Esperpento ferial

15

Con Motortec todavía de cuerpo presente, debilitado, sí, pero vivo, algunos habían empezado a repartirse su herencia, haciéndolo además con esperpento (”notable ridiculez”).

Con Motortec todavía de cuerpo presente, debilitado, sí, pero vivo, algunos habían empezado a repartirse su herencia, haciéndolo además con esperpento (”notable ridiculez”).

Porque esperpéntica fue aquella reunión para promover una feria en Barcelona tras la comida de diciembre de Ancera en Madrid, con el presidente de Cira (asociación de recambistas catalana) llevándose del brazo en plan misterioso a unos sí y a otros no a una habitación. Y porque esperpéntico ha sido anunciar una feria en Zaragoza, embarcando nada menos que al consejero de Industria de Aragón, sin el conocimiento de Sernauto, que es de donde tienen que salir los expositores (ni siquiera del presidente de su comisión de Recambios, Benito Tesier, fabricante maño para más inri) y convocando a la prensa por teléfono un día antes -además de complacerse en jugar con equívocos (insinuando que Automechanika podría tener algo que ver) que les acabaron dejando en evidencia-.

Pero Motortec efectivamente no estaba muerto, estaba de… ¿parranda? Pues no, estaba negociando su golpe de efecto: aliarse con Automechanika, dejando claro que Motortec o nada. Titulares del estilo de “Zaragoza planta cara a Madrid” amenazaban ruina casi al mismo tiempo que se escribían, probablemente fruto de dejarse llevar por las apariencias. Y Barcelona en años alternos, que es lo que se pretende, tampoco parece que tenga mucho más que hacer.

Porque lo que está en juego no es si la feria debe hacerse en Madrid, en Barcelona o Zaragoza, lo que está en juego es si se justifica en España una feria fuerte, y el camino para saberlo es el emprendido con el acuerdo entre Motortec y Automechanika. Otra cosa es que se puedan desarrollar certámenes de carácter regional, pero uno representativo del país depende de lo que sea capaz de dar de sí la alianza entre Ifema y Messe Frankfurt.

Surrealista
Y si lo de Barcelona cuesta explicárselo (los de la Fira se dejan llevar al huerto con mucha facilidad, ahí está su última intentona fallida asociándose con un grupo editorial en decadencia), lo de Zaragoza es surrealista, por la manera en que se han dejado embaucar sus responsables.

Cuento la historia: un día antes de su presentación en Madrid, recibo la llamada de Miguel Ángel Jorquera, conocido de muchos años y últimamente colaborador de Messe Frankfurt en España, entidad organizadora de Automechanika. Me llama y me dice que hay una presentación en un hotel de Madrid del gobierno de Aragón, “que va ser la bomba”. Al final me cuenta de qué va y le hago cinco preguntas: ¿A quién está dirigido el acto?”A la prensa”. ¿Y el sector? “Hemos invitado a alguna asociación”. ¿Sernauto? “No, no saben nada, y te pido que no les digas nada antes de mañana a las siete”. ¿Y tú, qué pintas ahí? “Colaboro con ellos”. ¿Está detrás Automechanika? “Podría estar más adelante”.

Pero aquello no me suena bien y empiezo a indagar, llegando a las siguientes conclusiones: que Automechanika y Feria Zaragoza habían estado negociando sin éxito; que Jorquera se aprovechó de su vinculación con Messe Frankfurt para “venderse” a Feria Zaragoza; que ya como su asesor aconsejó poner en marcha el proyecto para así terminar de convencer a Automechanika; que en todo momento quiso jugar con que la feria alemana estaba detrás; que el director de Automechanika se presentó en el acto para evitar equívocos conocedor de las intenciones de Jorquera; que éste no quiso que se supiera nada hasta que los hechos se consumaran no fuera a que le desmontaran su plan; que el consejero de Industria del gobierno de Aragón y demás responsables feriales se han visto arrastrados por expectativas irreales; y que después de que se hayan hecho las cosas tan mal va a resultar muy interesante observar cómo se intenta dar la vuelta a la situación. Qué país.

