizar la seguridad de nuestras carreteras.

Es necesario acabar con datos tan alarmantes como que durante el pasado año alrededor de un 20% de las operaciones de reparación y mantenimiento se efectuaran en talleres ilegales. Hablamos de competencia desleal, de pseudoprofesionales y de pérdidas anuales de más de mil millones de euros que alimentan la economía sumergida. Pérdidas para todos.

Por ello, nuestra labor como patronal está en la defensa de los intereses del sector, de su imagen y la de todos sus profesionales que operan conforme a la ley. Y por este motivo abogamos, como paso previo en ese plan de apoyo, por la creación de un registro oficial de talleres que permita conocer con exactitud el número de centros actuales de reparación. Necesitamos un registro fiable libre de polvo y paja, que permita inventariar aquellos talleres que realmente cumplen con sus obligaciones legales y fiscales.

Después, con  datos reales de nuestro mercado en la mano, avancemos. Avancemos sin miedo haciendo realidad ese plan, con nuevas iniciativas en torno a la Ley de Seguridad Vial como la que ya vio la luz hace dos años, con la colaboración de la DGT, que permite a los talleres desprenderse de coches abandonados sin represalias o responsabilidades. Un lastre que hasta hace poco tenían que sufrir y, lo peor de todo, costear.

Avancemos firmes en pos de la liberalización de las ITVs, con medidas como la eliminación de las incompatibilidades que impiden a los operadores del sector del comercio y reparación de vehículos participar; ampliemos el régimen de autorizaciones para crear nuevas líneas de inspección de ITV en las instalaciones de estos operadores. Hagamos de nuestras carreteras lugares más seguros con inspecciones que detecten aquellos coches que circulan sin los papeles en regla. La DGT ya lo está haciendo, gracias una vez más por colaborar activamente en ello.

Como vemos, son muchas las iniciativas en marcha. Y no son palabras vacías, hablamos de un plan tangible con contenido real y, lo más importante, que pronto podría traer importante beneficios al sector a tenor de los últimos movimientos acontecidos. Y hasta ahí puedo leer…

 

Juan Antonio Sánchez Torres es presidente de Ganvam

Elring

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.