Elring

15 Comentarios

  1. ¡Madre mía la Esteban! que paranoia la suya, no ve ni torta con tanto odio royendo sus entrañas. Ya no le basta con tirarse al cuello del autor del blog, sino que ataca a cualquiera que opine igual que él, eso sí, desde la sombra, como las hienas, que es mucho más fácil y más “siciliano”. El li-bre-mer-ca-do, querida, fue el que, desgraciadamente, puso a la feria de Barcelona en su sitio, y el que ha acabado poniendo a Motortec también en el suyo, y eso, a pesar del apoyo incondicional de todos los medios de comunicación, sin excepción, e incluso, fíjate tú, de muchos lectores del País y de La Razón. Los expositores, “empresas soberanas” que llevan años dejándose la piel de feria en feria, tienen la clave, documentate tú y pregúntales a ellos.

  2. Lo bien que escribes y lo mal que entiendes, a pesar de estar mejor provisto de neuronas. Pero te pueden los prejuicios. Ya siento que vivas tan amargado. En fin. A ver cómo te lo explico, aunque ya sé que va a dar igual. Primero, sigo pensando lo mismo sobre lo mal que lo han hecho quienes han tenido la responsabilidad de gestionar Motortec, y sigo pensando lo mismo, o peor, sobre el director general de Sernauto. Segundo, un blog es un blog, y es más personal que incluso un artículo de opinión, así que claro que te cuento mi historia. Tercero, no critico que haya otras iniciativas, faltaría más, me vas a dar tú clases sobre libre mercado y otro tipo de libertades (como la de expresión, por ejemplo, que como ves aquí puedes ejercer); critico la manera en que se han hecho o se están haciendo las cosas. Y a Barcelona, sin ir más lejos, le falla la comunicación. Cuarto, respecto a los intereses (”espúreos”, dices, aunque la palabra no aparece en el diccionario -ahí sí que me has recordado a la Esteban-), se cree el ladrón… Yo no tengo más intereses que los de ser honesto conmigo mismo. Pero eso tampoco alcanzas a entenderlo. Y quinto, si no servimos para nada, ¿por qué le das tanta importancia a lo que decimos, que incluso llegas a afirmar que malogramos cuanto nombramos?

  3. Con la que cosas que has dicho y escrito de Motortec y Sernauto (de su director general). Es increible. Qué poca memoria tiene el sector. Ni te has tomado la molestia de “indagar” -siempre jugando a ser ese detective que nos salva la vida- qué propone cada uno de los proyectos en liza. No nos cuentas “la” historia. Nos cuentas “una” historia. La tuya, la que sirve a tus intereses más o menos espúreos. Y la cla, en patio de butacas, aplaudiendo. Algunos, no creas, con un currículo a sus espaldas, estudios incluso. Pero alérgicos al rigor. Al argumento. A la información. Al análisis de los hechos. Te compran las muletas, los anteojos. Y se los calzan tal cual. Por hastío, fatiga profesional, lo mismo da, al final, pereza intelectual. Compradores habituales de El País o La Razón. De neurona tirando a vaga. Con la que está cayendo, que haya tres iniciativas feriales, tres proyectos emprendedores es una bendición. El sector está mas vivo de lo que pretendéis reconocidos enterradores, gafes que malográis cuanto nombráis. No es esperpento, es mercado. Competencia. Palabras sin duda ajenas a quienes defienden mercados al estilo siciliano. Los expositores no salen ni deben salir de Sernauto. Recuerda: se llama competencia. Repite conmigo: li-bre mer-ca-do. Empresas soberanas que sopesan propuestas -no desde la información de tus medios porque no las presentas: tomas partido y repartes leña; sin información, sin datos-. Y deciden. ¿O es que decide Sernauto por ellas? Y que gane el mejor. Motortec habló con hechos en su última edición (no se sabe que haya hecho propósito de enmienda y no está claro quién tomará las decisiones en el nuevo invento hispano-alemán. Barcelona está haciendo un trabajo serio, de orfebre, entre las sombras de la Sagrada Familia. Y Zaragoza… Feria de Zaragoza es la institución ferial europea que más ha crecido en los últimos años. ¿Su especialidad? Aprovechar la decadencia o los errores de otras ferias nacionales. Documéntate, Miguel Ángel. Entretienes. Pero tus comentarios no sirven para tomar decisiones empresariales. No nutres. Parasitas.

  4. Primero agradecer tantos y tan buenos comentarios. Y luego dos cositas: una, que Jorquera está fuera de Messe Frankfurt. Y dos, que, como digo, el futuro “depende de lo que sea capaz de dar de sí la alianza” entre Motortec y Automechanika. Porque, efectivamente, el trato recibido por el expositor-cliente en Madrid ha sido indignante en muchos casos. Lo que quiero decir es que si este acuerdo no consigue revitalizar la feria será la excusa perfecta para que las multinacionales eliminen definitivamente de sus presupuestos una feria en España. ¡Pero claro que a Motortec le queda mucho por hacer!

  5. Me entristece este espectáculo. Los buitres revoloteando alrededor de la carroña. El problema es que ya no hay carroña, ni comida, ni nada. Algunos ya lo vimos hace años y se nos incrminaba por ello. Ahora que nos cuenten que tenemos salvar al sector una vez más…

  6. Miguel Ángel como siempre buena reflexión, reconozco que cuando oí la noticia me pareció un sin sentido, pero… a veces me sorprendo de lo fácil que es llevar al huerto a la gente.
    Por cierto, ¿qué pasará ahora con Jorquera y su relación con los alemanes?
    Un abrazo.

  7. Miguel Ángel, tal vez ya hayas olvidado una de las primeras máximas del periodismo: “Los hechos son sagrados, las opiniones son libres”. A mi me da la impresión de que nunca la habías oido, al menos no la aplicas mucho; ya que a menudo confundes los hechos con la opinión, y no te sonroja decir que la objetividad es inexistente… Sobran las palabras

  8. La objetividad no existe ….. menuda declaración de principios. Y esa defensa de la libertad de expresión me ha encantado, … pareces Aguila Roja, el defensor de la honestidad y la verdad. Motortec es tan solo una feria, pero tu estás obsesionado, no se si con su directora o con que. A ti te mueve el dinero y punto, por mucho que lo disfraces. Lo mismo que cuando criticabas a las agencias. De cliché nada. Cliché es llamarle cliché a las opiniones contrarias a la tuya. Y no mezcles a Pellegrini con esto. de fútbol sabes aún menos que de todo esto.

  9. Ya no sé qué pensar, porque ya solo me faltaba que me critiquen algo y lo contrario, como es el caso. En qué quedamos, ¿he salido en defensa de Motortec o al revés? Igual ni una cosa ni la otra. Pero te diré Alberto que efectivamente mis artículos no son objetivos, nunca han pretendido serlo, es más, creo que la objetividad (que es no dejarse influir por consideraciones personales, y ya me dirás quién no lo hace) no existe. Lo que procuro ser es honesto, actuar conforme a mis principios, a mi manera de entender las cosas, y no en función de objetivos interesados, aunque pudieran ser los míos. Y luego lo de la “crítica constante a quien no es de tu cuerda”. Eso es un cliché, que no por repetido es más cierto. ¿Qué es crítica constante? La que hace el Marca con Pellegrini, por favor. ¿De mi cuerda? Pues lo mismo te digo, aplico los mismos criterios, así que afortunadamente no me equivoco mucho, porque no me mueven los muchos intereses que sí mueven a otros. Piensa: ¿a mí que me favorece?, ¿llevarme bien con toda iniciativa ferial que aparezca para conseguir inversión publicitaria o cerrarme la puerta antes de nada? Otros solo critican cuando no han recibido lo esperado, nosotros, no, porque sin ir más lejos fuimos el medio especializado que más inversión recibimos por parte de Motortec antes de la última edición. ¿Cómo explicas entonces nuestras críticas? Es difícil, verdad. De hecho, aunque pudieran responder a lo que dices de aquel homenaje, que ya ni me acordaba, sería mucho más loable anteponer la defensa de la relevancia de los medios en nuestro sector que callarme porque me han llenado el bolsillo. A veces, sinceramente, creo que nos dejamos llevar por el camino fácil del cliché y analizamos muy poco, pero que muy poco.

  10. La dirección de Motortec ha conseguido que, incluso en el entorno actual, la Feria exista. Sin duda ha tenido fallos, como todos. Para mi lo peor ha sido que se discriminaba entre los expositores, recibiendo algunos un trato mas favorable. Lo de Automechanika ha sido un buen golpe de efecto, aunque no se en que quedará. Ifema, al menos, ha actuado. Realmente hicieron mal en no invitarte a aquel ridículo homenaje a los de la Comisión del Recambio, no se lo perdonas. Tus artículos, no se si prensa rosa, amarilla o que, resultan entretenidos, pero no son objetivos. Medios como el tuyo son necesarios, pero la crítica constante, sobre todo a quien no es de tu cuerda, no favorece al sector.

  11. Chapucero. !Así es este país de gente que tiene que figurar porque sí! Una vez se suben al caballo ya no quieren bajar. Dicho esto, digo yo que también es hora de que Ifema-Motortec se plantee bajarse un poco del caballo. Que se alíen con Automechanika está muy bien, pero no creo sinceramente, que eso vaya a solucionar los problemas de la feria de nuestro sector: cara, poco público objetivo nuevo, un trato al expositor-cliente que en nuestros negocios no daríamos ni al peor de nuestros clientes…etc., etc. Quizás sí se mejore la proyección internacional, que digo yo que tampoco es muy lógico, teniendo Automechanika y a Automechanika Frankfurt, que es la feria por la que apuestan la mayoría de las empresas y esa sí tiene una convocatoria internacional. Antes de decantarse y decir: ¡Viva, Motortec salvado! me gustaría ver qué proponen de nuevo.

  12. Mencionas las palabras esperpento y surrealista. Además, yo añadiría demencial. Más allá de las triquiñuelas, politiqueos soterrados, supuestas alianzas que no acabo de entender (sobre lo que no voy a opinar porque sin duda no conozco todos los detalles), hay algunas preguntas que ninguno de los supuestos organizadores, o aspirantes a organizadores, se han hecho de forma sería. Primero: a quién va destinada una feria de este tipo (y no vale contestar a todo el sector). Aunque sin duda el resultado de una buena feria redunda de forma beneficiosa al conjunto del sector. Me refiero, a los expositores (que son los que pagan y sustentan en gran medida la organización del mismo). Si miramos a 1991, año del primer Motortec , el perfil de lo expositores ha cambiado totalmente con respecto a la última edición. Segundo: ¿hay cabida en función de a quién vaya dirigido una feria que represente al mercado español, teniendo en cuenta París y Frankfurt? No es una pregunta banal. Si la feria es de fabricantes en su mayoría, y dada la situación, ya se ha visto en los últimos años como las “fuerzas gravitatorias” hacen que la balanza se incline hacia las dos ciudades europeas, si la feria es una mezcla (y esto no tiene connotación negativa), olvidémonos de ser un referente en Europa. Tercero: si además de lo menciando no existe una claridad sobre lo que tiene que ofrecer una feria sectorial, (quizás esta debería haber sido la primera pregunta) instalaciones, comunicaciones, capacidad de convocatoria, eventos, precios y servicios, etc. nadie, cualquiera que sea el público objetivo (me refiero aquí a los expositores principalmente), podrá hacer un mínimo cálculo en el retorno de la inversión, que no es poca cosa. En fin, lo dicho, esperpéntico, surrealista y demencial. Como dice el famoso chiste: ¡a ver si nos organizamos…!

Dejar respuesta

Introduce tu comentario!
Introduce tu nombre
Información sobre protección de datos
Responsable: Market Version Press.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Destinatarios: Tus datos se alojarán en los servidores de CDMON 10DENCEHISPAHARD, S.L. (UE).
Contacto: prensa@autopos.es
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.